Según un informe

Las 10 preguntas más complicadas de contestar en una entrevista de trabajo

Nervios, competencia, la ansiedad por un nuevo empleo... los procesos de selección son siempre complicados y para no caer en los errores más típicos, es conveniente tener el control de la situación. 

Dos personas en una entrevista de trabajo
Las 10 preguntas más complicadas de contestar en una entrevista de trabajo
Canva

Según las últimas encuestas del CIS, el paro lleva tiempo siendo el principal problema que más preocupa a los españoles. Cuestión que ha hecho saltar, aún más, las alarmas en los últimos meses, donde el número de desempleados ha vuelto a incrementarse de forma exponencial (tras varios meses de estabilización), como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Los datos hablan por sí solos: a los casi cuatro millones de personas sin trabajo en España (último informe de noviembre), se suman ahora las 700.000 personas afectadas por ERTE. 

Para aquellos que han visto perjudicada su situación o expectativas de empleo durante el 2020, los próximos meses serán determinantes al volcar sus esperanzas a la llegada de la vacuna. Así, esperan que la búsqueda de empleo no esté tan condicionada por la pandemia y, pese a ser un ejercicio tedioso, existan más opciones y posibilidades donde aplicar. Tras pasar la primera criba, que es la aceptación por parte de los reclutadores del currículum vitae, llega la entrevista personal. 

Este encuentro puede resultar incómodo y para no caer en los errores más típicos de las entrevistas de trabajo, es conveniente tener el control de la situación. Para ello, puede simular este mismo proceso con algún amigo o allegado en la que debes contestar a las preguntas más típicas. Y, si se quiere ir más allá, también se puede intentar resolver las 10 cuestiones más complicadas a las que han tenido que enfrentarse candidatos de todo el mundo, según recoge la plataforma de elaboración de currículum Resume.io. 

La pregunta más extraña para los candidatos fue: ¿Cuántas gasolineras hay en EEEUU?, una cuestión que también podría trasladarse al ámbito español. A no ser que la oferta de trabajo esté estrechamente ligada con los establecimientos de repostería de gasolinera, el entrevistado no sabrá la respuesta. En este sentido, tal y como indica Rolf Bax, el director de recursos humanos de Resume.io para 'Fast Company', lo que se quiere conocer es cómo estructuras el pensamiento y medir la habilidad a la hora de contestar. 

Otra de las cuestiones que más ha impactado a los candidatos para esta encuesta de Resume.io es tener que persuadir al entrevistador para comprar un bolígrafo que se encuentra en la mesa. En esta ocasión, la cuestión suele ir dirigida al personal de ventas y de marketing. "Están tratando de observar  cómo recopilan, responden y brindan información sobre el bolígrafo, así como se concluye el discurso con una declaración persuasiva", según indica Bax. 

Estas son las 10 preguntas

  1. ¿Cuántas gasolineras hay en Estados Unidos?
  2. Tienes un minuto para persuadirme de que compre este bolígrafo.
  3. ¿Dónde te ves en 5 años?
  4. ¿Cuál es tu mayor debilidad?
  5. Porque deberíamos contratarte?
  6. Describe un momento en el que fallaste y cómo lo manejaste.
  7. ¿Porqué quieres este trabajo?
  8. ¿Qué diría tu peor enemigo de ti?
  9. ¿Qué fue lo peor de tu último trabajo?
  10. Si fueras un superhéroe, ¿Cuál sería tu superpoder?

¿Cómo contestar a las preguntas?

Como ya adelantábamos, lo ideal es prepararse la contestación de algunas de estas preguntas. “Por ejemplo, respuestas a preguntas como '¿dónde te ves en cinco años? y '¿cuál es tu mayor debilidad?' se puede diseñar antes de la entrevista, sin importar el rol o la industria ”, dice Bax. "Aquellas para las que es mucho más difícil prepararse son las preguntas de estilo aleatorias sobre el sector".

Para practicar otro tipo de cuestiones como convencer en un minuto de la compra de un bolígrafo, el experto considera que hay que centrarse en las características positivas del artículo. En el caso del número de gasolineras o de establecimientos de una determinada marca, cree que es conveniente crear un proceso de resolución metódico, que luego pueda explicar al entrevistador. "Las preguntas difíciles se dividen entre experimentos mentales -como las estaciones de servicio- e investigaciones relativamente sensatas pero difíciles del mundo real". "Ambos tipos de preguntas ponen al candidato en el lugar para verificar su proceso de pensamiento". añade Bax.

Mostrar comentarios