Jueves, 17.01.2019 - 19:05 h
Cinco claves para empezar bien el día

Qué hacer nada más salir de la cama (según 300 exitosos madrugadores)

Los hábitos y rutinas al arrancar el día determinan en parte cómo se desarrolla este. Es importante tener claro qué hacer cuando uno se levanta.

¿Qué es lo primero que has de hacer cuando suena el despertador? / Pexels
¿Qué es lo primero que has de hacer cuando suena el despertador? / Pexels

Se dice que el tipo de decisiones que uno toma a primera hora del día van a determinar el desarrollo del mismo. Es un asunto que Benjamin Spall, escritor y periodista de The New York Times, lleva estudiando desde hace años, y siempre pregunta a la gente que entrevista.

“En los últimos cinco años he entrevistado a más de 300 personas de éxito sobre sus rutinas matutinas”, asegura el periodista. “He hablado con líderes empresariales, desde presidentes de universidades a deportistas olímpicos, modelos de moda y artistas; aprendí que si bien no hay una ‘mejor’ rutina matutina que funcione para todos, sí que existen muy buenas prácticas que llevar a cabo”.

Y de acuerdo con estas más de 300 entrevistas, hay unos hábitos que no debemos socavar o menospreciar a la hora de arrancar nuestros días. Aquí tienes una selección de esas prácticas:

1. Intenta experimentar con tu hora de despertar

“Mientras que la mayoría de las personas que entrevisté tienden a levantarse temprano, la hora media de despertarse para todos ellos es a las 6:27 a.m. A las personas exitosas les gusta experimentar hasta encontrar el punto óptimo que les venga bien”, asegura Spall.

Para la mayoría de los mortales, la hora de despertarse tiene mucho que ver con la hora en la que debemos estar en el trabajo o en clase o en el mismísimo gimnasio. La mayoría de las veces, ajustamos el tiempo para llegar bastante justos. Probablemente sea un error. Por eso es bueno experimentar con la hora de levantarse. Podrías descubrir que llevas toda la vida equivocado.

2. Guarda tiempo para lo que te da energía

“La mayoría de las personas de éxito se toman un tiempo en la mañana para comprometerse con cosas que los hace sentir bien, enérgicos y motivados. Eso puede significar desde hacer ejercicio, leer y meditar; a simplemente pasar tiempo con sus seres queridos. Tu rutina de la mañana te ayudará a conectarte a tierra, y usarla cuidadosamente ayudará a establecer un buen tono para el resto de tu día”, dice Spall.

Hay muchas formas de arrancar el día en positivo. Sólo necesitas un tiempo para llevarlo a cabo y no ajustar tu tiempo de la cama al trabajo.

Un sueño correcto es clave para tener un buen día. / Pixabay
Un sueño correcto es clave para tener un buen día. / Pixabay

3. Duerme lo suficiente

Es inútil buscar hasta encontrar la mejor rutina matutina si no duermes bien. La calidad del sueño es imprescindible para tener un gran día.

“No te vuelvas complaciente con la cantidad de sueño que necesitas. La mayoría de las personas necesitan entre siete y nueve horas de sueño por la noche. No dormir lo suficiente se ha relacionado con enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades del corazón, e incluso podría mermar la eficacia de tu sistema inmunológico”, asegura Spall.

4. Adapta tus rutina a las diferentes situaciones

Es muy posible que no todos los días puedas cumplir con las buenas rutinas que te has propuesto llevar a cabo cada mañana de cara a un buen día. Pero puedes transformar las nuevas situaciones hasta acercarlas lo máximo posible a tus rutinas deseadas.

Por ejemplo, dice Spall: “Si te vas a quedar con la familia, en vez de ir al gimnasio, plantéate dar una vuelta corta alrededor de la manzana. Si estás atrapado en una habitación de hotel con muy pocas opciones saludables para el desayuno, busca una tienda de comestibles cercana para montar un desayuno que se asemeje al desayuno favorito que te preparas en casa”.

5. Nunca te castigues

Cuando llegue el momento, y llegará repetidas veces, no te castigues. Habrá momentos inevitablemente opuestos a la realización de tus rutinas. No pasa nada, proyecta en la vuelta de ellas en los próximos días, y en las ganas que le vas a poner cuando lo hagan.

Kevin Cleary, director ejecutivo de Clif Bar & Company, ante esta situación lo tiene bastante claro: "Si no puedo hacer mi entrenamiento diario ahora ni más tarde en el mismo día, me diré a mí mismo que lo haré mañana o al día siguiente. Dentro de seis meses, ni mi cuerpo ni yo, sabremos que faltamos un día a nuestro entrenamiento".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios