Lunes, 09.12.2019 - 23:22 h
McKamey Manor

Esta casa del terror te paga 18.000 euros solo si consigues completar el recorrido

Hasta la fecha, nadie ha conseguido llegar hasta el final de esta casa de torturas, de lo más realista y extrema, situada en EEUU.

McKamey Manor
Esta casa del terror te paga 18.000 euros solo si consigues completar el recorrido. / McKamey Manor

Por fin llega Halloween y, con él, los disfraces, los "truco o trato" y las maratones de películas de miedo en la tele. Pero si este año quieres hacer algo diferente y, de paso, ganarte un buen dinero, tal vez te atrevas a probar una casa del terror muy particular: es tan extrema y aterradora que ofrece 20.000 dólares (unos 18.000 euros) a quien consiga completar todo su recorrido. Se trata de McKamey Manor, situada en Summertown, Tennessee (EEUU)... y puede parecerse mucho más a una cámara de torturas que a una divertida actividad de Halloween.

Es considerada la "casa embrujada más aterradora" de Estados Unidos y, ciertamente, hace honor a su título, tal y como se puede apreciar en el anterior vídeo, en el que se repasa cómo absolutamente todos los participantes entre 2017 y agosto de 2019 han terminado retirándose de las pruebas. De hecho, hasta la fecha nadie ha logrado hacerse con la suma de 18.000 euros que ofrece el organizador de las aterradoras visitas, Russ McKamey, porque nadie ha logrado completar el recorrido.

Y eso que se trata de una actividad no apta para cualquiera: la lista de requisitos para poder participar va desde completar un "examen físico deportivo", hasta la remisión de un informe psicológico que avale que estás listo mentalmente para soportar los desafíos de la casa del terror. También hay que enviar tu seguro médico, pasar un test de drogas el mismo día del recorrido (con especial énfasis en los psicotrópicos, que pueden provocar alucinaciones) e, incluso, firmar una exención de responsabilidad a los organizadores... que consta de 40 páginas.

Aunque pueda considerarse excesiva, esta exención tiene que ver con las peligrosas y desagradables actividades que se incluyen en las pruebas, como ahogamientos simulados, baños en lodazales y otros fluidos nada sugerentes, azotes, ser enterrado vivo, verse obligado a comer insectos e, incluso, ponerse máscaras de tortura en la cara o dentro de la boca. Todos los participantes son grabados durante todo el recorrido y, después, los vídeos se publican en el canal de Youtube de McKamey Manor.

Aunque quizás lo más impactante no sean los vómitos, las torturas simuladas con elementos al más puro estilo 'Saw' o tener que comer insectos, sino que se trata de una casa del terror con fines sociales, ya que, para poder participar, los concursantes solo deben llevar una bolsa 23 kilos de comida para perros, que el propietario dona más tarde a un refugio para animales, tal y como explica este artículo de Harper’s Bazaar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING