Viernes, 19.10.2018 - 20:32 h
Guerra política en las redes

Empleados conservadores de Facebook critican su cultura "de izquierdas"

Un post de un veterano ingeniero desata una oleada de protestas entre la plantilla por la “monocultura política” de la compañía.

Mark Zuckerberg ha vivido un 'annus horribilis' al frente de Facebook
Zuckerberg, el 'progre' / EFE

A Donald Trump no le gusta Google porque, según él, esconde las noticias positivas sobre él entre sus resultados de búsqueda. Algo que viene a decir que si no se destacan sus logros no es porque escaseen, sino porque el joven algoritmo de Google está pasando por una etapa trostkista y, claro, sus juicios robóticos deben estar enturbiados por una suerte de idealismo hegeliano.

En cambio, nada ha dicho sobre Facebook. El presidente de EEUU llegó a la Casa Blanca en 2016, entre otras cosas, gracias a una feroz campaña que incluyó la violación de la ley electoral por parte de su exabogado Michael Cohen, una presunta trama en Rusia para interferir en las elecciones y el famoso escándalo de Cambidge Analytica y Facebook, que terminaría influyendo en el resultado de los comicios, manipulando los datos de 50 millones de usuarios de la red social.

A raíz de esta crisis, Facebook se propuso modificar su política de protección de datos personales e incluso el mismísimo Mark Zuckerberg paseó por varias comisiones de investigación en EEUU y Europa para explicarse. Sin embargo, la polarización extrema en el sector conservador estadounidense impulsada por Trump ha llevado esta semana a más de un centenar de empleados de la red social a criticar a la compañía por su cultura “de izquierdas”.

El mensaje de un ingeniero senior encendió la mecha

Todo comenzó con un post de Brian Amerige, un ingeniero senior de Facebook, en el que se criticaba la falta de pluralidad en la compañía. “Somos una monocultura política que es intolerante con las visiones diferentes. Exigimos que sean bienvenidas todas las perspectivas, pero somos rápidos al atacar ─a veces en turbas─ a cualquiera que presente una visión que parezca oponerse a la ideología de izquierdas”, denuncia, tal y como recoge The New York Times.

Un mensaje que espoleó a más de un centenar de empleados de Facebook para formar un grupo en la red social llamado 'Empleados de Facebook para la diversidad política', según el medio. Un espacio creado por Amerige para dar cabida la diversidad ideológica en la compañía. Sin embargo, los posts de este grupo han enfadado a otros empleados de la red social, que los consideran en su mayoría ofensivos hacia las minorías.

El dilema de la neutralidad en Facebook

Según varias fuentes citadas por The New York Times, se han emitido numerosas quejas por parte de la plantilla, pero la respuesta siempre ha sido la misma: los posts del grupo no incumplen ninguna regla. Sin embargo, hay quienes argumentan que, aunque en apariencia se trata de un espacio constructivo e inclusivo, en realidad es caldo de cultivo para fomentar opiniones reaccionarias y alineadas con el conservadurismo más extremo.

El problema de fondo es que la defensa a ultranza de la libertad de expresión en Facebook que ha realizado en numerosas ocasiones Zuckerberg se ha topado en los últimos meses con una indefinición normativa e idológica evidente tras los casos de la injerencia rusa y de Cambridge Anaylitica: aunque parece claro que no promueva mensajes de 'izquierdas', Facebook ha realizado en este tiempo varios movimientos destinados compensar de algún modo la balanza política, censurando incluso páginas de téoricos de conspiraciones de extrema derecha.

Las críticas no se han hecho esperar. Y, tras estas críticas internas, Facebook se halla de nuevo en una encrucijada de la que resulta imposible saber cómo va a salir: si sigue censurando ciertos contenidos o páginas, ciertos sectores conservadores tacharán a la red social -y a Zuckerberg en particular- de ideologizar la red social; si no lo hace, el resto lo verá como una connivencia hacia el discurso extremista de Trump.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios