Martes, 17.09.2019 - 02:50 h
Equal Measures 2030

¿Por qué nadie está preparado para la igualdad de género en la próxima década?

Una iniciativa propone acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en 2030... pero concluye que ningún país está preparado para hacerlo.

Una marea de 36.000 mujeres ha teñido este domingo de rosa las calles del centro de Madrid en la decimosexta edición de la Carrera de la Mujer. /EFE
Ningún país está preparado para la igualdad de género en la próxima década. /EFE

Las mujeres tardarán 202 años en alcanzar la igualdad salarial con los hombres de todo el mundo. Es la pesimista conclusión a la que se llegó en el último informe del Foro Económico Mundial sobre igualdad, presentado el pasado diciembre, y que supone un serio toque de atención respecto a la falta de igualdad de género en todos los ámbitos. Aún peor: desde 2016 se ha puesto en marcha una iniciativa que propone acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en 2030... pero en su primer informe, presentado esta semana, concluye que ningún país está preparado para hacerlo.

Se trata del SDG Gender Index, un informe elaborado por Equal Measures 2030 y que repasa la situación de igualdad de género en la mayoría de los países del mundo. La organización se creó en 2016 para como vigilante de uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que 193 países firmaron en 2015 bajo el amparo de la ONU para comprometerse a hacer un mundo más justo y ecológico de cara a 2030. Esos compromisos incluyen objetivos tan ambiciosos como acabar con la pobreza y el hambre en el mundo o reducir el impacto del ser humano en el cambio climático.

Sin embargo, la humanidad va camino de incumplir la mayoría de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030. De hecho, uno tan importante como es el de alcanzar la igualdad de género en la próxima década (es el quinto punto de la lista) será materialmente imposible no solo en todo el mundo, sino que ningún país lo logrará: el índice señala que 2.800 millones de mujeres y niñas viven actualmente en países que no están haciendo lo suficiente para mejorar la vida de las mujeres.

Ni siquiera todos los países firmantes de los Objetivos de Desarrollo Sostenible disponen de datos sobre la desigualdad de género. Por eso, en el índice solo se ha podido medir el progreso en 129 países, otorgándoles una nota del cero al 100 (desigualdad absoluta e igualdad absoluta). Estos datos se refieren específicamente a la igualdad de género o analizan aspectos que afectan de manera focalizada a las mujeres y las niñas, como si las mujeres tienen acceso a la banca móvil o no, a internet o a una fuente de agua segura.

Puntuación en igualdad de género según el SDP Gender Index
Puntuación en igualdad de género según el SDP Gender Index. / Nerea de Bilbao

El resultado es desolador: ningún país llega a una puntuación de 90 (Dinamarca es el que más se acerca, con 89,3), que es el barrera a partir de la cual se considera que se está progresando de manera excelente en igualdad de género. El promedio de los 129 países presentes en el índice, en los que están presentes el 95% de las mujeres y niñas del mundo, es de 65,7, un resultado muy pobre según el informe, teniendo en cuenta que una puntuación de 59 o menos se considera que un país está avanzando muy mal en el logro de los objetivos. El país más desigual del mundo es Chad, con un 33,4.

En general, la baja representación de las mujeres en el parlamento, la brecha salarial y la violencia de género se encuentran entre las áreas que todos los países están luchando por abordar. En el caso de España, con una nota de 79,3 sobre 100 (en el rango de países con una situación "pasable"), ocupa el puesto 23 en la lista en igualdad de género. El gran problema que tenemos en nuestro país se refiere al objetivo 16, que reclama garantizar una vida libre de violencia y un acceso equitativo a la justicia. En ese campo, nuestra situación es "regular".

Para Melinda Gates, copresidenta de la Fundación Bill y Melinda Gates (entre las entidades que financian el proyecto), este informe "debería servir como una llamada de atención al mundo". Sobre todo, porque el objetivo número 5 de los ODS contiene retos específicos a alcanzar en la próxima década: eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, poner fin a la mutilación genital femenina y al matrimonio infantil, garantizar el acceso universal a la atención médica sexual y reproductiva, así como defender los derechos reproductivos de las mujeres.

Los peores datos provienen de África, Oriente Medio, Latinoamérica y el Caribe, donde ningún país llega a la puntuación de 70. De hecho, en África, son realmente preocupantes. Por eso, Memory Kachambwa, directora ejecutiva de la Red de Desarrollo y Comunicación de Mujeres Africanas (Femnet), explica a 'The Guardian' que lo que está sucediendo en EEUU y el poder que tiene la Administración Trump para influir en el lenguaje clave en los acuerdos internacionales establecen un precedente preocupante, "porque permite a otros gobiernos continuar reprimiendo a las mujeres. Los partidos que están muy en contra de los derechos de las mujeres y la igualdad de género son cada vez más fuertes y pueden tener mucha influencia en los espacios de políticas a nivel global".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios