Viernes, 14.12.2018 - 23:50 h
Todos son canadienses

Millonarios de la marihuana: magnates de la incipiente industria del cannabis

Aunque el mercado legal de la marihuana es de momento pequeño, la carrera de las empresas por posicionarse empezó hace años. Y ya hay ganadores

Plantación de la compañía canadiense Aphria. / Aphria
Plantación de la compañía canadiense Aphria. / Aphria

La marihuana se ha convertido en un producto de consumo legal en nueve de los 50 estados unidos de América, Uruguay y Canadá, uno de los pocos países que, además, ha decidido legalizar su uso recreativo y en el que la industria está más desarrollada. Mientras, países como Colombia, Alemania, Argentina o Australia ya han regulado su uso medicinal, y muchos más podrían unirse a la lista en un futuro cercano.

Aunque el mercado legal de la marihuana es de momento pequeño, la carrera de las empresas por posicionarse en el mismo empezó hace años y el aumento en los precios de las acciones de las compañías de cannabis ha convertido a algunos de sus socios en millonarios.

El ejemplo más extremo es el de Tilray Inc., un productor canadiense de marihuana cuyas acciones han multiplicado por 13 su valor desde su oferta pública inicial de julio. El pasado martes sus acciones llegaron a dispararse un 90 %, para acabar cerrando con una subida del 38 %.

El interés de los inversores en Tilray se disparó después de que la compañía anunciara que había recibido el visto bueno de las autoridades estadounidenses para la venta de un tipo de cannabis para un ensayo médico.

Se trata de acciones con una gran volatilidad, pero no cabe duda de que, como han notado publicaciones como Bloomberg, algunos empresarios que se están convirtiendo ya en los primeros magnates de la industria de la marihuana. Son estos:

1. Brendan Kenndy, Michael Blue y Christian Groh

Brendan Kennedy. / Tilray Inc
Brendan Kennedy. / Tilray Inc

Brendan Kennedy, Michael Blue y Christian Groh fundaron Privateer Holdings, con sede en Seattle, en mayo de 2010 y posteriormente compraron el 76% la empresa canadiense de marihuana Tilray, cuyo valor de mercado superó los 21.000 millones de dólares el pasado miércoles. Kennedy se convirtió, además, en el CEO de la compañía.

Los tres se conocen desde hace años. Kennedy y Blue son graduados del programa MBA de la Yale School of Management, y Kennedy y Groh habían trabajado juntos en SVB Analytics, una filial de Silicon Valley Bank. Ahora se han hecho juntos millonarios en el negocio de la marihuana.

Con el precio actual de las acciones, cada uno tiene una fortuna valorada en 2.400 millones de euros.

2. Bruce Linton

Bruce Linton. / Tweed Inc
Bruce Linton. / Tweed Inc

Bruce Linton es el CEO de Canopy Growth Corp., una de las empresas productoras de marihuana más grandes del mundo, con sede en una antigua fábrica de chocolate Hershey's en la tranquila ciudad de Smith Falls, en Ontario (Canadá).

Linton ha afirmado en más de una ocasión que quiere que su empresa llege a ser el Amazon o el Google del cannabis. En agosto, la compañía más grande de cerveza, vino y licores de Estados Unidos, Constellation Brands, acordó invertir 5.100 millones en su compañía.

Actualmente se valora la empresa en torno a los 9.000 millones de dólares, y las participaciones de Linton le garantizan hoy una fortuna de 142 millones.

3. Terry Booth

Terry Booth, CEO de Aurora Cannabis, es el único magnate de esta lista que ha reconocido provenir de la industria ilegal de la marihuana. Solía menudear en el instituto, vendiendo bolsas de marihuana 7 gramos por 25 dólares.

Lejos quedaron sus tiempos de camello de poca monta. Hoy tiene 900 empleados y, a principios de este año, su compañía orquestó la adquisición más grande de la industria cuando acordó comprar CanniMed Therapeutics en un acuerdo de 1.230 millones canadienses.

Bloomberg valora sus participaciones en la compañía en 95 millones de dólares.

4. John Cervini

Cervini, a la izquierda, junto a sus socios. / Aphria
Cervini, a la derecha, junto a sus socios. / Aphria

John Cervini es cofundador de la empresa Aphria, con sede en Leamington, Ontario (Canadá). Tras dejar las plantaciones en invernadero de tomates y pimientos a las que se dedicaba su familia, él y su amigo Cole Cacciavillani estudiaron la marihuana como una posible cosecha, aunque ninguno de los dos tenía experiencia cultivando la planta. Aphria fue una de las primeras empresas cultivadoras de marihuana que cotizó en bolsa.

Bloomberg calcula que tiene una fortuna de 144 millones de dólares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios