Martes, 17.07.2018 - 15:56 h
Desarrollador de viedeojuegos y experto en historia

El millonario británico que vive como si fuera un caballero de la Edad Media

El CEO de Rebellion Games, una exitosa desarrolladora de videojuegos británica, es además un amante de las justas medievales.

Jason Kingsley posa con uno de sus 14 caballos de guerra. / Kasumi Kitano
Jason Kingsley posa con uno de sus 14 caballos de guerra. / Kasumi Kitano

Jason Kingsley es el CEO de Rebellion Developments, una exitosa empresa desarrolladora de videojuegos con sede en Oxford que tiene 200 empleados y facturó el año pasado cerca de 40 millones de libras.

Kingsley es conocido en el mundillo por haber creado junto a su hermano juegos como Aliens vs Predator y Sniper Elite, pero a él lo que en realidad le interesa más es montar a caballo (con armadura). Y es que lleva una doble vida como caballero medieval.

“Tengo 14 caballos, vivo en una granja, hago el tonto, compito en justas, sigo el código de caballería, y no necesito ir al gimnasio porque estoy literalmente cargando carretillas llenas de mierda todos los días de mi vida”, comentaba recientemente el empresario a Forbes.

Parece una vida un tanto extraña para un desarrollador de videojuegos millonario, pero Kinsgley tiene el rollo medieval hasta en el apellido. De niño, asegura, estaba obsesionado con los caballos, la historia y los dinosaurios, además de la informática. A los 8 años era ya un buen jinete y cuando llegó a estudiar a la Universidad de Oxford, donde se graduó en zoología, se convirtió en un claro candidato para capitanear el equipo de equitación.

Pero lo que realmente le apasionó fueron los torneos de justa, que mezclaban su obsesión por los caballos y la historia. “No hay nada como tener una armadura digna de un museo y llevarla puesta sobre un caballo en el calor de una batalla simulada”, asegura.

Kingsley dirige y protagoniza incluso su propio canal de televisión de YouTube de historia.

Un caballero que no descuida el negocio

Pero, aunque Kingsley simula vivir como un caballero de la Edad Media, su visión para los negocios tiene poco de anticuada. Su compañía no tiene inversores externos, nunca ha acometido rondas de financiación y, pese a esto, se ha convertido en todo un gigante del entretenimiento, y no solo en el campo de los videojuegos.

En los últimos años los hermanos Kinsgley han comprado la editorial 2000AD, propietaria, entre otras franquicias, de los comics del Juez Dredd y tienen una editorial que publica seis series de culto friki.

“Tenemos ahora un catálogo que es más profundo y rico que el de Marvel”, asegura Kingsley. Ciertamente, no es que Rebellion alcance los 4.000 millones de dólares que Disney se ha gastado en comprar la más mítica editorial de cómics, pero su potencial es enorme. El empresario asegura que está negociando con Netflix, Google, Amazon e, incluso, Apple, para sacar una serie del personaje que hicieron famoso Silverster Stalone y Karl Urban.

Kingsley comentaba a Financial Times que el secreto de su éxito tiene mucho que ver con su mentalidad de caballero medieval que, asegura, le obliga a ser honesto y directo con todo el mundo: “Tengo mi propio escudo de armas, otorgado por el Colegio de Heraldos de Su Majestad, y mi lema es '¿Para qué usar la victoria sin honor?’. Ese es el componente de cómo hago negocios. No tiene sentido hacer un trato si has arruinado a la otra persona. Debería ser un win-win para ambas partes”.

Aunque Kingsley no quiere descuidar en ningún momento sus negocios, su intención es dedicarle cada vez más tiempo a sus caballos de guerra y sus finanzas personales. “Mi ideal es distribuir dinero entre inversiones, propiedades, antigüedades y mejorar mis propias habilidades”, aseguraba al Financial Times. “Estoy aprendiendo con entusiasmo los aspectos prácticos de la agricultura y el cultivo de alimentos”.

Suerte, caballero.

El millonario británico que vive como si fuera un caballero de la Edad Media

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios