Miércoles, 14.11.2018 - 17:15 h
Sobre hombros de gigantes (o no tanto)

Los cinco tipos de personas sobre las que debes apoyarte en el trabajo para crecer

El modelo del aprendiz y el maestro ya no funciona. Para hacer carrera laboral no solo debes tener un mentor, debes lograr otro tipo de alianzas

Es necesario tejer alianzas en el trabajo. / Pexels
Es necesario tejer alianzas en el trabajo. / Pexels

La época del mentor en el entorno laboral ya está muy pasada. Ahora, para realizarte y seguir creciendo  debes encontrar tu propio grupo de personas que te ayudarán en tu desarrollo profesional. Una especie de “junta directiva personal”.

Mentor, ra: 1. m. y f. Consejero o guía. 2. m. y f. Maestro, padrino.

Esta es la definición exacta de mentor que aparece en la RAE. Una figura que en los entornos laborales actuales ha ido perdiendo fuerza, significancia. La manera de trabajar ha cambiado y ha traído nuevas formas para construir el futuro idealizado. Lars Schmidt, fundador de Amplify, una firma de consultoría que ayuda a compañías a navegar sobre el futuro del trabajo, en un artículo para Fast Company, hace un análisis de esta nueva situación y recomienda 5 tipos de personas que debes tener en tu red personal para ayudarte a crecer en tu entorno laboral adecuadamente.

Las carreras profesionales han dado un giro significativo a la irregularidad. Ahora el desarrollo personal es más “una celosía que una escalera, ya que los empleados se mueven vertical y lateralmente a través de las organizaciones para adquirir más experiencia y desarrollar sus habilidades, así como para progresar en sus carreras”, asegura Schmidt.

Pero también han cambiado las formas de trabajo. Ahora “el trabajar” tiene una nueva naturaleza. Por ejemplo, el aumento de los trabajos freelance ya supone “un cambio sísmico en la construcción misma del trabajo”, dice Schmidt; por lo que requiere un tipo diferente de pensamiento a la hora de considerar el desarrollo de tu carrera.

Por eso lo de crear una “junta directiva personal”, porque la idea de tener solo una persona llevando tu desarrollo profesional ya no es buena ni viable en los tiempos que vivimos. Pero esta idea de la “junta”, no es nueva, de hecho Fast Company en el 2000 ya hablaba de esto.

“Es mejor mirar más allá de la relación de mentor tradicional y crear un grupo asesor más diverso desde dentro y fuera de su campo”, dice Schmidt. Las diferentes perspectivas dan más horizonte y es un desafío personal que te obligará a cuestionar tus decisiones.

Los perfiles de las personas que debemos tener cerca para nuestro desarrollo profesional según Schmidt, son estos 5.

1. El innovador y creativo

Este perfil es el de una persona que sigue de cerca el pulso del ahora y sus novedades. Está al día en tendencias, diseño y estilo de vida. Suelen ocupar puestos en departamentos de diseño, producto y marketing.

“Los innovadores creativos pueden ayudarlo a ver las cosas desde una perspectiva diferente. Su energía y entusiasmo impulsados ​​por la identificación pueden proporcionarle la chispa que necesita para asumir riesgos profesionales”, dice Schmidt. Porque tus instintos impulsivos, asegura, “pueden impedirte analizar en exceso los puntos de inflexión en tu carrera”.

2. El pragmático

Se trata de la otra cara del innovador. Son escépticos y buscan siempre una evidencia de cara a su perspectiva. Ideales para encontrar los puntos débiles de tus planes de futuro. Lo encontrarás en secciones como finanzas, recursos humanos o gestión de proyectos.

“El pragmático aportará una visión realista de tus ideas y ayudará a garantizar que tu entusiasmo no haga descarrilar tu carrera”, dice Schmidt.

Es importante rodearse de tipos distintos de persona. / Pexels
Es importante rodearse de tipos distintos de persona. / Pexels

3. El “up and corner” 

Se trata de la sangre nueva y joven. No solo se aprende de los cargos superiores. Una perspectiva joven y fresca siempre está basada en la realidad más actual.

“A menudo son uno de los miembros más jóvenes de los equipos de proyecto que se han ganado una buena reputación por sus ideas frescas y su pensamiento ágil. Tienen un don para ver las cosas desde una perspectiva diferente y oratoria para articular sus ideas más allá de lo que se espera a su nivel”, asegura Schmidt.

4. El nodo de tu red personal

Son muy fáciles de detectar. Son muy activos en LinkedIn haciendo crecer su red de contactos y son muy comprometidos con su campo. Son conectores y no dudaran en hacerte parte de su red. Además de aconsejarte para ampliar la tuya.

“Tu red es uno de los factores más importantes en tu éxito profesional. Una red sólida y diversificada abrirá oportunidades, profundizará tu experiencia y ampliará tu perspectiva”, apunta Schmidt.

5. Tu proyección de futuro

Preguntarte dónde te ves 5 años después en la empresa donde estás trabajando, puede ayudar a descubrir mucho acerca de tus ambiciones y aspiraciones. También a encontrar a la quinta persona imprescindible para tu “junta directiva personal”. Este, es el más parecido a un mentor.

“Tu yo futuro puede compartir contigo cómo navegó en su carrera y también brindarte una visión de primera mano y completamente fiable de si el lugar que ocupa ahora es realmente todo lo que parece y ambicionaba”, dice Schmidt.

“Una junta directiva personal agregará valor a su carrera sin importar su antigüedad”, sentencia Schmidt para terminar. Lo que está claro es que esta junta no será siempre la misma. Irá evolucionando con los tiempos cambiantes y con el aprendizaje que tú mismo vayas atesorando.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios