Viernes, 19.07.2019 - 08:39 h
Un invento más para anunciarse

Patrocinio de mangas: un refugio de las casas de apuestas para explotar el fútbol

Cada vez más equipos de la Premier y la Bundesliga lucen espónsor en las mangas de sus camisetas, relacionados con las apuestas.

Roberto Pereyra, del Watford
Cada vez más clubes de Inglaterra y Alemania tienen a casas de apuestas como espónsor de manga. / Premier League

En los últimos años, las casas de apuestas han irrumpido con fuerza en el fútbol hasta el punto de que en los programas deportivos más escuchados cada fin de semana en la radio cada fin de semana no hay reparos en anunciar a una marca distinta en cada corte publicitario, algo impensable hasta hace poco. La competencia es tan brutal que cada una ha tenido a su propia estrella como imagen mediática (véase el actor Roberto Álamo, el presentador Carlos Sobera, la plantilla entera del Real Madrid...) y siempre busca tener espacio para anunciarse hasta en el último rincón imaginable: desde hace un par de años, en las mangas de las camisetas de los futbolistas.

Como en el caso de las casas de apuestas, físicas y online, los patrocinios en el hombro comenzaron en Reino Unido, donde se permiten hacer pronósticos hasta por quién será el próximo primer ministro del país. En la temporada 2017/18, arrancó el experimento: 11 equipos de los 20 que conforman la Premier League decidieron ampliar sus vías de ingresos al incluir patrocinadores de manga en sus camisetas. Por ejemplo, el Manchester United, cuyo espónsor principal en la parte frontal de la camiseta era Chevrolet, optó por la marca de muebles de baño Kohler para adornar su manga izquierda a cambio de 10 millones de euros, que se sumaron a los 47 millones que ya percibía del fabricante de coches.

Otros escogieron a patrocinadores de talla mundial para sus mangas, como por ejemplo el Liverpool (Western Union), el Chelsea (Hyundai) o el Southampton (Virgin). Sin embargo, también supuso una vía de entrada para otro tipo de espónsors sin presupuesto suficiente para convertirse en patrocinadores principales: por cantidades a partir de los 3 millones de euros, empresas como el videojuego Angry Birds, la app de criptomonedas Coin Deal o incluso a Ruanda como destino turístico (bajo el lema "Visit Rwanda"). Además, también abrió la veda para que las casas de apuestas, omnipresentes en prácticamente todas las camisetas de los clubes europeos en la última década, tuviesen un nuevo espacio de promoción.

Un negocio redondo para los clubes; una sobreexposición para el público

Esta semana, el Aston Villa anunciaba el primer patrocinador de manga de su historia. Se trata de la casa de apuestas asiática BR88, que opera online. Así, se une al Watford, que el año pasado firmó un contrato de esponsorización en el lateral de la manga con MoPlay, otra casa que te permite apostar a prácticamente cualquier deporte, incluyendo e-sports. Un negocio redondo para los clubes, ya que se calcula que este tipo de patrocinio puede aumentar sus ingresos por la publicidad en sus prendas deportivas de entre un 10% y un 20%. Y eso que el espacio máximo para poner el logo apenas es de 10 centímetros cuadrados.

En la Bundesliga, el Mainz 05 fue uno de los primeros que no dudó en aprovechar este nuevo espacio en su indumentaria para colocar la imagen de una casa de apuestas, QQ288, tal y como anunció el pasado diciembre. En Alemania es común ver a equipos con casas de apuestas como patrocinadores principales, pero no así en las mangas. Algo similar a lo que sucede en España, donde ningún equipo tiene como espónsor en su camiseta a una casa de apuestas pero que, paradójicamente, una empresa como Sportium es patrocinador oficial de la Liga Santander.

Todos estos movimientos parecen indicar que, aunque las casas de apuestas al principio no parecían muy interesadas en patrocinar las mangas de las camisetas, la necesidad de captar nuevos clientes en un mercado tan agresivo ha abierto una nueva vía de esponsorización. El problema es que, a pesar de que a los clubes les parezca una gran idea trocear el espacio publicitable de su indumentaria, esto puede significar una nueva oleada de casas de apuestas anunciadas en las mangas en un ejemplo más de sobreexposición del público. Sobre todo, porque queda un verano entero de fichajes por delante y los clubes necesitan ingresar para no exponerse al Fair Play financiero impuesto tanto desde la UEFA como la Liga.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios