Miércoles, 16.10.2019 - 18:34 h
Nos mueven nuestros recuerdos de infancia

Un estudio demuestra que la nostalgia es el arma más poderosa de Disney

Con motivo del estreno del servicio de Disney Plus, una investigación señala que el 42% de quienes planean suscribirse lo harán por su niñez.

Un fotograma de la película 'El Rey León' (2019)
Un estudio demuestra que la nostalgia es el arma más poderosa del marketing. Un fotograma de la película 'El Rey León' (2019). / Disney

¿Por qué la industria del cine se empeña en apelar una y otra vez a nuestra infancia? Muy sencillo, porque funciona. La última temporada de 'Stranger Things', así como las decenas de 'remakes' que se han realizado en los últimos años lo evidencian. En el caso de Disney, la fórmula es todavía más agresiva, rehaciendo clásicos de dibujos animados como 'La bella y la bestia', 'El libro de la selva' o 'Aladdin' con personajes de carnes y hueso. E, incluso en su último éxito, 'El rey león', la compañía ha llegado a replicar casi plano por plano la original, pero esta vez en 3D. Ahora, coincidiendo con el inminente lanzamiento del servicio en 'streaming' Disney Plus, un estudio acaba de demostrar que la nostalgia es el arma más poderosa del marketing.

Esa parece ser la razón detrás de la aparente falta de ideas nuevas en buena parte de la industria del cine que, en lugar de tratar de crear nuevas historias, personajes o héroes, prefiere reeditar taquillazos de hace décadas. Hay decenas de ejemplos en los últimos años: desde el cuestionado 'remake' de 'Desafío total' hasta la tercera trilogía de 'Star Wars' que precisamente Disney finiquitará estas Navidades... simplemente para poder empezar otra nueva trilogía que ya está prevista para 2022, 2024 y 2026.

La nostalgia funciona y es tremendamente rentable, al menos si eres Disney, tal y como apunta este artículo de 'Inc'. Según una nueva encuesta de GlobalWebIndex sobre el próximo servicio de streaming de la compañía (llamado Disney Plus y que se lanzará el 12 de noviembre en EEUU), el 42% de las personas en los resultados de la encuesta afirmaban que estaban dispuestos a suscribirse al servicio simplemente porque el contenido les recuerda a su infancia.

El factor emocional de una compra

Cualquier estrategia de marketing de cualquier producto o servicio tiene como uno de sus objetivos fundamentales generar fidelidad en el consumidor. Para ello, la identificación con una marca o unos valores suelen ser dos de los aspectos en los que más se trabaja a la hora de vender. Y lo hacen tanto Disney como el tendero de tu barrio cuando te regala un ramito de apio cuando te llevas tres kilos de tomates. Ambos tratan conseguir lo mismo: que vuelvas.

Porque, aunque la encuesta solo se refiera a Disney, el principio general es igualmente válido sin importar lo que esté vendiendo: los clientes compran algo cuando sienten una conexión emocional con lo que están comprando. Y, en el caso de Disney, esa conexión emocional es la infancia, porque la marca Disney es uno de los símbolos más universales de la nostalgia por los recuerdos de la infancia. Independientemente de tu edad, es probable que hayas disfrutado de sus clásicos en algún momento de tu vida: desde los que estaban doblados en español latino antes de los 90, hasta los que están grabados en tres dimensiones.

En este sentido, Disney Plus ofrecerá a partir de noviembre cientos de películas y series que muchos de nosotros experimentamos como niños. Por eso, Disney está apostando todo a que sus potenciales clientes desean ver de nuevo esos clásicos por la nostalgia que sienten... y a que muchos de ellos se registrarán solo por esa razón. Por suerte para Disney, eso es exactamente lo que los consumidores aseguran que harán. Y, si no, probablemente veamos un nuevo 'remake' dentro de poco. De momento, 'La Sirenita' y 'La dama y el Vagabundo' son las dos próximas adaptaciones que Disney estrenará.

La hegemonía de Netflix, en peligro

Una de las consecuencias directas del lanzamiento de Disney Plus es que su amplia oferta de contenidos -además de los clásicos y de Star Wars, es propietaria de los derechos cinematográficos del universo Marvel- podría suponer una verdadera amenaza para la hegemonía de Netflix, al menos en EEUU. De hecho, la empresa empieza a estar en problemas, ya que esperaba ganar 300.000 clientes en Estados Unidos entre abril y junio. En su lugar, perdió más de 100.000, lo que hizo que el valor de la acción cayera y se prendieran las alarmas.

En este sentido, Disney tiene un gran conglomerado de grandes productoras, entre las que se incluyen Fox, LucasFilm, ESPN, 20th Century Fox o Marvel, lo que hace presuponer que ninguna de las producciones que lleven sus sellos serían transmitidas en Netflix una vez el servicio de streaming Disney Plus llegue a los hogares a finales de este año.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios