Jueves, 19.07.2018 - 02:17 h
En la red existe un limbo legal

La cruzada de la FIFA contra la reventa de entradas para el Mundial de fútbol

La FIFA ha denunciado a la distribuidora Viagogo, que se dedica a vender entradas entre particulares a cambio de una comisión

Mundial de Rusia 2018
Las entradas para la final se venden ya a más de 2000 euros / Efe

Apenas quedan 'reventas' en los estadios de fútbol. En España, la ley que regula la compraventa de entradas data de 1982, por lo que la mayoría del negocio ha migrado al ámbito online, donde existe un limbo legal que, si bien no ampara los clásicos anuncios de “Vendo boli Bic y regalo entrada”, permite que empresas como Viagogo -una distribuidora que se dedica a vender entradas entre particulares a cambio de una comisión- operen sin impunidad en nuestro país. El asunto trae de cabeza al Gobierno, que aún busca una fórmula para combatir este tipo de sitios web. Y, ahora, a la mismísima FIFA, que acaba de denunciar en Suiza a la compañía por formar parte de una trama de reventa de entradas para el Mundial de Rusia, que arranca la próxima semana.

El máximo organismo del fútbol mundial se produce poco tiempo después de que The Guardian revelase un escándalo de reventa ilegal de entradas en la Premier League, la copa inglesa, la Europa League y la Champions League. Desde el gobierno británico ya se ha instado a boicotear a la compañía, mientras que la FIFA argumenta que ha “recibido numerosas quejas de particulares, asociaciones de consumidores y otros actores mercantiles sobre el negocio opaco y engañoso de Viagogo”.

Casi todo el Mundial en reventa

Por ello, la FIFA ha decidido aplicar una política de tolerancia cero y ya ha advertido de que no validará aquellas entradas que hayan sido adquiridas a través de Viagogo. Sin embargo, la distribuidora ofertaba esta semana en su web suiza más de 50 partidos de los 64 que se disputarán en Rusia, con precios netamente superiores a los que ofrece la FIFA a través de su página web oficial: para ver el Portugal-España con el que debutará La Roja, los precios de Viagogo no bajaban este martes de los 261 euros; para ver la final del 15 de julio en Moscú, la entrada más barata se conseguía por 2.290 euros.

El presidente de la FIFA Gianni Infantino (izda) y el presidente ruso Vladimir Putin, participan en el sorteo del Mundial de Rusia 2018
El presidente de la FIFA Gianni Infantino (izda) y el presidente ruso Vladimir Putin / EFE

Viagogo actúa “en base a un vacío legal haciendo competencia desleal”, según la FIFA, que también señala que “las entradas adquiridas a través de canales no autorizados, incluyendo a Viagogo, serán invalidados una vez que se hayan identificado. La FIFA se reserva el derecho de admisión a quienes quieran acceder a un estadio con esas entradas”. Una medida que presupone unos controles de seguridad más estrictos de los habituales durante el Mundial de Rusia.

Un negocio sin apenas impacto fiscal

Por su parte, la UEFA ya denunció a Viagogo en 2016 por la reventa ilegal de entradas durante la Eurocopa de Francia e, incluso, la policía gala llegó a registrar el hotel desde el que operaban los agentes de la compañía. Sin embargo, el vacío legal que acompaña a una empresa que actúa como intermediaria entre particulares, hace que continúe creciendo año tras año. De hecho, el año pasado se generó una gran controversia en Reino Unido tras conocerse que sólo pagó 26.000 libras en impuestos, a pesar de facturar más de 5 millones en el último año fiscal.

Viagogo, que ha declinado comentar la denuncia de la FIFA, ha sido vinculada en varias ocasiones con su posible participación activa en la reventa y no como un mero intermediario. El último caso en España se produjo cuando las entradas para el concierto que U2 ofrecerá en Madrid en octubre se agotaron en unas horas, mientras que la distribuidora continuó facilitándolas desde su web a precios que multiplicaban por hasta en diez veces el original. A raíz de ese incidente, el exministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo inició la primera investigación de Viagogo, al tiempo que urgió a establecer una regulación específica en este sentido.

La cruzada de la FIFA contra la reventa de entradas para el Mundial de fútbol

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios