Jueves, 27.06.2019 - 07:14 h
El mejor plan para desconectar

Por qué leer es el secreto para alcanzar la felicidad, el éxito y una vida larga y plena

Un nuevo estudio señala que un 80% cree que sacar tiempo para la lectura les ayuda con sus relaciones sociales y les aporta conexiones más profundas.

Libros
Las personas con éxito se definen a sí mismas como ávidas lectoras / Pixabay

Los beneficios de la lectura son tremendamente destacados por parte de profesores y pedagogos, ya que modifica nuestro cerebro, mejora nuestra empatía y nos permite desarrollar la imaginación, el pensamiento divergente y el lateral, aunque el vertiginoso ritmo al que se desarrollan nuestras vidas a menudo nos impide sacar tiempo. Las prisas, ajetreos y vaivenes de nuestra vida cotidiana apenas nos dejan margen para descansar, mientras que el escaso del que disponemos solemos emplearlo en actividades que no requieran de algún tipo de esfuerzo intelectual. Sin embargo, según una encuesta llevada a cabo por Kindle y Kelton Global en 13 países diferentes, la mayoría de las personas piensan que la afición a la lectura mejora nuestras relaciones y nos ayuda a conectar con otras personas, entre otros beneficios.

En este sentido, los lectores de todo el mundo consideran que hay distintas razones para sumergirse en un buen libro a diario. En el estudio, se muestra lo significativa que puede llegar a ser la lectura en nuestras vidas, ya que leer aumenta nuestra sensación de felicidad y también puede ayudarnos a conectar con otras personas y a mejorar nuestras relaciones. De hecho, el 71% de quienes leen semanalmente afirman sentirse más felices, en comparación con el 55% del resto de lectores.

Leer siempre ha sido una forma de escapar a mundos diferentes o de aprender algo nuevo y, ante la creciente conectividad (que exige estar disponible prácticamente las 24 horas del día), son muchos quienes quieren perderse en un buen libro sin ser interrumpidos por notificaciones o distracciones. Según la encuesta, casi la mitad de los participantes (45%) se han propuesto a sí mismos leer más este año.

Por eso, muchas personas eligen la lectura como su actividad principal de cuidado personal y, de hecho, más del 70% de los encuestados reconocen que es habitual que cancelen algunos planes y actividades sociales para poder pasar más tiempo con ese libro que les tiene enganchados. En este sentido, más del 80% de los encuestados coinciden en que reservar tiempo para la lectura les ha ayudado a mejorar sus relaciones. Mientras que un 81% desea poder comentar los libros que lee con otras personas.

Y es que leer, además de aportar a nivel individual, parece ser percibido como una herramienta para mejorar nuestras relaciones sociales: alrededor del 45% de los participantes de la encuesta creen que la lectura les ha proporcionado algún tema importante para debatir con los demás. Y, contra la creencia popular, más del 60% de los participantes prefiere comentar libros en algún club de lectura, en lugar de salir a beber una copa de vino.

Leer contribuye al éxito profesional y a vivir más

En otro estudio independiente, elaborado el año pasado por Pew Research Center apunta que casi un cuarto de los estadounidenses (24%) no han leído un libro, ni siquiera parcialmente, durante el último año. De ese segmento, el 37% son personas con el graduado escolar o una formación menor, mientras que sólo un 7% son licenciados universitarios. Algo también relacionado con el nivel socio-económico, ya que el espectro poblacional con un salario anual por debajo de los 30.000 dólares anuales prácticamente dobla en carencias de lectura al de quienes ganan entre 30.000 y 75.000 dólares al año.

La investigación, en línea con las conclusiones de la ciencia en los últimos años, también es extrapolable a España, si bien el porcentaje de no lectores es aún más preocupante que en EEUU: según la encuesta del año pasado del Observatorio de la Lectura y el Libro, dependiente del Ministerio de Educación, un 40% de los españoles declara no leer nunca. Algo que suele estar relacionado con el estatus social, ya que la gente más exitosa se suele definir a sí misma como ávida lectora y reconoce que existen ciertos libros que les han ayudado a alcanzar sus objetivos tanto personales como profesionales.

La buena noticia es que la lectura aumenta la esperanza de vida. Eso es, al menos, lo que la Universidad de Yale concluyó en un estudio en el que se analizaba a una población de 3.635 personas mayores de 55 años: los datos mostraron que quienes leían una media de 30 minutos o más al día vivían unos 23 meses más que quienes no lo hacían. En este sentido, la clave reside, según los autores del estudio, en el desarrollo cognitivo que crea el hábito de la lectura, algo que permite a las personas mayores potenciar aspectos como su vocabulario, su empatía o su inteligencia emocional. Elementos tan básicos para la vida como el oxígeno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios