Derechos laborales

Cotización, paro... los efectos de dejar un trabajo de forma voluntaria

Aunque el empleado tiene derecho a dimitir, existen ciertas obligaciones que debe tener en cuenta antes de comunicarlo, lo más importante es hacerlo correctamente para evitar problemas posteriores.

dimision, baja voluntaria, trabajo
Qué consecuencias tiene para el trabajador una baja voluntaria.
©[Wutzkoh] a través de Canva.com

Puede haber múltiples razones para despedir a un empleado, tanto en contratos indefinidos como en los temporales. Para ello debe haber causas objetivas que demuestren la razón por la que prescinde del trabajador.

Desde no conseguir los objetivos previstos, como la ineptitud del trabajador o la falta de adaptación a las modificaciones técnicas operadas en su puesto de trabajo. 

Sin embargo, cuando un despido es improcedente porque no se dan razones suficientes para ello, puede suponer una indemnización o incluso la obligación devolverle el puesto al afectado. ¿Pero qué consecuencias tiene para el trabajador pedir una baja voluntaria?

Plazos para presentar la baja

Presentar una dimisión es un paso muy importante que hay que pensar fríamente debido a sus consecuencias. Cualquier trabajador puede romper la relación laboral sin necesidad de justificarlo, aunque es necesario comunicarlo con tiempo.

Tanto las personas que tengan un contrato indefinido como aquellos que sea temporales o cuenten con un contrato de prácticas pueden dejar voluntariamente el puesto.

El plazo de preaviso suele establecerse en el Convenio Colectivo del trabajador, aunque por lo general son 15 días naturales. Igualmente es importante comprobarlo en el documento, ya que algunos sectores establecen hasta 30 días de aviso previo.

Si no se cumple con este plazo la empresa podría descontar o reclamar esos días en el finiquito. Igualmente, si el trabajador decide retractarse podrá hacerlo durante el periodo del preaviso. La empresa tendrá que aceptar esta nueva decisión a excepción de posibles perjuicios como haber contratado a otra persona para dicho puesto.

Cómo comunicarlo y otros derechos

Se puede realizar tanto de forma verbal como escrita, pero la segunda es la más recomendada. El empleado tendrá que hacer una carta escrita, por duplicado, entregando una a la empresa y otra para él. 

Ambas copias deberán ser selladas para mostrar la aceptación de la empresa, si no quisieran hacerlo deberá enviarla por burofax. La negativa podría conllevar un despido improcedente.

Hay que recordar que la dimisión no está sujeta a una indemnización y que siempre debe ser voluntaria. En caso de presiones o engaños podría invalidarse, por lo que lo más conveniente es denunciar.

Tampoco será necesario comunicar un preaviso cuando se encuentra en el periodo de prueba, aunque es conveniente para mantener una buena relación con la empresa. Estas fechas pueden ser diferentes en cada concreta, lo habitual suele ser un mes de duración.

Derecho a paro

El trabajador siempre tendrá derecho a la liquidación por los días trabajados y no cobrados, pero no a pedir una indemnización ni tampoco podrá acceder al paro.

Como no se considera una situación legal de desempleo no hay posibilidad de acceder a una ayuda del SEPE. Por tanto, para poder cobrar una prestación por desempleo será necesario ser despedido o finalizar el contrato.

Sin embargo, desde la página web del SEPE aseguran que esta situación se revierte cuando el trabajador se incorpora a otro puesto de trabajo y finaliza el contrato. Con el objetivo de evitar fraudes el plazo mínimo es de tres meses desde la dimisión anterior.

Es importante recordar que al dejar un trabajo y no tener acceso al paro no continuarás cotizando. Lo cual genera una laguna en el periodo de cotización exigido para acceder a la pensión de jubilación. 

Con el fin de evitarlo es posible acogerse a los convenios especiales con la Seguridad Social. Es decir, acceder a una serie de acuerdos suscritos de forma voluntaria por los trabajadores con la Seguridad Social para poder generar, mantener o ampliar el derecho a prestaciones. Hay que recordar que será necesario pagar las cuotas correspondientes.

Mostrar comentarios