Miércoles, 14.11.2018 - 02:41 h
Nec Otium

Las cinco nuevas ciudades que nos cuentan cómo será el mundo del futuro

Más de 40 países están construyendo cientos de nuevas urbes, que buscan redefinir el papel de cada territorio en la economía global del futuro.

Maqueta de lo que será Forest City / Sasaki
Maqueta de lo que será Forest City / Sasaki

Exceptuando la reconstrucción de ciudades devastadas por la guerra, en Europa hace siglos que no se fundan nuevas urbes. Hay, por supuesto, ampliaciones urbanísticas, pero la mayoría de estos ensanches tienen que acoplarse a un barrio o ciudad preexistente. En otras partes del mundo, sin embargo, se siguen levantando ciudades verdaderamente nuevas, que se levantan en terrenos baldíos, gracias a ambiciosos planes urbanísticos.

Es en concreto en África y Asia donde se están levantando muchas de estas ciudades. Como explica en Forbes Wade Shepard, autor del libro Ghost Cities of China, más de 40 países están construyendo cientos de nuevas urbes, que buscan redefinir el papel de cada territorio en la economía global del futuro.

Estas son los cinco proyectos más ambiciosos, que darán que hablar en los próximos años:

1. Forest City (Malasia)

Forest City tendrá una enorme densidad de población / Sasaki
Forest City tendrá una enorme densidad de población / Sasaki

El estrecho de Johor separa la península de Malasia de la isla-estado de Singapur. Es aquí donde se planea levantar Forest City: una megaurbe ganada al mar que se planea inaugurar en 2035.

El proyecto, que cuenta ya con una financiación de 100.000 millones de dólares, es una iniciativa de la constructora china Country Garden y la malasia Esplanada Danga, propiedad en un 99,9% del sultán de Johor. Su intención es atraer residentes de la vecina Singapur y acaparar las inversiones de las inmobiliarias chinas que busquen deslocalizar sus activos.

El planteamiento urbanístico de la ciudad es particularmente ambicioso. Se presenta como una “ciudad ecológica” cuatro veces más grande que Central Park en Nueva York, donde los edificios estarán cubiertos de plantas y no habrá automóviles; una contradicción flagrante, teniendo en cuenta que su construcción está perturbando gravemente el entorno marítimo circundante.

Se estima que se crearán 220.000 empleos en su construcción y una vez finalizada habrá alojamiento para 700,000 personas, lo que la convertiría en la urbe más densamente poblada del planeta.

2. Nuevo Xiong’an (China)

China es, de largo, la reina en esto de levantar ciudades de la nada, y cuando un proyecto cuenta con el respaldo del Estado raro es que no salga adelante; y rápido. La nueva ciudad de Xiong’an, que se levantará entre los condados de Xiong, Rongcheng y Anxin, a 100 kilómetros al sudoeste de Pekín, pretende servir para descongestionar la capital, trasladando allí las sedes de algunas empresas y agencias gubernamentales, así como instalaciones de investigación y desarrollo y centros educativos. La idea es que Pekín siga siendo la capital administrativa, pero la nueva ciudad se convierta en la capital científica-educativa del país.

Se espera que Xiong'an cubra una extensión de 100 kilómetros cuadrados y crezca gradualmente hasta convertirse en un coloso de 2.000 kilómetros cuadrados, un espacio más grande que el que ocupa el Gran Londres.

Su ubicación ha sido elegida para formar un triángulo equilátero casi perfecto con Beijing y Tianjin, pero está lo suficientemente lejos de ambos como para inhibir los desplazamientos diarios, lo que ejercerá presión para que el lugar se convierta en una verdadera nueva ciudad, con todos los servicios.

3. Nurkent (Kazajistán)

El presidente de Kazajistán durante la presentación del proyecto.
El presidente de Kazajistán durante la presentación del proyecto.

La ciudad de Horgos, en el punto más Occidental de la Ruta de la Seda en China, ha sido siempre una ciudad fronteriza, justo en el borde con Kazajistán. El gobierno chino lleva años tratando de convertir el cruce fronterizo en un centro internacional ferroviario, energético y logístico y miles de personas se han mudado a la parte china de la frontera, que alberga ya a 200.000 habitantes.

Por el contrario, la contraparte kazaja de Horgos, la ciudad de Nurkent, ha vivido ajena a este desarrollo y es hasta ahora poco más que una estación de tren, en la que habitan los trabajadores y sus familias: unas 1.200 personas. Pero el gobierno de Kazajistan tiene un nuevo plan para la localidad: convertirla en un centro comercial y cultural que alcance una población de 100.000 personas para 2035.

El proyecto es una iniciativa del presidente kazajo, Nursultan Nazarbayev, y es una parte clave de su iniciativa de 9.000 millones de dólares para diversificar la economía de Kazajistán a través del sector del transporte.

4. Colombo Port City (Sri Lanka)

Maqueta del nuevo Colombo.
Maqueta del nuevo Colombo.

Aunque Colombo es la ciudad más poblada de Sri Lanka y su capital comercial, tiene tan solo 600.000 habitantes. Su nueva ciudad portuaria, un proyecto urbanístico a gran escala patrocinado por China, se levantará al sur de la ciudad, de la que planea ser literalmente independiente.

En 2014, la empresa estatal China Harbor Engineering Corporation puso sobre la mesa 1.400 millones de dólares para construir esta nueva urbe justo al lado de la terminal de contenedores china del puerto de Colombo. Para evitar tener que ocupar tierras existentes, el plan es recuperar tierras del mar, extendiendo la costa natural hacia afuera 269 hectáreas.

Cuando se complete en 2041, se espera que Colombo Port City se convierta en una zona con sus propias leyes de inversión y políticas especiales, controlada casi en su totalidad por China. Está planeado construir un circuito de Fórmula Uno, montones de hoteles de lujo, centros comerciales, torres de oficinas y todo lo que un distrito financiero necesita para competir con Singapur y Dubai.

5. Duqm, Omán

Maqueta de uno de los complejos turísticos que se planean construir en Duqm.
Maqueta de uno de los complejos turísticos que se planean construir en Duqm.

El pueblo de Duqm, en la costa de Omán, tenía en 2008 poco más de 5.000 habitantes, pero el sultanato planea que en 2020 la población alcance las 100.000 personas, gracias a un nuevo desarrollo urbano bautizado como Sino-Oman Industrial City en el que se van a invertir 10.700 millones de dólares.

El proyecto de desarrollo de 11 kilómetros cuadrados, ubicado dentro de la Zona Económica Especial de Duqm, tiene como objetivo transformar un puerto subutilizado en una enorme urbe industrial que incluirá una refinería de petróleo, una planta de metanol, una fábrica de equipos de energía solar y otra de automóviles, además de un almacén de distribución de materiales de construcción. Se construirán también viviendas para albergar a 25,000 personas, así como escuelas, instalaciones médicas, oficinas y todo lo que necesitará la creciente población.

Según explicaban los planificadores del nuevo Duqm en The Economist, si la empresa tiene éxito el somnoliento Omán podría desafiar el cercano dominio de Dubai como centro comercial de la región, con una ubicación geográfica favorable que enlaza con Asia, Europa y Arabia, y que evita las tensiones del cercano Golfo Pérsico.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios