Viernes, 20.04.2018 - 01:27 h
Nec Otium

La nueva ruta de la seda: el plan de China para dominar el comercio mundial

Diversas infraestructuras están haciendo que la ruta de la seda recupere su antiguo esplendor. Regiones remotas son ahora en epicentros de innovación.

Chengdu es uno de los nodos de la nueva ruta de la seda / Charlie fong.
Chengdu es uno de los nodos de la nueva ruta de la seda / Charlie fong.

La ruta de la seda es, en realidad, una red de caminos comerciales que conectaron, desde el siglo I a.C, las diversas regiones de Asia con Europa. Su nombre, acuñado por el geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen, hace referencia a la mercancía más prestigiosa que circulaba entre ambos continentes, pero también se comerciaba con metales preciosos, telas de lana o lino, ámbar, marfil, especias...

Podríamos pensar que la ruta de la seda es algo del pasado, pero en realidad el comercio entre los países asiáticos y Europa sigue siendo inmenso. Eurasia se está uniendo rápidamente en un mercado contiguo que cubre más del 65% de la población, el 75% de los recursos energéticos y el 40% del PIB en el mundo. Y las mercancías siguen recorriendo, de hecho, el mismo camino que hace siglos: hoy en día el transito ferroviario es más rápido que el marítimo.

Diversas infraestructuras están haciendo que la ruta de la seda recupere su antiguo esplendor y con ella regiones remotas y desconectadas se están convirtiendo en epicentros de producción e innovación.

Wade Shepard ha recopilado en Forbes los cinco proyectos que, asegura, van a cambiar el comercio en esta zona del mundo:

1. El Puerto del Pireo

El puerto de El Pireo / Cosco
El puerto de El Pireo / Cosco

El puerto de El Pireo ha sido el puerto de Atenas desde la Antigüedad y hoy sigue siendo el mayor puerto marítimo de Grecia y uno de los diez mayores puertos de contenedores de Europa, pero el comercio con China puede hacerlo aún más grande.

Ante la necesidad de pagar 254.000 millones de euros al Banco Central Europeo, Grecia se ha visto obligada a poner en venta su puerto principal. Y China ha estado encantado de comprárselo. Cosco (China Ocean Shipping), la naviera estatal de china, que es el cuarto mayor operado de contenedores del mundo compró en 2016 el 51 % del puerto por 316 millones de dólares, y se hará con un 16 % adicional en cinco años, por 99 millones más.

Tras el primer año de operación china del puerto, las ganancias se dispararon y la facturación de la terminal de contenedores aumentó un 53,1 % año, ya que el volumen de estos aumentó un 70,6 %.

Lo más significativo de El Pireo es que no es simplemente la principal puerta de entrada marítima de China a Europa, sino también el principal enlace con otros puertos operados por China en Oriente Medio, África oriental, el sur y sudeste de Asia y en otros lugares de Europa.

2. Horgos

La frontera entre China y Kazajistán, desde el lado chino / Voidvector
La frontera entre China y Kazajistán, desde el lado chino / Voidvector

Esta ciudad, también conocida como Huoerguosi o Khorgos, ha sido un histórico nodo logístico, situado el punto más occidental de la Ruta de la Seda en China, en la frontera entre este país y Kazajistán. Pese a esto, hasta hace solo unos años, era un lugar bastante deprimido, en el que poco más que había dunas, campos de lavanda y montañas cubiertas de nieve.

El plan del gobierno chino es transformar el cruce fronterizo en un centro internacional ferroviario, energético y logístico para establecer nuevos lazos de transporte y comercio entre China, Asia Central y Europa. El lugar ha atraído a todo tipo de inversores y en solo unos años Horgos ha empezado a recibir población a mansalva, convirtiéndose en una suerte de área libre de impuestos que actúa como conurbación binacional. Vamos, el típico lugar que busca la gente que quiere hacerse rica.

La intención de Pekín es convertir a Horgos en un contrapeso económico para equilibrar las ciudades en pleno auge de la costa este de China, como Shanghai, Guangzhou y Shenzhen. Pronto se espera que 200.000 personas se muden a la ciudad, que ya tiene todo lo que se espera de un proyecto de este tipo: un centro con una gran oferta de ocio, extensos desarrollos de viviendas de gran altura, una zona de alta tecnología que se está convirtiendo en un centro de robótica, una zona de logística y varias otras áreas industriales. Tampoco se ha quedado atrás la parte kazaja que, aunque va a la zaga, no para de crecer.

Ente los lados chino y kazajo se ha levantado algo que se conoce como Centro Internacional para la Cooperación de Fronteras (ICBC, por sus siglas en inglés) que es, básicamente un gigantesco Duty Free de 3,43 kilómetros cuadrados que tiene sus propios códigos de inmigración, impuestos y fiscales. Tiene todas las papeletas para convertirse en el mercado central de la Nueva Ruta de la Seda.

3. El nuevo puerto de Bakú

Nuevo puerto de Bakú / Karimsuleymanov
Nuevo puerto de Bakú / Karimsuleymanov

Bakú es la capital de Azerbaiyán. Fue uno de los mayores centros petrolíferos de la antigua Unión Soviética pero hoy destaca por su enorme puerto, que es capaz de transportar dos millones de toneladas de carga general y seca a granel por año. El puerto es relativamente moderno: se construyó en 1902, pero desde entonces ha sido el más grande y concurrido del mar Caspio.

La mayor ventaja del puerto es su posición geográfica, en el cruce del corredor central de la nueva ruta de la seda, promovida por China. Azerbayán, además, está poniendo toda la carne en el asador en el proyecto, y el puerto cuenta con un recién inaugurado ferrocarril Baku-Tbilisi-Kars y el emergente Corredor Norte-Sur de Transporte, que conecta India con Rusia a través de Irán.

Como apunta Shepard “esta es una región del mundo que se está desarrollando rápidamente y se está diversificando económicamente, y estos corredores de transporte están actuando como el marco en el que se están construyendo estas transiciones”.

4. El corredor económico China-Pakistán

Corredor China-Pakistán
 

China ha presupuestado 50.000 millones de dólares para potenciar la conexión con Pakistán. La iniciativa busca conectar el puerto chino de Gwadar con el norte de Pakistán por carretera y ferrocarril, además de llevar energía a la zona, creando un sistema nervioso que vaya generando desarrollo.

Además de esto, se están desplegando nuevos proyectos de energía por un valor estimado de 33.000 millones de dólares para combatir la escasez de energía endémica de Pakistán, que mina en torno al 2 y el 2,5 % del PIB del país.

5. Desarrollo del centro y oeste de China

Chongqing / Limingqimonkey
Chongqing / Limingqimonkey

El gigante asiático ha tenido siempre un problema de distribución de la población que, históricamente, se ha concentrado en el este del país. Una de las razones por las que China promueve el desarrollo de una nueva ruta de la seda es porque esto ayudará al desarrollo del oeste del país.

Se han invertido miles de millones de dólares en las ciudades centrales y occidentales de China y se han unido estas con una red de transporte completamente nueva. Desde que comenzó la política de expansión hacia el oeste, en la década de los 2000, China ha construido más de 60.000 kilómetros de nuevas autopistas, más de 25.000 kilómetros de líneas ferroviarias de alta velocidad y más de 100 nuevos aeropuertos. Esta revolucionaria red de infraestructura ha insuflado una nueva vida a las ciudades del interior, a la que se han mudado muchas grandes empresas buscando un ahorro de costes.

Ciudades como Chongqing, Chengdu o Xi’an (que era la antigua capital de China) han experimentado un enorme crecimiento en las últimas décadas que no parce tener freno.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios