Miércoles, 19.12.2018 - 15:21 h
Lo hacen para ganar más

Cuánto menos gana un CEO más propenso es a realizar despidos

Un estudio asegura que los CEO “mal pagados” respecto a sus colegas tienen cuatro veces más probabilidades de anunciar despidos 

Despedir puede conducir a tener un mayor salario. / Pixabay
Despedir puede conducir a tener un mayor salario. / Pixabay

Los CEO a los que se les paga menos que a sus pares tienen cuatro veces más probabilidades de participar en despidos.

Es la principal conclusión de un estudio dirigido por Scott Bentley, profesor de la Binghamton University, que ha comparado los salarios de los CEO de empresas financieras, tecnológicas y manufactureras del S&P 500 y los anuncios de despidos durante un periodo de más de 20 años.

Pero ¿qué tiene que ver el salario de un CEO con su propensión a acometer despidos? “Entre las decisiones estratégicas que un CEO puede tomar que podrían conducir a tener un salario más alto, despedir es una de las más fáciles de tomar”, asegura Bentley en el comunicado de presentación del estudio. “En relación con otras decisiones, como fusiones o adquisiciones, los despidos generalmente no necesitan la aprobación de los accionistas, la junta o los reguladores, y no se demoran años. Los despidos se pueden acometer de la noche a la mañana”.

Ajustando el análisis para eliminar una serie de factores diferentes que podrían influir en una oleada de despidos (condiciones de la industria, tamaño de la empresa, rendimiento…), los investigadores observaron que los CEO “mal pagados” tenían cuatro veces más probabilidades de anunciar estos.

Cuidado con un CEO que se considera infravalorado

“En cierto modo, los CEO son como cualquier otro tipo de empleado”, explica Bentley. “Compararán su salario con el de los que le rodean”, dijo Bentley. “La diferencia es que el empleado promedio no puede tomar decisiones estratégicas para la empresa que influyan en su propio salario. Los ejecutivos sí pueden”.

Al investigador no le ha sorprendido tanto que exista una relación entre la voluntad de un CEO de ganar más y los despidos (esto, al fin y al cabo, es pura lógica capitalista), sino como esta voluntad desaparece cuando estos creen estar cobrando lo mismo que el resto de los directivos en su misma posición.

Cobrar más es la principal motivación para despedir a gente. / Pixabay
Cobrar más es la principal motivación para despedir a gente. / Pixabay

“En el momento en que al CEO se le paga igual que a sus pares, el efecto desaparece”, explica Bentley. “Descubrimos que hay una enorme caída en la probabilidad de anunciar despidos una vez que su salario es relativamente igual o mayor que el de sus pares”.

Una estrategia que no siempre funciona

Los CEO creen que el ahorre de costes que supone un despido acabará repercutiendo positivamente en su salario, pero esto no siempre ocurre. Si bien el salario del CEO suele aumentar tras una oleada de despidos, si estos no impactan en la cuenta de resultados de la compañía y los accionistas no se benefician de ellos el salario del directivo puede no subir.

En opinión de Bentley, este tipo de hallazgos muestran la importancia de mejorar la gobernanza de las empresas y la alineación de los intereses del CEO con el de los accionistas y empleados.

“Si bien no podemos necesariamente restringir el comportamiento o las motivaciones de un CEO, puede haber formas de restringir la forma en que son recompensados por decisiones como los despidos”, concluye el invest

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios