Martes, 19.11.2019 - 06:02 h
Proyecto AGBRESA

El mejor trabajo de la NASA: 16.500 euros por no levantarse de la cama en 60 días

La agencia espacial estadounidense, junto a la ESA, quiere estudiar los efectos de la gravedad en un cuerpo humano totalmente estirado.

Chica durmiendo
El mejor trabajo de la NASA: 16.500 euros por no levantarse de la cama en 60 días. / Pixabay

Los beneficios de dormir son ampliamente reconocidos: desde aumentar los años de vida y permitirte rendir más en el trabajo, hasta influir hasta en un 4% del PIB de un país. Pero es aún mejor si, además, te pagan simplemente por estar en la cama. Es lo que ofrece la NASA, junto con la ESA y la Agencia Espacial Alemana (DLR): un 'sueldo' de 16.500 euros por no levantarse de la cama en 60 días como parte de un innovador estudio. En total, serán tres meses con todos los gastos pagados, disponiendo de todo tipo de atenciones y controlado en todo momento por nutricionistas y médicos.

Se trata de la el estudio AGBRESA, que trata de investigar más sobre el descanso en una cama en situación de gravedad artificial y sobre cómo responde el cuerpo humano ante la falta de gravedad, como uno de los primeros pasos de cara a poder establecer colonias habitadas en el espacio exterior. Es una investigación impulsada por la Agencia Espacial Europea la DLR y la NASA que pretende ahondar en la exploración espacial y el futuro de la humanidad.

Un estudio no apto para todo el mundo

Tal y como explica la NASA, el estudio se desarrollará en un envihab (de las palabras 'medio ambiente', 'environment' en inglés, y 'hábitat') "una instalación de investigación de vanguardia operada por el Instituto de Medicina Aeroespacial de la Agencia Espacial Alemana (DLR)". Allí, los sujetos permanecerán durante 60 días en una cama. Pero la primera parte del experimento llega antes: 15 días para familiarizarse con el experimento y aclimatarse a unas condiciones que no son aptas para todo el mundo.

"De todos los desafíos potenciales a los que se enfrentan los astronautas en el entorno espacial, la microgravedad ha demostrado ser uno de los más difíciles de imitar en un entorno experimental. Los investigadores e ingenieros de la NASA están estudiando el reposo en cama como un análogo experimental para el vuelo espacial porque la exposición prolongada a una posición de inclinación de cabeza hacia abajo puede duplicar muchos de los efectos de un entorno de baja gravedad", explica la NASA.

En este sentido, lo que la agencia espacial pretende estudiar en este entorno artificial es cómo afecta a nuestro sistema musculoesquelético, al acondicionamiento cardiovascular al entorno y los efectos psicológicos del confinamiento a largo plazo en un entorno de gravedad reducida. Por eso, los participantes en el estudio deben permanecer totalmente inmóviles durante 60 días, sin poder moverse ni levantar la cabeza, haciendo su día a día en esa posición: comer, beber, hacer sus necesidades, lavarse...

Todo ello en una posición totalmente estirada en una cama con una inclinación de seis grados (y con los pies ligeramente en alto), para simular las condiciones en el espacio exterior. Para evitar que los músculos se atrofien y que los fluidos del cuerpo se muevan, el único movimiento que se permite es una centrifugación, que se hace 30 minutos al día.

Para adecuar aún más el experimento a las condiciones en el espacio, durante los tres meses hay un equipo de nutricionistas que controlan la dieta de las personas, con las cantidades exactas que necesita el cuerpo para mantenerse en condiciones óptimas, pero sin ganar peso. Después de los 60 días que dura el experimento, hay 14 días más de descanso y de rehabilitación. Además, un médico realizará regularmente visitas médicas periódicas una vez acabado el estudio. El último estudio de AGBRESA empezó en marzo de 2019, aunque aún no se han publicado los resultados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING