Lunes, 10.12.2018 - 08:16 h
Mejor mantener un perfil bajo

El fin del CEO estrella o por qué Silicon Valley necesita directivos aburridos

Se acabó la llamada de atención, lo diferente y lo resaltable. Si eres CEO de una de las gigantes, lo tuyo es ser de lo más común. Tirando a aburrido.

Dara Khosrowshahi, nuevo CEO de Uber. / École polytechnique - J.Barande
Dara Khosrowshahi, nuevo CEO de Uber. / École polytechnique - J.Barande

Farhad Manjoo, en The New York Times, hace un análisis de los nuevos tiempos que corren los CEO de las grandes empresas y parece que el futuro es bastante concreto. La nueva moda de los directivos de los gigantes de la tecnología es ser aburrido. O como dice el propio Manjoo: “Cuando se trata de CEO de la tecnología, el ser aburrido es el nuevo negro”.

Se trata de una gran metamorfosis que se ha ido desarrollando poco a poco y muy lentamente. Todo aquello que tenemos en nuestra memoria, algo atado a la industria de la tecnología y a sus grandes representantes, como el dios Jobs. Ese ‘espíritu atrevido’ que revestía cada presentación, cada nuevo avance, ha dado paso a nuevas formas que no son más que un disfraz serio y, por qué no, un tanto aburrido.

Ese Mark Zuckerberg, que una vez fue protagonista por romper cosas y moverse rápido, “ahora se sienta con redactores de revistas para largas charlas analizando con matices sus errores”, dice Manjoo. Y añade que el año pasado, “Uber reemplazó a su polémico fundador, Travis Kalanick, por Dara Khosrowshahi, de quien casi nadie de la industria tecnológica había oído hablar antes”.

Apostar por lo funcional

Uno de las causas por las que se sucede esta metamorfosis es por la expansión y el crecimiento de estos gigantes que pueblan Silicon Valley. La industria tecnológica es la dominante y crece a ritmos forzados. Ante tanta responsabilidad no es cuestión de hacer el loco o perder el tiempo en ser, tal vez, algo divertido. Como dice Joshua Reeves, el fundador y director ejecutivo de la empresa especializada en Recursos Humanos Gusto “no es viable cuando tienes una capitalización bursátil de un billón de dólares o si tienes más influencia que muchos de los gobiernos de todo el mundo". Mientras tanto, se suma con orgullo al grupo de los aburridos de las tecnologías.

Ben Silbarmann, cofundador de Pinterest / Pinterest
Ben Silbarmann, cofundador de Pinterest / Pinterest

Pero no es algo que solo forme parte de una transformación. Las nuevas empresas de éxito, como Airbnb, Lyft o Pinterest, están dirigidas por CEO que solo buscan el éxito a través de lo funcional, degradando a la técnica de venta a niveles de ‘pasado de moda’.

Ya sea de nueva generación o una transformación que nos deja un poco vacíos , sí que hay algo que no ha cambiado y que parece que sigue igual: la presencia femenina al frente de las empresas de tecnología. En este tema, Manjoo apunta que “lo que no ha cambiado es el género, aburrido o no, casi todo el mundo que dirige una empresa de tecnología sigue siendo un hombre”.

El peligro que conllevan las redes sociales

Si creces y te haces grande, no solo repercute en ganancias. La atención que despiertan cada uno de estos gigantes es tremenda. Si antes las coberturas mediáticas estaban destinadas a las novedades que podían ofrecer las compañías, ahora cualquier nimio error se convierte en pólvora que corre por las redes y repercute en los activos de las empresas. Por eso, cuidar la imagen de la cabeza visible de los de Silicon Valley se ha convertido en uno de los principales cuidados. “Se ha vuelto crucial conseguir un líder que no hable fuera de turno”, apunta Manjoo.

Y parece ser, que para ser cuidadoso, pasar desapercibido y que tu imagen no dañe la empresa, lo que tienes que vender es aburrimiento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios