Miércoles, 18.09.2019 - 06:11 h
Inclusión social

La historia del ciego que obligó a Lego a crear instrucciones en audio y en braille

La persistencia de un joven ha conseguido que la compañía de los famosos bloques adapte sus juguetes para invidentes.

Un niño juega con piezas de Lego
La historia del ciego que obligó a Lego a crear instrucciones en audio y en braille. / Pixabay

A pesar de vivir en una sociedad en la que la industria del entretenimiento es mayoritariamente digital, hay una compañía de juguetes que sigue creciendo de forma espectacular casi un siglo después de nacer: Lego. Gracias, en especial, a su inagotable capacidad de adaptación temática (pasando de construir trenes en los 60 a sacar nuevas piezas con cada nueva película de Star Wars), así como a su incursión en la gran pantalla y en el mundo de los videojuegos. Esta misma semana, Lego ha dado otro paso importante en materia de inclusión social, después de crear por primera vez instrucciones en audio y en braille para personas ciegas. Y todo por culpa de un perseverante joven.

En realidad, no se trata de una decisión tomada a la ligera, exclusivamente para contentar a una persona: los 'bricks' de Lego tienen bastante público invidente e, incluso, hace unos meses la compañía empezó a testear nuevas piezas en braille con niños para sacar una nueva línea de juguetes para ciegos en 2020. Ahora, acaba de hacer lo mismo con unas instrucciones en audio y braille que estarán en fase de prueba hasta finales diciembre con el propósito de que estén disponibles para todos sus juguetes a partir del año que viene.

Pero es cierto que la inquebrantable voluntad de un joven estadounidense llamado Matthew Shifrin ha tenido mucho que ver en la implantación de esta política inclusiva de Lego: a sus 22 años, lleva jugando con los bloques desde los cinco, gracias a la ayuda de su niñera, quien lo animó a crear su propio sistema de clasificación de piezas para poder desenvolverse con mayor autonomía, tal y como explica este artículo de 'The Washington Post', en el que explica: "Adoraba la creatividad de Lego. Además, era un entrenamiento mental maravilloso para mí: los ciegos tenemos problemas con la percepción espacial y Lego te permite ir pieza a pieza creando el puzzle".

Cuando Shifrin cumplió 13 años, empezó a dar forma a lo que esta semana ha implantado Lego: su niñera le regaló 'La batalla de Alamut', uno de los set de piezas más complejos que había tenido que armar hasta ese momento. Por eso, y ante la imposibilidad de diferenciar los bloques por colores, decidió inventarse un nombre para las más de 800 piezas del juego. Pasó horas solo para catalogar y etiquetar todos y cada uno de los 'bricks' y otras tantas en crear sus propias instrucciones en braille, pero gracias a ello terminó de principio a fin sin problemas el palacio árabe que debía construir. Y, por primera vez en su vida, lo hizo sin ayuda.

Entonces fue cuando se dio cuenta de que tenia la capacidad de ayudar a los demás invidentes a jugar de forma independiente. Shifrin y su niñera (que pasó a ser su ayudante) pasaron los siguientes cinco años creando instrucciones similares para otros 45 juegos de Lego, que publicaron en la web 'Lego for the blind'. Para hacerlo, idearon un sistema que permitía que las instrucciones fueran leídas en alto por un ordenador con programas específicos para ciegos.

Shifrin comenzó a comunicarse con Lego hace varios años para discutir su trabajo y, en 2017, finalmente conoció a una persona de Creative Play Lab (una división de la compañía que inventa nuevos juguetes) que quiso poner en marcha el proyecto. Gracias a él, el programa presentado por la compañía esta semana es una versión de alta tecnología de lo que Shifrin y Finkel hicieron durante años sencillamente como "dos personas en una sala de estar", tal y como lo define Shifrin.

Las instrucciones, disponibles gratis online, vienen en inglés y detallan cómo armar cuatro sets de juguetes diferentes: Lego Classic, Lego City, Lego Friends y Lego Movie 2. Los clientes simplemente deben entrar en el nuevo sitio web de Lego y eligen el audio o el braille. Las pautas de braille pueden ser traducidas por un "lector de braille", un dispositivo que convierte el texto de la computadora en pantalla en caracteres braille.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios