Viernes, 16.11.2018 - 11:28 h
Quiere ser el nodo de transporte de Europa central

El mayor aeropuerto de Europa estará en Polonia: “Cada vez somos más ricos”

El nuevo aeropuerto de Varsovia quiere superar la capacidad de Heathrow, en Londres, el aeropuerto que más pasajeros acoge en Europa.

Uno de los aviones de la flota de LOT. / Rafał M. Socha
Uno de los aviones de la flota de LOT. / Rafał M. Socha

El Gobierno polaco planea construir un aeropuerto de 17 mil millones de euros cerca de Varsovia. Su estrategia: mostrar la creciente influencia económica del país. Aunque algunos se muestren escépticos.

El pueblo elegido para el proyecto es Baranow. Se trata de un pueblo muy tranquilo, bucólico, pequeñito. Lo único que posee es una tienda, una escuela, una iglesia y hectáreas de árboles frutales. Pero Rafal Milczarski tiene un plan de futuro para él. Quiere cambiar esos bosques por el acero de los aviones y el asfalto de las pistas.

Milczarski es el director ejecutivo de LOT Polish Airlines y está obsesionado con que su compañía y su país necesitan un, moderno y titánico, centro de aerolíneas para atender a Varsovia. La capital se encuentra a 40 kilómetros al este de este evocador pueblo, para el que tiene preparado un proyecto que lo va a transformar en un aeropuerto lleno de terminales, hangares, pistas y personas desorientadas en busca de un destino.

La base de operaciones de LOT es un pequeño aeropuerto llamado Chopin, en homenaje al compositor, que abrió sus puertas en 1934. Desde allí, en su oficina, Milczarski sentencia en una entrevista con Bloomberg que “Europa Central necesita un centro de aviación adecuado. Y nosotros vamos a ser parte de la planificación y la construcción de este”.

Las claves para el plan

El nuevo aeropuerto estaría a 15 minutos en tren de la estación central de Varsovia: un punto clave para las ambiciones de LOT, que es triplicar el tráfico de pasajeros e impulsar los servicios de larga distancia a Asia y América.

La construcción está prevista que comience en 2021. Pero primero el Gobierno tiene que hacerse con el terreno en Baranow y las ciudades adyacentes. Si todo sale como está pensado, los vuelos comenzarían a salir en 2027. Las fases adicionales irían agregando más pistas y terminales, aumentando su capacidad hasta 100 millones de pasajeros al año. Superando así a Heathrow, Londres, el aeropuerto que más pasajeros acoge en Europa de momento.

Rafal Milczarski.
Rafal Milczarski. / LOT

Además hay que contar con que la economía de Polonia está creciendo a un promedio de 3,3% anual en los últimos años. “La región se está haciendo cada vez más rica”, dice Milczarski. Y añade: “Nuestra aspiración es convertirnos en la aerolínea favorita de Europa Central”.

El partido gobernante está completamente de acuerdo con el plan. En estos momentos, Polonia goza de una salud envidiable: es la sexta nación más poblada de la Unión Europea y goza de una economía que se sitúa en el número 8 dentro de los países del bloque. Así que creen fehacientemente que el aeropuerto puede mostrar al país como una potencia emergente. El viceministro de Infraestructura, Mikolaj Wild, que se encarga de supervisar el proyecto, dice orgulloso sobre el proyecto: “Es la empresa más grande en la historia moderna de Polonia”.

Las argumentos más escépticos

Los más escépticos piensan que el dinero debería gastarse en autopistas, líneas ferroviarias y en la actualización de la terminal de Chopin y de otro aeropuerto que se encuentra a 40 km al norte de Varsovia. Además, solo la primera fase del proyecto costará lo equivalente a más del 10 por ciento del presupuesto nacional de este año.

Por supuesto, los habitantes de Baranow votaron en contra de este plan, que lo ven descabellado. No quieren ver su hogar idílico convertido en una suerte de materiales e incertidumbres. Y Marcin Swiecicki, ex alcalde de Varsovia y miembro del parlamento del mayor partido de la oposición dice sobre el plan que ve “en este proyecto más autoengrandecimiento megalómano que cualquier análisis realista”.

Pero Milczarski y el Gobierno actual no atienden a críticas, llevar a cabo este proyecto es la mejor manera de garantizar el papel de la aerolínea LOT y de Polonia en la economía global. “Somos polacos, y estamos orgullosos de serlo”, sentencia Milczarski.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios