Domingo, 20.10.2019 - 19:33 h
Mejor que las patatas de Marte

Una impresora 3D permitirá alimentarse con carne a los astronautas en el espacio

Los cosmonautas rusos 'imprimirán' a finales de septiembre en la Estación Espacial Internacional (EEI) tejidos musculares animales.

La impresora de 3D Bioprinting Solutions
La impresora de 3D Bioprinting Solutions. / 3D Bioprinting Solutions

Una de las grandes barreras para los viajes espaciales de larga duración -como una hipotética misión de colonización de exoplanetas e miles de años luz- es el abastecimiento. Desde la ciencia, ya se han propuesto algunas soluciones: desde las estaciones espaciales con forma cilíndrica para que los cultivos aprovechen al máximo la luz solar, hasta la adaptación genética a otros entornos, como las patatas resistentes al frío. Pero la última innovación podría ser más tecnológica, ya que cosmonautas rusos 'imprimirán' a finales de septiembre en la Estación Espacial Internacional (EEI) tejidos musculares animales, tal y como ha anunciado Yusef Hesuani, directivo de la compañía rusa 3D Bioprinting Solutions.

Los contenedores especiales con la materia prima para la impresión en 3D de los tejidos volarán a la EEI el próximo 25 de septiembre a bordo de la nave Soyuz MS-15. El experimento se llevará a cabo "inmediatamente después del acoplamiento" de la nave rusa a la estación espacial, según Hesuani que también explica que en sus laboratorios actualmente se llevan a cabo experimentos para imprimir en 3D tejidos musculares de ganado vacuno, atún azul y salmón.

"En el próximo experimento prevemos imprimir células de conejo, vaca y pescado", añade Hesuani, al explicar que los investigadores preparan células de tres tipos de peces, uno de los cuales será elegido para ser enviado al espacio. No se trata del primer experimento realizado en el espacio con una bioimpresora, pero es la primera vez que se reproducirán tejidos musculares. Hasta ahora, todas las muestras han sido pequeñas, pero se ha logrado reproducir tejido cartilaginoso humano, tiroides de ratones, tejido óseo y proteínas.

El proyecto Bioprinter magnética 3-D arrancó en 2016 y cuenta con el apoyo de la Corporación Espacial y de Cohetes Unida (ORKK). Durante este tiempo, fueron creados varios modelos experimentales de impresoras. La primera impresora biológica 3D destinada al espacio se dañó durante el accidente sufrido por el cohete Soyuz-FG el 11 de octubre del año pasado.

El 3 de diciembre de 2019 se envió a la EEI una nueva bioimpresora 3D magnética. El 20 de diciembre la nave Soyuz MS-11 regresó a la Tierra con muestras de cartílago humano y glándula tiroides de un ratón producidas en el segmento ruso de la EEI con esta impresora.

3D Bioprinting Solutions es un laboratorio de investigaciones biotecnológicas fundado en 2013 por INVITRO, la mayor compañía de medicina privada de Rusia, y se especializa en la creación de bioimpresoras y materiales para la creación de tejidos celulares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios