Jueves, 19.09.2019 - 07:09 h
Espacios de trabajo del siglo XXI

Cuatro grandes beneficios de los espacios verdes y ecológicos para una empresa

Un estudio de paisajismo especializado en jardines corporativos señala las claves de que las empresas integren la naturaleza en las oficinas.

Un jardín en unas oficinas
Un jardín en unas oficinas.

Las oficinas de hoy ya no son como las de antes. Ninguna compañía quiere un entorno gris y frío para sus trabajadores. Los espacios verdes han ido ganando fuerza como un elemento fundamental dentro de las oficinas y los grandes complejos empresariales. No solo por una cuestión estética, sino por una corriente alineada con cuestiones tan importantes como la sostenibilidad o la productividad.

Un buen ejemplo de esta tendencia es el Distrito Telefónica. Quien lo haya visitado alguna vez habrá comprobado que cuenta con una gran presencia de espacios verdes y un gran lago en el centro del complejo. Otro ejemplo es el Parque Empresarial Millenium, con amplias zonas ajardinadas y presencia de palmeras; o la Sede Iberdrola, rodeada de césped y situada a la orilla de la ría de Bilbao.

Al hilo de esta tendencia, el estudio de paisajismo especializado en jardines corporativos Fernando Pozuelo Lanscaping Collection ha identificado las cuatro claves que están llevando cada vez a más empresas a integrar la naturaleza en las oficinas.

1- Productividad

La primera causa por la que las empresas están apostando por integrar mejor la naturaleza en sus oficinas es una cuestión que afecta directamente a sus números: la productividad. Un equipo de investigadores de la Escuela de Psicología de la Universidad de Cardiff realizó un estudio que demostraba que aquellos espacios que contaban con zonas verdes hacían que los trabajadores se sintieran más concentrados, con una mejora en su productividad de un 15% respecto a aquellas oficinas que no apostaban por esta tendencia. 

Además, según una encuesta elaborada por YouGov entre más de 16.000 personas de todo el mundo, 7 de cada 10 personas aseguran que la luz natural tiene una influencia positiva en su productividad, por lo que es importante no descuidar este elemento y apostar por espacios abiertos, jardines interiores, zonas al aire libre, etc.

2- Bienestar del empleado y retención de talento

El bienestar de los empleados se ha convertido en una de las grandes prioridades para las empresas, puesto que es la mejor forma de retener talento. Pero cuidar a los empleados va más allá de realizar actividades de Team Building o que haya gimnasio en la oficina. Esta tendencia verde en los entornos empresariales tiene vital importancia de cara a paliar el trastorno por Déficit de Naturaleza (TDN), un sentimiento de desconexión con los entornos naturales que nos produce estrés o irritabilidad.

Investigaciones recientes demuestran que la incorporación de plantas a la oficina no solo tiene beneficios directos en el bienestar físico, como reducir los dolores de cabeza, la calidad del aire o la irritación ocular, sino que mejoran con creces el estado anímico. Según un estudio realizado por la Universidad de Sidney, la presencia de plantas en el trabajo también llega a disminuir hasta un 58% la depresión, un 37% la ansiedad, un 38% la fatiga e incluso en un 44% la agresividad.

3- Sostenibilidad

La sostenibilidad se ha convertido en un elemento clave para todas las compañías. No solo de puertas para afuera, para controlar la forma en la que su negocio impacta en la sociedad, sino de puertas para dentro. Son muchas las compañías que tratan de que todos los recursos que utilizan sean renovables. Incluso existe una iniciativa de la UNESCO, el “Movimiento de oficina verde”, que promueve un modelo de oficina sostenible.

Un buen ejemplo de esta tendencia es, por ejemplo, el gigante tecnológico Google, que en 2019 y por segundo año ha conseguido que el 100% de la energía que utiliza sea de renovable. De esta forma, las compañías apuestan cada vez más por espacios que sean un fiel reflejo de ese compromiso con el medio ambiente, con grandes zonas verdes y plantas. Siguiendo con el ejemplo de Google, esta compañía, que cuenta con amplias extensiones de terrenos verdes en sus oficinas de Mountain View, decidió hace ya hace más de siete años que las encargadas de cortar el césped fueran 200 cabras, en un ejemplo perfecto de la naturaleza al servicio de los entornos corporativos.

4- Imagen

Una oficina es, en primer lugar, la cara visible de una empresa. Contar con un espacio de trabajo que no sea únicamente grande o que esté a la vanguardia tecnológica, sino que cuente con un diseño cuidado aporta un elemento diferencial que ayuda a que la compañía sea percibida de mejor manera. Esto puede llevar incluso a conseguir más clientes. En este sentido, las plantas juegan un papel fundamental en la decoración de un espacio, ofreciendo muchas posibilidades de diferenciación. 

Una de las mayores compañías del mundo, Apple, consiguió que todo el mundo hablase de su nueva sede, el Apple Campus 2, precisamente por su diseño singular y apuesta por los espacios verdes: un gigantesco edificio con forma de círculo, en cuyo interior se encuentra un gigantesco jardín con una amplia extensión de césped, lago y un pequeño bosque.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios