Domingo, 15.09.2019 - 04:15 h
Falta menos de un siglo

¿Cómo será el planeta cuando la población mundial deje de aumentar?

Las personas tendrán cada vez menos hijos y esto lo cambiará todo. El planeta será muy diferente de lo que es ahora.

Cómo alimentar a 10.000 millones de personas en el año 2050.
Las personas cada vez tendrán menos hijos y la cantidad de humanos en la Tierra bajará. 

"En 1800 habían 900 millones de personas en la Tierra y para 1900 eran 1.600", afirma Joe Pinsker en un artículo en The Atlantic. Desde que los avances en la medicina y la producción de comida han mejorado, la población mundial ha crecido a pasos agigantados. En estos momentos hay alrededor de 7.700 millones de personas en el mundo. Sin embargo, falta menos de un siglo para que esta cifra deje de aumentar.

Pinsker cuenta que los demógrafos auguran que para 2100 la población mundial va a rondar los 11.000 millones y después disminuirá. Y esta esta vez "no será por ninguna tragedia o enfermedad", como lo que ocurrió en Europa durante la Peste Negra. Según Tom Vogl, un economista y experto en desarrollo de la Universidad de San Diego, este declive se dará porque "las personas no van a tener tantos hijos". Un cambio que vendrá como consecuencia de "los mejores niveles de educación y el incremento salarial que verán las mujeres, en especial de los países más pobres". 

Remarca Vogl que las predicciones demográficas suelen ser "bastante certeras" porque se conocen los datos actuales y se "pueden predecir ciertas tendencias" a raíz de lo estudiado. "Durante los próximos cien años la población mundial llegará a su punto máximo y luego caerá". 

¿Cómo será el mundo para ese entonces? 

El experto comenta que probablemente "África será la región más con más habitantes del mundo, el Islam será la religión más grande y la población será más vieja". Cifras de las Naciones Unidas estiman los 146 millones de personas mayores de 80 que hay ahora pasarán a ser 881 millones en 2100 y "la edad media pasará de los 31 a los 41 años".

Un importante problema para los países serán las pensiones, señala el demógrafo. Además, "todo el sistema familiar y social cambiará, y esto puede alterar la manera en la que nos relacionamos". Un sociólogo de la Universidad de Cornell confirma estas predicciones y añade que este cambio tendrá "consecuencias económicas y emocionales" para todos. "En especial se verá un cambio en la juventud, que basa sus comportamientos en lo colectivo y suelen buscar la vida social". 

Además ambos expertos coinciden en que estos cambios se darán en todo el mundo pero no al mismo ritmo y que todo depende también de los cambios "del planeta en sí". Los dos afirmaron estar muy preocupados por el actual daño al medio ambiente y señalan que este factor "puede cambiarlo todo". 

Ahora en Portada 

Comentarios