Miércoles, 24.04.2019 - 10:41 h
Emplea 10 millones de dólares al año en su protección

Por qué Zuckerberg es el empresario que más gasta en su seguridad del mundo

El coste de Facebook para proteger a su fundador se ha incrementado en más del 500% de 2012 a 2017.

Mark Zuckerberg. Scott Beale / Laughing Squid
Mark Zuckerberg. Scott Beale / Laughing Squid

Todos los multimillonarios tienen sofisticados sistemas de seguridad para protegerse de potenciales amenazas. Al fin y al cabo, no se llega a lo más alto sin hacer algunos enemigos o, sencillamente, resultar atractivo a cualquier criminal que pueda sacar tajada de tamaña riqueza.

Pero, como explica un reciente análisis de 'Forbes', los costes en seguridad no son proporcionales al tamaño de la riqueza, sino a las preferencias personales de cada líder y a su exposición pública.

El patrimonio neto de los cinco fundadores de compañías estadounidenses más adinerados se ha duplicado en cinco años, pero los costes de seguridad personal para sus empresas no han crecido al mismo ritmo. Con la única excepción de los que emplea Facebook para proteger a Mark Zuckerberg.

El gasto en seguridad que realiza la red social para proteger a su fundador se ha incrementado en más del 500% de 2012 a 2017. Tras el ataque sufrido el pasado año en la sede de Youtube, que dejó heridas a tres personas, la junta directiva de la red social asignó un plus de 10 millones de dólares a Zuckerberg para pagar el personal, el equipo y los servicios necesarios para mantener a él y su familia a salvo, al que hay que sumar otros gastos como el millón y medio de dólares que la compañía destina a mantener su servicio de aviones privados.

Un impresionante servicio de seguridad

Como revelaba un reportaje de 'Business Insider', en la actualidad hay más de 70 personas empleadas en la protección de Zuckerberg, lideradas por la exagente del servicio secreto estadounidense Jill Leavens Jones.

Desde fuera podría parecer que Zuckerberg vive una vida relativamente normal para un ejecutivo de su naturaleza, pero el nivel de seguridad que le rodea está lejos de ser normal.

Zuckerberg suele trabajar en un escritorio en una oficina abierta, igual que todos los empleados de Facebook, pero está rodeado de agentes de seguridad y, en realidad, ningún empleado raso puede acercarse a él sin autorización. Su despacho, además, está junto a una sala de conferencias con ventanales resistentes a las balas que, según rumores persistentes, cuenta además con un “botón del pánico”, que activa los resortes para sacar a Zuckerberg inmediatamente del oficio a través de una vía de escape secreta.

Las oficinas están sobre un aparcamiento para empleados, pero es imposible dejar el vehículo en la zona en que suele estar Zuckerberg por el riesgo a que se colara un coche bomba.

Zuckerberg está rodeado de un sofisticado sistema de seguridad. / Pexels
Zuckerberg está rodeado de un sofisticado sistema de seguridad. / Pexels

A más información pública, más seguridad

El dinero que Faceebok emplea en proteger a su fundador contrasta, por ejemplo, con lo que gasta Amazon, cuyo líder, Jeff Bezos, es además mucho más rico que Zuckerberg. Aunque la empresa ha incrementado la seguridad de Bezos a medida que se ha hecho mucho más conocido, el gasto en esta no se ha incrementado desde 2012, cuando se emplearon 1,6 millones de dólares a tal fin. Un portavoz de la compañía ha asegurado no obstante a 'Business Insider' que Bezos paga parte de su seguridad personalmente.

Berkshire Hathaway, la empresa que gestiona muchas de las inversiones de Warren Buffet, tampoco emplea demasiado dinero para proteger a su CEO. Hasta 2008 no empleó un centavo en este tipo de seguridad. Fue ese año cuando un hombre con pintura de camuflaje en la cara y una pistola falsa trató de irrumpir en la casa del multimillonario. Desde 2017 la compañía gasta 375000 dólares al año en la seguridad de Buffet, un 16 % más de lo que gastaba cinco años antes, pero a años luz de los 10 millones que emplea Facebook.

Zuckerbeg es uno de los empresarios más conocidos del mundo y, a diferencia de la mayoría de los ejecutivos, tiene un perfil público a la par que polémico, que lo hace un blanco más deseado por todo tipo de malhechores.

El fundador de Facebook recibe numerosas amenazas de muerte cada semana en las redes sociales, que son detectadas de inmediato por el equipo de seguridad. Tanto Zuckerberg como la CEO de la compañía, Sheryl Sandberg, tienen todo tipo de acosadores, cuyas proclamas van del amor eterno al ajuste de cuentas. Por supuesto, la mayor parte de estas amenazas no van más allá, pero el equipo de seguridad, que le rodea noche y día, está preparado por si cualquiera pudiera materializarse.

Como explica en Forbes el presidente de Insite Risk Management Christopher Falkenberg, dentro de la élite de los multimillonarios no existe una relación directa entre el patrimonio neto y el nivel de amenaza. Normalmente, el nivel de seguridad depende más de cuánta información haya disponible sobre cada ejecutivo.

Como explica Falkenberg, un multimillonario puede pasar totalmente desapercibido para los delincuentes si vive una vida normal y mantiene más o menos en secreto sus estados de cuentas bancarias. Pero, a mayor celebridad de un ejecutivo, más riesgos para él y su familia. Y Zuckerberg se pasa el día en los medios, relacionado con asuntos polémicos como los fallos de seguridad y privacidad y la posible injerencia rusa en las elecciones.

“Todo lo que se necesita es un loco en algún estado de los Estados Unidos que esté obsesionado con eso hasta el punto en el que culpa a Zuckerberg”, concluye en Forbes Kent Moyer, director ejecutivo de la firma de seguridad World Protection Group. “Agrega a esa enfermedad mental una fijación con las armas y antes de que te des cuenta tienes a este tipo en la puerta de Mark Zuckerberg”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios