Lunes, 15.07.2019 - 22:57 h
Día Mundial del Medio Ambiente

Las empresas ignoran al medio ambiente: solo el 35% quiere reducir sus emisiones

Según un informe, el 63% de las empresas tiene una política para reducir las emisiones, pero solo el 35% tiene objetivos específicos de reducción.

Una planta de energía
Las empresas ignoran al medio ambiente: solo el 35% quiere reducir sus emisiones. / Pixabay

Este miércoles se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha en la que, más que festejar, se trata de concienciar sobre los efectos de la acción humana en el planeta y el cambio climático global, con atención especial en el sector empresarial, que es el principal responsable de las emisiones de CO2 en el mundo, que en 2018 marcaron un nuevo récord histórico con 33.143 millones de toneladas de dióxido de carbono emitidas. El gran problema es que a las compañías no parece importarles el medio ambiente, ya que solo un 35% de ellas tienen objetivos concretos para reducir su impacto.

En 2018, las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), el principal gas causante del calentamiento global, no sólo han seguido creciendo, sino que aceleraron su progresión al 1,7 %, un ritmo no alcanzado desde 2013. De nada parecen servir las advertencias señaladas por distintos organismos internacionales o los objetivos marcados por los Acuerdos de París en 2015 para evitar que la temperatura media del planeta suba por encima de los 1,5 grados centígrados en la próxima década. De este aumento de las emisiones el año pasado, un 28,6 % correspondieron a China (un 2,5 % más con respecto a 2017), un 14,75 % a Estados Unidos (un 3,1 % más) y un 6,94% a India (un 4,8 % más).

Por eso, Refinitiv, proveedor global de datos e infraestructura de los mercados financieros, ha presentado este miércoles un informe en el que se utilizan los datos de su herramienta sobre inversión socialmente responsable ESG para comprender qué están haciendo las empresas para reducir su impacto en el medio ambiente. ¿Qué empresas, industrias y países se están posicionando para tener éxito en la transición a economías con bajas emisiones de carbono y qué están haciendo para lograrlo? Para empezar, existe un problema de transparencia global en materia medioambiental entre las empresas: Japón, Europa, África y Oriente Medio tienen el mayor porcentaje de empresas que informan sobre las emisiones objetivo, mientras Asia es la región con el promedio más alto de emisiones de CO2 por empresa, precisamente el continente con menos datos públicos a este respecto.

Sin embargo, el informe señala que el 63% de las empresas tiene una política para reducir las emisiones (lo que supone un crecimiento de hasta un 56% desde hace cinco años), aunque solo el 35% de las empresas tiene objetivos específicos de reducción en torno a las emisiones. La conclusión es que solo una de cada tres compañías del mundo tiene una intención real de rebajar su impacto de CO2. En buena parte, por la falta de políticas medioambientales en regiones como Asia: por ejemplo, Hong Kong produjo más del doble de dióxido de carbono por cada millón de ingresos en comparación con el país contaminante más cercano y 17 veces más que el país menos contaminante, Francia.

Por otra parte, el 78% de las empresas tiene políticas de reducción de recursos; sin embargo, solo el 30% está estableciendo objetivos tangibles y solo el 26% tiene ambos. Paralelamente, en los últimos 5 años, se ha producido un aumento del 25% en las empresas con políticas de eficiencia de agua y un 34% más de empresas que establece objetivos específicos de eficiencia del agua. En global, los cinco principales grupos de la industria, en términos de porcentaje, de empresas con políticas sobre emisiones son el de automóviles y piezas de automóviles, la venta al por menor de alimentos y medicinas, servicios de telecomunicaciones, productos químicos y el sector transporte.

La directora global de ESG, Elena Philipova, concluye que, "este año, el Día Mundial del Medio Ambiente marca un momento crucial para los mercados de capital y el papel que los inversores deben desempeñar para sostener y financiar economías prósperas en el futuro. Es fundamental que la industria promueva la transparencia y la estandarización de los datos para habilitar e informar a los inversores sobre qué compañías están mejorando su impacto en el medio ambiente y redirigir el capital hacia los sectores, compañías y clases de activos beneficiosos para el futuro sostenible".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios