Martes, 23.04.2019 - 22:46 h
No vayas de listo

El color que nunca debes vestir en una entrevista de trabajo (y cuáles sí)

La ropa también tiene su importancia a la hora de ser valorado en el puesto laboral... así que mejor no dar la nota en la oficina.

¿Qué color elegir? / Pexels
¿Qué color elegir? / Pexels

La vestimenta que lleves a una entrevista de trabajo no es la parte más importante para ser el candidato escogido: siempre que no llames la atención para mal.

Un informe de Career Builder, publicado en 2013, preguntó a 2.099 directivos de recursos humanos que color asociaban a una mayor falta de profesionalidad. Y su respuesta fue clara: el naranja.

No parece un hallazgo muy sorprendente. ¿Quién contrataría a alguien tan extravagante como para llevar un traje naranja? Quizás puedes suplir esta agresión visual con muchas otras cualidades, pero ¿merece la pena correr el riesgo?

Al margen de la obviedad de no vestir colores que no llamen demasiado la atención, el informe nos ofrece una valiosa lección global, para todo aquel que vaya a enfrentarse a una entrevista, y es que cualquier cosa que llame la atención más que tus cualidades para ocupar el trabajo es contraproducente.

“El objetivo de cualquier entrevista es comunicar el valor único que puedes aportar a la empresa y su cultura”, explica en Money Michelle Amer, directora general de CareerBuilder. “Y hay una buena regla general: asegúrate de que la gente te recuerde más que a tu ropa”.

Mejor llevares colores neutrales en la entrevista. / Pexels
Mejor llevares colores neutrales en la entrevista. / Pexels

Qué vestir en una entrevista de trabajo

Como todo recurso simbólico, la ropa tiene importancia a la hora de ser valorado en el trabajo en la medida en que el resto de las personas, y nosotros mismos, le damos importancia. Y lo que se considera válido o inaceptable varía con el tiempo (y entre sectores). Hace un siglo lo normal entre los hombres de negocios era llevar chistera, algo que hoy te haría parecer un payaso.

Como explicábamos en un artículo reciente, lo ideal antes de presentarse en una nueva oficina es investigar un poco cómo se viste en ella: algo que hoy es muy sencillo, gracias a las redes sociales, en las que seguro encontrarás alguna foto de trabajadores de la empresa. Esta información te evitará asumir riesgos innecesarios.

En sectores como la banca, el derecho o la consultoría es fácil: siempre hay que llevar traje. Pero en otros ambientes, vestir demasiado elegante puede resultar contraproducente. Lo importante, repetimos, es no llamar la atención.

En este sentido, a la hora de escoger un color para nuestra vestimenta, lo más sensato es optar por colores neutrales. Los responsables de Recursos Humanos prefieren colores como el azul y el negro, por ese orden, que según el informe sugieren que la persona sabe trabajar en equipo y es capaz de asumir el liderazgo. O, dicho en otras palabras: que no es un friki.

Esto no quiere decir que debas vestir siempre como un vendedor de enciclopedias, dar alguna nota de color a tu atuendo, siempre de forma comedida, puede resultar atractivo: pero limítate a llevarlo en la corbata o los complementos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios