Sábado, 15.06.2019 - 22:30 h
Grandes trabajadores a los que nadie quiere ascender

¿Eres un 'panda'? Qué hacer si tu carrera está estancada y no sabes por qué

Los panda parecen inocentes, pero sus poderosas mandíbulas son más fuertes que los jaguares. Y en una empresa es el tipo de gente que da problemas

Hay trabajadores brillantes que nunca logran ascender. / Pexels
Hay trabajadores brillantes que nunca logran ascender. / Pexels

No eres el único, hay mucha gente con grandes carreras ejecutivas que no avanzan o han dejado de hacerlo y no entienden el por qué. En realidad no existe una única razón, hay varias.

Elena Lytkina Botelho y Katie Semmer Creagh, forman parte de ghSMART, donde asesoran a grandes corporaciones, empresas y ejecutivos, y desde donde han dirigido un estudio sobre este tema en particular. En un artículo para 'Harvard Business Review', hablan de su análisis y explican su teoría.

Su estudio se basa en una evaluación a “más de 2.000 CEOs y más de 18.000 líderes de C-suite desde 1995”, explican. Lo realmente sorprendente es la frecuencia con la que las carreras de algunos ejecutivos talentosos se estancan o incluso descarrilan. Y lo que más sorprende de todo es que casi siempre es debido a problemas aparentemente triviales, muchos de los cuales tienen una fácil solución.

“A este tipo de problemas los llamamos ‘panda’. Los panda parecen inocentes, pero sus poderosas mandíbulas son más fuertes que los jaguares. Los panda pueden ser muy costosos por razones desconocidas para ellos y para organizaciones y gerentes que no pueden desarrollar líderes talentosos en todo su potencial” aseguran Botelho y Creagh.

Para comprender mejor este fenómeno ideado por ellas, se dispusieron a analizar una muestra de “113 ejecutivos de alto rendimiento que fueron finalistas para los roles de C-suite pero que fueron rechazados en la ronda de decisión final”. De este análisis sacaron tres principales problemas que identificaron como ‘panda’. El  7% restante, incluía un exceso de perfeccionismo y de optimismo. Así que de esta investigación podemos sacar una clara tipología.

Un 36% relacionados con la ‘presencia ejecutiva’

Es así, la presencia importa. Si te vas a convertir en la cara visible de una empresa debes tener un buen aspecto y estar acorde en cuerpo y alma con la empresa. Tú seguridad, para esto, es imprescindible.

“A menudo, los ejecutivos que no parecen seguros confían en obtener comentarios sobre una presencia ejecutiva deslustrada. Hay que descartar a este panda: nuestra investigación muestra que los ejecutivos altamente seguros tenían 2’5 veces más probabilidades de ser contratados que un inseguro”, sentencian.

Hay una serie de cualidades sin las que no es posible llegar a jefe. / Pexels
Hay una serie de cualidades sin las que no es posible llegar a jefe. / Pexels

Un 28 % relacionado con el estilo de comunicación

Se trata del propio estilo a la hora de comunicarse en los diferentes foros, tanto internos como externos. Incluso de la no comunicación en ellos.

“El estilo de comunicarse de uno mismo da forma a las primeras impresiones y puede tener un impacto significativo en la trayectoria profesional. El atraso en la efectividad de la comunicación se mostró como un área de riesgo para el 28% de los ejecutivos que analizamos”, aseguran.

En la investigación, los ejecutivos que utilizaban un vocabulario más rico, tenían 8 veces más posibilidades de ser contratados que los otros. Luego está el problema del uso del "yo" frente al "nosotros", que transciende en la experiencia interpersonal y el espíritu de equipo.

Un punto asombroso y un tanto delicado y deprimente incluso, es que los ejecutivos con acento marcado, algunos de los estudiados, fueron percibidos como menos competentes, debido a la dificultad de fluidez de su acento. 

Un 29 % relacionado con relaciones interpersonales

Las relaciones de equipo son muy importantes para el desarrollo correcto de una carrera. Saber trabajar en equipo es la llave maestra de tu ascensión al triunfo.

“Nuestra investigación descubrió que los candidatos más fuertes para posiciones de liderazgo son los más efectivos para persuadir a otros, incluidos sus propios compañeros. También descubrimos que los CEO de alto desempeño tienen más probabilidades que los de bajo desempeño a la hora de tratar a los demás con respeto”, dicen Botelho y Creagh.

Como acabamos de ver, se trata de problemas triviales que son fáciles de solucionar. Pero la figura del jefe debe planear sobre sus empleados y avistar este tipo de comportamientos que pueden estancar a un gran empleado en potencia. “Como gerente, tu responsabilidad es desarrollar tu equipo a través de comentarios sinceros, con valor y cariño. Al esquivar el tema, en realidad te estás perjudicando. No importa lo incómodo que sea, debes ser claro. Ofrece ejemplos específicos y describe el impacto que tienen las acciones de cada uno, o las no acciones, en la capacidad del individuo para alcanzar sus objetivos, así como en su potencial alcista”, recomiendan Botelho y Creagh .

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios