Crecimiento, pero insuficiente

Mujeres líderes en pandemia: más jefas y emprendedoras que nunca en España

Un reciente estudio analiza el impacto de la crisis del coronavirus en el talento femenino y las nuevas oportunidades que se han abierto en estos meses.

Mujeres trabajando
Mujeres líderes en pandemia: más jefas y emprendedoras que nunca en España.
Canva

Quizás, una de las mejores noticias dentro del mercado laboral en este año tan funesto para el empleo sea el avance -o mejor dicho, el no retroceso- del talento femenino y del liderazgo de las mujeres en las empresas. A pesar de las múltiples y dispares consecuencias tanto en el ámbito más íntimo y familiar como en el profesional y económico -por ejemplo, con los problemas crecientes para conciliar que tienen las mujeres en esta pandemia-, en 2020 creció la inclusión de las mujeres en puestos directivos y como emprendedoras, tal y como se desprende del estudio 'Liderazgo femenino y Covid-19: perspectivas postpandemia', dentro del programa de fomento del liderazgo femenino 'Yo, jefa', de la agencia de comunicación Trescom.

Como ejemplo, en el año 2020, el porcentaje de mujeres que ocupaban altos cargos de la Administración General del Estado ascendió ligeramente hasta un 43,5%. En el sector privado, el progreso que muestran las empresas en el Ibex 35 sigue siendo lento: en el último año, la presencia de mujeres en consejos de administración de las cotizadas en España ha pasado del 23,1% al 27,5%. Un crecimiento insuficiente a la hora de alcanzar los objetivos fijados por la CNMV, del 30%, pero que representa un paso más hacia la inclusión del talento femenino en puestos de dirección.

En este sentido, el estudio ha querido analizar cómo ven el panorama más inmediato las emprendedoras, directivas y jefas de nuestro país, y cómo ha afectado esta crisis al liderazgo femenino. La mitad (51%) de las jefas, emprendedoras y directivas consultadas para realizar este informe cree que la pandemia no afectará ni empeorará especialmente el acceso de las mujeres a los cargos directivos, mientras que el 39% afirma que sí que lo hará. Por su parte, el resto de las encuestadas asegura que la pandemia nos afectará a todos –hombres y mujeres- por igual (2%), que dependerá de varios factores (3%), que se mantendrá igual que antes (3%), y un 2% de las jefas se muestran indecisas al respecto.

Entre otras conclusiones del estudio, destaca que también la mitad de las jefas encuestadas ha tenido que diversificar o reinventar su modelo negocio para encontrar nuevas oportunidades durante la pandemia, si bien, una de cada cuatro (26%), asegura que esta situación ha hecho crecer su empresa o compañía. Frente a ello, un 22% no ve oportunidad alguna de mejorar sus perspectivas empresariales, aunque espera que la situación sea excepcional y pueda volver a la normalidad en la que estaba antes de la pandemia en el corto-medio plazo. Sólo un 2% indica que no espera, de ningún modo, ninguna mejoría u oportunidad para su empresa en el primer semestre de 2021.

Transformación digital y talento femenino

El estudio, realizado a partir de una encuesta a más de 100 directivas, emprendedoras y jefas de distintos sectores, también apunta a que la diversificación y la digitalización han sido claves para mantener a flote sus respectivos negocios. De hecho, casi seis de cada 10 (un 56%) señala que lo más positivo de esta crisis ha sido la transformación digital de los negocios; una cifra que, en el caso de las directivas que trabajan en grandes empresas, se eleva hasta el 80%.

Esto explica que más de un tercio de las mujeres líderes (34%) reclame a las administraciones públicas ayudas para la digitalización de sus empresas y para formación en nuevas tecnologías con el objetivo de poder seguir creando riqueza y empleo en España, y otro tercio (31%) pida medidas de apoyo para la creación de empresas. Otras demandas están relacionadas con un mayor y mejor acceso a inversión pública (23%) y con medidas para fomentar la conciliación o el apoyo a los autónomos, entre otras.

Tras el avance en la digitalización, un 18% de las encuestadas opina que la pandemia también tiene como positivo el avance en el teletrabajo, y un 15% declara que esta crisis la ve como una posibilidad de llegar a nuevo 'target' con un nuevo producto o servicio. Un 11% de las jefas consultadas, por su parte, admite que no ve nada positivo en esta situación. Sea como fuere, parece evidente que la nueva situación económica y laboral provocada por la pandemia ha hecho que la mayoría de las empresas y líderes tengan que adaptarse en cuanto a procedimientos, formas de trabajo, espacios y, en muchos casos, plantillas y salarios. Y eso también afecta al talento femenino.

Mostrar comentarios