Lunes, 20.05.2019 - 15:33 h
No tiene nada de altruista

La verdadera razón por la que Amazon ha subido el salario de sus empleados

Jeff Bezos ha anunciado que subirá el salario mínimo de toda su plantilla en EEUU y Reino Unido, pero lo hace por una cuestión meramente económica

Fotografía Jeff Bezos
El CEO de Amazon Jeff Bezos / Cordon Press

Amazon ha anunciado a bombo y platillo que elevará el salario mínimo a todos sus trabajadores en EEUU a 15 dólares la hora, frente a los actuales 13,70 dólares.

La medida ha sido acogida por júbilo por los 250.000 empleados fijos que tiene Amazon en el país y, en un comunicado sin precedentes, el CEO de la compañía, Jeff Bezos, ha entonado una suerte de mea culpa: “Escuchamos a nuestros críticos, pensamos seriamente sobre lo que queríamos hacer, y decidimos que queremos liderar el cambio”.

Bezos no solo se ha comprometido a subir el salario mínimo desde el próximo mes a todos sus trabajadores, además ha asegurado que empezará a presionar al Congreso para que aumente el salario mínimo federal, que es de 7.25 dólares la hora, y lleva congelado más de una década.

La medida también afectará a los trabajadores en Reino Unido, que empezarán a cobrar al menos 9,50 libras la hora, algo más en Londres.

La presión funciona

No hay nada malo en la decisión de Amazon. El aumento del salario mínimo tiene el poder de impactar positivamente las vidas de cientos de miles de trabajadores a quienes se les paga una miseria mientras su empleador acumula la mayor fortuna de la historia. Pero no deberíamos verlo, ni mucho menos, como un acto magnánimo de Bezos.

El aumento salarial está directamente relacionado con la presión de movimiento Fight for $15, creado en 2012 para presionar a favor del aumento del salario mínimo y formar sindicatos en las industrias del comercio minorista y la comida rápida. Aunque en EEUU Amazon no ha vivido la misma conflictividad laboral que en Europa, Bezos es conscientes de que estaba agotando la paciencia de demasiados trabajadores.

En todo esto ha jugado un importantísimo papel el senador Bernie Sanders, que disputó (y perdió) el liderazgo del partido demócrata contra Hilary Clinton, pero podría ser un firme candidato en las siguientes elecciones presidenciales.

El Partido Verde de EEUU ofrece a Bernie Sanders ser candidato presidencial
El senador Bernie Sanders / EUROPA PRESS

La subida del salario mínimo ha sido una de las principales banderas electorales de Sanders que ha llegado a presentar un proyecto de ley con el nombre literal de “Stop Bezos”. Este proyecto de ley buscar obligar a los grandes empleadores a aumentar los salarios imponiéndoles impuestos cuando sus trabajadores necesitan ayudas públicas como cupones de alimentos pese a, lógicamente, no estar desempleados.

Sanders ofreció una rueda de prensa el martes para agradecer el anuncio de Amazon, reconociendo que había hecho lo correcto. Un espaldarazo enorme para Bezos, que sin duda busca mejorar su imagen pública, muy dañada por el trato que da sus trabajadores y su poca afición a la filantropía –la forma tradicional en la que los grandes magnates americanos mejoran su imagen–

“Amazon no ha elegido 15 dólares porque sí, sino por su importancia simbólica”, explica en Wired Ben Zipperer, economista del Instituto de Política Económica que estudia los mercados laborales de bajos salarios. “La presión política en realidad puede cambiar los salarios en nuestra economía, lo que creo que es un recordatorio útil”.

Aún hay más: Bezos necesita más trabajadores

Sin duda la decisión de Bezos tiene una parte de estrategia de imagen, pero existe también una razón económica por la que Amazon le interesa subir el salario mínimo –y conociendo a su fundador quizás es más importante–.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y para abordar la campaña Amazon necesita contratar a más de 100.000 trabajadores temporales. Trabajadores que este año va a ser difícil de encontrar, pues el paro en el país está por debajo del 4 %.

La subida del salario está directamente relacionada con la situación del mercado laboral: cuando hay poco paro si se quieren más empleados hay que aumentar los salarios para ser competitivo.

“Esto no es realmente nada nuevo”, explica Sylvia A. Allegretto, economista laboral y copresidenta del Centro de Dinámica de Salarios y Empleo de la Universidad de California en Berkeley a Wired. “Típicamente ocurre cuando el mercado laboral se estrecha”.

Teniendo en cuenta, además, la mala prensa que tiene trabajar en Amazon –es bien conocido el control que hace de todos los movimientos de sus trabajadores–, la única forma que tiene la compañía de captar a empleados temporales en un mercado sin paro, y con otras empresas buscando trabajadores para Navidad, es subir los salarios. Algo que le sirve, además, para frenar la altísima rotación que sufre la empresa (precisamente por sus condiciones laborales).

Fotografía Amazon
Trabajar en Amazon no es nada agradable. / EFE

Hay otro elemento económico que a buen seguro ha empujado a Bezos a tomar esta decisión, algo con lo que ya experimentó Henry Ford en las primeras décadas del siglo XX.

Ford fue muy criticado por sus colegas ejecutivos por implantar la semana de 40 horas y establecer un salario mínimo entre sus empleados. Sin embargo, demostró que un mayor salario permitía a sus trabajadores comprar los mismos coches que producían, lo que era bueno para la empresa.

“Muchos de los clientes [de Bezos] son trabajadores con bajos salarios”, apunta Allegretto. “Hay mucha demanda que se libera cuando empiezas a pagarles más dinero a los trabajadores”.

Quizás sea necesario repetir que la decisión de Bezos es positiva, pero no tiene nada de altruista.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios