Jueves, 15.11.2018 - 15:55 h
Es una figura en el país asiático

Este químico indio ha encontrado la mejor forma de reciclar el plástico

El doctor Rajagopalan Vasudevan ha encontrado una forma de utilizar los residuos plásticos para elaborar carreteras. Y ya van más de 20.000 kilómetros

El doctor Vasudevan.
El doctor Vasudevan.

Se ha hablado mucho de este asunto, pero no está de más repetirlo: tenemos un problema con la generación de basura en general y el plástico en particular.

Solo en España se recogen más de 20 millones de residuos al año, lo que implica que cada ciudadano genera en torno a 459 kilos de basura. De estos, poco más de la mitad (54,3 %) se destinaron al reciclado. El resto acaban mayoritariamente en vertederos o incineradoras.

El pasado enero, la Comisión Europea publicó una nueva estrategia para limitar el impacto de los plásticos en el medioambiente, con el objetivo de que todos los envases de ese material producidos en la Unión Europea en 2030 estén diseñados para que puedan ser reciclados o reutilizados. También se avanza en la reducción misma de los envases de este tipo. Desde este año está prohibido en España que los establecimientos regalen bolsas, lo que (se supone) desincentiva su consumo, y se están tomando medidas en todo el mundo para prohibir el uso de envases desechables.

El químico indio Rajagopalan Vasudevan cree sin embargo que la prohibición de los envases de plástico (que también se plantea en su país) hace que muchos productos se encarezcan, lo que afecta especialmente a la población más depauperada. “El plástico no es el problema”, asegura el científico en una entrevista con The Guardian. “El problema somos nosotros. El plástico no obstruiría nuestros océanos o nuestros vertederos si no lo arrojamos allí en primer lugar. Y hay muchas cosas que podemos hacer con él en su lugar”.

Vasudevan lleva décadas trabajando en nuevas formas de reciclar el plástico, y hay una especialmente prometedora: usarlo para fabricar carreteras.

20.000 kilómetros de carreteras con material reciclado

Este enero, el doctor Vasudevan fue premiado con uno de los galardones más importantes que se otorga al personal civil en la india, el Padma Shri, por el método que ha desarrollado y con el que se han construido ya más de 20.000 kilómetros de carreteras.

Todo surgió en 2001, cuando el químico, que tiene ya 73 años, empezó a estudiar en el Thiagarajar College of Engineering (en Madurai) como aprovechar las toneladas de plástico que se generan constantemente en la India. En estado fundido, descubrió que el plástico tenía la propiedad de ser un excelente aglutinante. Y al mezclarlo con betún, la mezcla viscosa formada principalmente de hidrocarburos que se utiliza junto a la gravilla para fabricar la mayor parte de los pavimentos, funcionaba de maravilla.

El betún está, de hecho, compuesto por polímeros similares al plástico: todo proviene, al fin y al cabo, del petróleo. Así al mezclar plásticos reciclados con el betún se logra un doble objetivo: se reutilizan los residuos y se reduce el gasto de combustibles fósiles en primera instancia.

Una carretera normal requiere 10 toneladas de betún por cada kilómetro. Sin embargo, una de las que fabrica el equipo de Vasudevan requiere solo nueve toneladas de betún y una tonelada de plástico residual. Por cada kilómetro, las carreteras de plástico ahorran hasta una tonelada de betún y reaprovechan otra de plástico.

Las carreteras tienen, además, algunas ventajas. El plástico modificado con betún, asegura Vasudevan, mejora la resistencia a la tracción de la carretera haciéndola más duradera y flexible. También evita la formación de bache: la capa de plástico fundido llena el espacio entre la grava y el betún e impide que el agua de lluvia se filtre y cause defectos estructurales.

El reciclado tiene que adaptarse a este uso

Los críticos con el sistema de Vasudevan señalan varios problemas. En primer lugar, para mezclar el plástico este debe fundirse, en un proceso que puede generar emisiones tóxicas. El químico asegura, no obstante, que solo hace falta calentar el plástico hasta los 170º y este material solo desprende gases tóxicos cuando se calienta por encima de los 170º.

El químico sí es consciente del otro problema del método, y es que no sirven todos los tipos de plásticos, lo que obliga a una separación del reciclado que añade costes al proceso y puede llegar a ser bastante compleja. Cierto es que se puede usar gran parte de los envases, pero, por ejemplo, no valen las bolsas de un grosor mayor a 50 micras. Para que el método tuviera éxito habría que adaptar el reciclaje.

En la India, no obstante, se está logrando. Según informa The Guardian, se han pavimentado ya 16. 000 kilómetros de carreteras en el estado de Tamil Nadu. Desde entonces, el Gobierno nacional ha aprobado la construcción de al menos 13.000 kilómetros más en todo el país. De estos, 8.600 ya se han completado.

El equipo de Vasudevan trabaja además en otras aplicaciones como el “plastone”, un material de construcción creado a partir de plástico para usar como cemento. Cada bloque de plastone lleva 300 bolsas de plástico y entre cuatro y seis botellas.

En un reportaje de Ensia el científico asegura que muchas compañías se han interesado por sus patentes, pero él no quiere vender esta tecnología, solo compartirla con el pueblo indio. Que haya más carreteras de plástico, asegura, es la única motivación de su trabajo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios