Miércoles, 24.04.2019 - 05:00 h
La importancia de las emociones

Las habilidades técnicas están sobrevaloradas, concéntrate en la actitud

Potenciar las habilidades blandas de cara a un nuevo trabajo puede ser la llave para llevarte el gato al agua, muy por encima de otras competencias

Caer bien es mucho más útil que ser bueno. / Pexels
Caer bien es mucho más útil que ser bueno. / Pexels

Estamos obsesionados por demostrar todo lo que sabemos. Cuando queremos acceder a un nuevo trabajo nos volvemos locos intentando ofrecer nuestras habilidades más técnicas y todo el saber sobre el sector en cuestión. En la mayoría de las ocasiones nos olvidamos de lo más importante: una buena actitud de cara a la vida y el trabajo.

Sabemos todos los trucos para realizar una entrevista de trabajo más que decente. Sabemos cómo superar con éxito un test de competencias laborales. Y sabemos qué preguntas no debemos hacer cuando llegue el momento. También controlamos los errores que pueden convertir esa entrevista en un completo desastre.  Pero hay algo que tendemos a obviar por no conocer el valor que añade. Se trata de demostrar tus habilidades sociales.

Dave Anderson, director de tecnología en Amazon, es un experto en este terreno. Recluta a menudo a nuevos talentos para su empresa y, para él, en muchas de las ocasiones, el valor de una buena actitud está por encima de los aspectos más funcionales del puesto.

Las habilidades blandas por encima de todo

En un artículo para 'Medium',  Anderson parte de su experiencia para explicar la importancia de las buenas actitudes, las conocidas como ‘blandas’.

Los trabajadores con habilidades blandas no hacen más que proporcionar cierta influencia al equipo. No solo contribuyen con su trabajo, sino que también mejoran los esfuerzos de sus compañeros. Por eso, aunque no requieren el mismo tipo de preparación, son tan esenciales para el proceso de entrevista.

A todo el mundo le gusta trabajar junto a personas agradables. / Pexels
A todo el mundo le gusta trabajar junto a personas agradables. / Pexels

“He visto a decenas de personas fallar en Amazon, y el 80 por ciento lo hace por problemas de habilidades sociales”, comenta Anderson. Y añade que  no“fracasan porque son unos idiotas. Fracasan porque no escuchan a sus compañeros de trabajo. Fallan porque no tienen la capacidad de recibir retroalimentación. Fracasan porque no manejan bien los errores”.

Porque un equipo funcional es más valioso que un individuo con habilidades funcionales.

Los virtudes de las habilidades blandas

Además de ser un sujeto que mejora los esfuerzos del equipo, un trabajador con las habilidades blandas desarrolladas puede ser un elemento inspirador. De esta forma, y sumado al conocimiento de la empresa, hará que mejore la productividad.

“Estas personas son conscientes de que siempre pueden aprender más y, por lo tanto, están abiertas a nuevas ideas. Las habilidades sociales son fundamentales para el crecimiento y, a largo plazo, el potencial de crecimiento es más importante que las habilidades funcionales existentes”, asegura Anderson.

Si te sientes un gran habilidoso social, no debes olvidar dejarlo ver en una entrevista. Su valor se sumará a tus habilidades técnicas y funcionales.

Puedes hacerlo de múltiples maneras. Lo importante es demostrar que no solo serás un trabajador calificado y cualificado, sino que “otros disfrutarán trabajando contigo”. Puedes también demostrar que no solo agregarás tus habilidades funcionales, que ya han conocido previamente y que interesan también a la empresa, “sino que mejorarás la productividad y la felicidad de quienes te rodean”, asegura Anderson.

No olvides el valor de tus habilidades sociales. Es un valor en alza en las entrevistas de trabajo. No dejes de hacerlas notar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios