Jueves, 19.09.2019 - 12:05 h
Menos estresa, más aburre

Cuánto tiempo libre hay que tener para ser feliz: vale con dos horas y media

Un estudio de dos escuelas de negocio estadounidenses aseguran que existe una cantidad de "tiempo discrecional" óptima para la satisfacción vital

Se entiende por tiempo libre aquel en el que hacemos lo que nos da la gana. / Pexels
Se entiende por tiempo libre aquel en el que hacemos lo que nos da la gana. / Pexels

Si nos preguntan cuánto tiempo libre queremos tener en nuestra vida probablemente contestemos que todo el que se pueda. Al fin y al cabo, por mucho que te guste tu trabajo, ¿no preferirías tener un control absoluto sobre tu tiempo? Pero si lo pensamos fríamente, no es tan sencillo contestar a esta pregunta.

Todos hemos pasado alguna temporada en nuestra vida ya sea por enfermedad o desempleo en el que hemos tenido mucho más tiempo libre, pero no hemos podido disfrutarlo. Pero es que, ni siquiera estando en perfectas condiciones de salud y con la vida resuelta parece posible aprovechar un tiempo libre infinito. ¿Si no por que razón los jubilados se ponen a estudiar una carrera o hacer voluntariado? Sencillamente, no soportamos tener demasiado tiempo libre.

Esta es la principal conclusión a la que ha llegado un reciente estudio firmado por investigadoras de la UCLA Anderson School of Management y la Wharton Business School, que ha analizado cuándo tiempo libre nos brinda una mayor felicidad.

Las investigadoras han estudiado la relación entre la satisfacción vital y la cantidad de “tiempo discrecional” que la gente tenía: esto es, el tiempo en que, estando despiertos, hacían lo que querían, ya sea ver la tele, socializar, ir al cine, pasar tiempo con la familia o estar sentado en el sofá.

Las autoras han estudiado los datos de 35.000 estadounidenses y han visto que la satisfacción vital alcanza su punto máximo cuando se tiene en torno a dos horas y media de tiempo libre por día. Este tiempo aumenta, no obstante, entre las personas que no trabajan (ni están buscando empleo): en este caso la cantidad óptima fue de cuatro horas y 45 minutos.

Gran parte de nuestro tiempo libre entre semana lo gastamos con la tele. / Pexels
Gran parte de nuestro tiempo libre entre semana lo gastamos con la tele. / Pexels

¿Es demasiado tiempo libre?

El estudio trata de apuntar una correlación entre el tiempo libre y la satisfacción vital y, aunque no se ofrece ningún resultado definitivo, se aventuran posibles explicaciones.

Las investigadoras pidieron a los participantes que imaginarán cómo sería tener más tiempo libre y cómo se sentirían respecto a ello. “Lo que encontramos es que nos sentimos estresados, y tal vez eso sea obvio”, explica la coautora del estudio Cassie Mogilner Holmes en 'The Atlantic'. “Pero, curiosamente, ese efecto desaparece, el rol del estrés, una vez que se alcanza el punto óptimo”. Después de ese punto, explica Holmes, los sujetos comenzaron a decir que eran menos productivos. En definitiva, empiezan a sentir que tienen demasiado tiempo libre.

¿Demasiado tiempo libre? ¿A qué estamos jugando? Al fin y al cabo, que puedas disponer de tu tiempo no significa que no hagas nada. Y aquí entramos en el terreno de la cultura. Quizás el simple hecho de que pensemos que se puede tener “demasiado” tiempo libre es un constructo social, que tiene que ver con lo mal visto que está no trabajar –algo que solo ocurre desde que se inventó la agricultura–. Pero ¿qué implica realmente “trabajar”? ¿No se puede trabajar sin un horario fijo disponiendo del tiempo a nuestro antojo?

Sea como fuere, lo que pretenden estos estudios es averiguar de que forma el tiempo libre tal como hoy lo entendemos puede mejorar nuestro bienestar, y en este sentido, explica Holmes, quizás no solo importa su duración, sino también el momento en el que lo disfrutamos, algo que será objeto de futuras investigaciones. Por ejemplo, ¿es mejor agruparlo al principio o al final del día? Y, a mayor escala, ¿seríamos más felices trabajando de forma más intensa cuatro días y teniendo un fin de semana de tres? ¿Es mejor tener menos periodos de vacaciones, pero más largo o repartir los días libres a lo largo del año? Son preguntas cuyas respuestas podrían hacer que mejorara sensiblemente nuestra satisfacción vital.

Ahora en Portada 

Comentarios