Derechos laborales

¿Puede la empresa obligarme a trabajar en un festivo nacional como el 12-O?

Ya sea porque no te quieras perder el desfile o simplemente porque deseas descansar, es probable que te preguntes si puedes decidir por ti mismo tomarte el día libre.

El rey Felipe VI en el desfile del 12 de octubre
¿Puede la empresa obligarme a trabajar en un festivo nacional como el 12-O?
Europa Press

Ya sea porque no te quieras perder el desfile o simplemente porque deseas descansar, es probable que te preguntes si puedes decidir por ti mismo tomarte el día libre en festivos nacionales como el inminente 12 de octubre, Día de la Hispanidad. En estos días tan señalados, muchas empresas piden a sus empleados que cumplan su jornada laboral habitual para no perder productividad o, sencillamente, porque alguien tiene que trabajar para mantener unos servicios mínimos. En este sentido, ¿puede la empresa obligar a un empleado a trabajar en festivos nacionales? O, dicho de otro modo, ¿puede un empleado negarse a trabajar el próximo 12 de octubre, aunque se lo pida su jefe?

"Si nos preguntamos si una empresa puede obligarnos a trabajar en día festivo, la respuesta principal sería no", explica Silvia Bernárdez, cofundadora de 'Elpoderdelasredes' y experta en derecho laboral. En este sentido, explica que, según el Estatuto de los Trabajadores, se determina que hay 14 días al año (denominados "fiestas laborales") en los que el trabajador tiene derecho a descanso. Sin embargo, Bernárdez matiza que existen dos excepciones: "Si así lo recoge tu Convenio Colectivo o si se produce una situación de emergencia". En este sentido, los festivos no son irrenunciables para todos los trabajadores de todos los sectores. Por ejemplo, los periodistas no pueden negarse a trabajar en festivos, por razones obvias.

"También existen algunas situaciones en las cuales el hecho de que el trabajador tenga que acudir en día festivo deberá hacerse por cumplir unos servicios mínimos, otras veces por simples turnos de rotación del puesto e, incluso, existen ocasiones en las que es el propio empleado quien decide trabajar por voluntad propia", apunta Bernárdez.  "Todos los trabajadores tienen derecho a disfrutar de 14 días festivos retribuidos que son irrecuperables. De estos festivos, 9 serán nacionales, 3 autonómicas y 2 de ámbito local. Estos días festivos son un derecho del trabajador al cual no puede renunciar y no podrá ser sustituido, en principio, por una compensación económica".

Entonces, ¿existe algún festivo al que el empleado se pueda negar a trabajar? Técnicamente, no, tal y como explica la experta: "En determinados supuestos, pueden existir razones técnicas u organizativas que provoquen que el empresario tome la decisión de que sea posible trabajar, impidiendo disfrutar del día festivo al trabajador. Estas situaciones las encontramos reguladas en el Real Decreto 2001/1983, de 28 de julio, sobre regulación de la jornada de trabajo, jornadas especiales y descansos". Es decir, que la legislación actual prevé que la empresa puede obligar a cualquier trabajador a trabajar en un festivo siempre que se dé uno de esos supuestos.

Bernárdez señala que, llegados a este punto, el artículo 47 del citado Real Decreto es el que establece cómo compensar al trabajador por ese festivo trabajado: "Cuando, excepcionalmente y por razones técnicas u organizativas, no se pudiera disfrutar el día de fiesta correspondiente o, en su caso, de descanso semanal, la Empresa vendrá obligada a abonar al trabajador, además de los salarios correspondientes a la semana, el importe de las horas trabajadas en el día festivo o en el período de descanso semanal, incrementadas en un 75 por 100, como mínimo, salvo descanso compensatorio".

Mostrar comentarios