Derechos laborales

¿Me pueden despedir estando de baja? Los casos en los que no está permitido

A menudo las empresas deciden prescindir de un empleado con incapacidad temporal, pero ¿hasta qué punto es legal y cuándo no puede hacerlo?

Baja laboral, enfermedad, trabajo, empleado
¿Me pueden despedir estando de baja? Los casos en los que no está permitido.
Pixabay

¿Me pueden despedir estando de baja? La mayoría de las personas consideran erróneamente que la empresa no puede prescindir de un empleado con incapacidad temporal: si bien es cierto que la baja de un trabajador no se puede utilizar como causa para rescindir el contrato, si la empresa presenta una razón objetiva, independiente a su incapacidad laboral, el despido si sería procedente. Entonces, ¿existe algún caso en el que la empresa no pueda despedir a un trabajador que está de baja?

Tal y como explica Luis San José Gras, socio del área de Derecho Laboral de AGM Abogados, "tanto el Tribunal Constitucional como el Supremo han dictado sentencias conforme el despido de un trabajador estando de baja y no pudiendo demostrar los hechos de la carta de despido por parte de la empresa será declarado improcedente. Aunque existen diversas sentencias de Juzgados de lo Social, que vienen a determinar que un trabajador en baja por enfermedad 'larga' puede considerarse que estamos ante un despido nulo".

De hecho, desde el pasado mes de febrero el Gobierno ha ampliado los supuestos en los que el despido de un trabajador que está de baja es ilegal. "Antes, el artículo 52 d) del Estatuto de los Trabajadores permitía la extinción del contrato de trabajo por parte de la empresa, a través de un despido objetivo, por faltas de asistencia de la persona trabajadora que, aunque justificadas, alcanzaran el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre y cuando el total de faltas de asistencia en los 12 meses anteriores alcanzara el 5% de las jornadas hábiles o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses", según San José.

"Ante ello, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) , advirtió a España de que la modalidad de despido objetivo por faltas de asistencia iba en contra de la directiva europea sobre prohibición de discriminación por razón de discapacidad e infringía el principio de primacía del derecho europeo. Así, y mediante el Real Decreto Ley 4/2020, de 18 de febrero, se derogó el despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo, quedando zanjado el polémico artículo del Estatuto de los Trabajadores. Ahora, lo único que queda vigente en nuestro ordenamiento laboral en cuanto a las faltas de asistencia es el artículo 54.2 a) que regula la causa del despido disciplinario por faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo", explica San José.

¿Está obligada la empresa a readmitir a un empleado?

Pero ¿qué pasa cuando se produce un despido en estos términos? ¿Está obligada la empresa a readmitir al trabajador si se demuestra la improcedencia del despido estando de baja? "Salvo que la persona trabajadora sea representante legal de los trabajadores o sea delegado sindical -que en este caso la opción por la readmisión en un despido es del mismo representante legal de los trabajadores o delegado sindical-, por lo general, y según el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores y artº. 110 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social, cuando un despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de una indemnización", añade el experto.

"Así, esa opción entre pagar la indemnización o readmitir a la persona trabajadora es del empresario, que tendrá que expresarlo por escrito o por comparecencia ante el Juzgado que ha dictado la Sentencia en ese plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia que declare el despido como improcedencia", concluye.

Mostrar comentarios