Domingo, 29.03.2020 - 12:05 h
Planifica tu carrera laboral

Tres preguntas para saber si ha llegado el momento de cambiar de trabajo

Aunque en un momento dado quieras cambiar radicalmente de ambiente, conviene reflexionar a fondo sobre tus opciones reales.

Estrés
Tres preguntas que deberías hacerte a ti mismo antes de decidir dejar tu trabajo. / AORA HEALTH - Archivo

En España, uno de cada cuatro trabajadores tiene como propósito inmediato cambiar de trabajo, aunque no termine haciéndolo. A lo largo de toda una carrera laboral, hay varios momentos en los que se debe tomar la decisión de dejar (o no) un empleo para afrontar nuevos retos. Y, aunque haya instantes puntuales en los que el estrés o un pico de trabajo te haga pensar que la mejor opción es marcharse, se trata de una decisión lo suficientemente importante como para que se le dedique algo de tiempo de reflexión.

Por eso, Priscilla Claman, coach de carreras laborales y presidenta Career Strategies, explica en este artículo de 'Harvard Business Review' que hay una serie de preguntas a modo de lista de pros y contras que cualquier trabajador debería hacerse en ese período de reflexión. En concreto, cita tres con las que se puede identificar hasta qué punto la decisión de dejar un trabajo puede ser la mejor opción.

¿Estoy trabajando para la empresa correcta?

Normalmente, identificar una mala situación en la que se encuentra la empresa para la que trabajas es cuestión de fijarse en los siguientes aspectos, tal y como explica Claman: se ha producido una fusión, adquisición o cambio de control; la dirección es criticada una y otra vez en la prensa empresarial; la organización no invierte en nuevos productos o servicios y elige centrarse en las viejas formas de hacer las cosas; las personas que respetas abandonan la empresa; las ganancias son bajas; se contrata a personas ajenas a puestos directivos y comienzan a traer a sus propios amigos; o que las medidas de reducción de costes se implementan con poca notificación o justificación.

"Si cuatro o cinco de estos signos se dan en tu empresa, analízalo de manera crítica. Habla con las personas que conoces que han abandonado la empresa. Investiga en la prensa de negocios. ¿Es una empresa en problemas? Hay momentos en los que es posible que quieras trabajar para una empresa en problemas, pero solo si hay una ventaja profesional, como ser parte del equipo para recomponerla o para aprender una nueva habilidad importante", apunta la experta.

¿Estoy en el puesto correcto?

"Puede que haya sido un gran puesto el año pasado, pero ¿lo sigue siendo? Un gran trabajo es aquel que te ayuda a crecer y aprender. Es uno en el que las personas te reconocen por el trabajo que estás haciendo, y mucho de lo que haces es emocionante y gratificante. Tan pronto como empieces a pensar que la parte política de tu trabajo es más importante que el trabajo que estás haciendo, observa más en detalle tu situación", resume Claman.

En este sentido, explica que también hay una serie de señales que te advierten sobre la devaluación de tu puesto:  tus aumentos ya no están por encima del promedio (o hace tiempo que no tienes subidas salariales); tu jefe te elude y trata directamente con tus subordinados o compañeros; ya no participas en reuniones o comidas importantes; haces cosas con las que no estás de acuerdo o crees que tienes que ocultar lo que realmente piensas; cometes errores tontos todo el tiempo y no puedes entender por qué están sucediendo; tus mentores han abandonado la empresa o han caído en desgracia... Si ves que se cumplen varios de estos puntos, tal vez sea el momento de que cambies de empresa.

¿Cómo estoy posicionado para mi futura carrera?

Al margen de la situación en la empresa actual, esta última pregunta se refiere a las posibilidades de encontrar un empleo fuera que se ajuste a tu perfil y rango salarial actual. Y también hay una serie de indicadores de que estás bien posicionado para tu futura carrera: tienes una buena reputación tanto dentro de tu empresa como fuera; la gente te pide ayuda y consejos, y tú intentas ayudarles; has empleado esfuerzos (o dinero) en mejorar tu formación en el último año; estás a la última en tu campo y eres consciente del próximo desafío técnico al que te enfrentarás; o tienes contactos fuera.

"Si puede responder 'sí' a cinco o seis de las afirmaciones anteriores, no tienes por qué preocuparte: estás bien posicionado para progresar en tu carrera. [...] Si no tienes una buena puntuación en esta lista, puedes cambiar fácilmente las cosas. Simplemente comienza a hacer lo que se describe", concluye Claman.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING