Martes, 31.03.2020 - 09:28 h
Más en hombres que en mujeres

El impacto del SMI en la empresa: el 55% de empleados aumentó su sueldo en 2019

A pesar de las voces en contra de la subida del salario mínimo, el año pasado se generaron 400.000 puestos y el paro cayó a niveles de 2008.

Aumento salarial en el sector privado en 2019, por tramos
Aumento salarial en el sector privado en 2019, por tramos. / Nerea de Bilbao

La reciente subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 950 euros divide a patronal y sindicatos sobre sus efectos en el empleo. Sin embargo, si tenemos en cuenta la subida del SMI de 2019, la mayor de la historia en España con un 22,3%, el balance es realmente positivo, con 400.000 empleos nuevos y el paro en mínimos desde 2008. Aún más: entendiendo los salarios como un perfecto indicador de la evolución del mercado laboral, los datos de un reciente estudio realizado por InfoJobs reflejan que en ese período un 55% de la población ocupada consiguió un aumento salarial en 2019.

No es una cifra baladí: al margen de las subidas ligadas al IPC o las meritorias dentro de una empresa, un 28% de quienes lograron un aumento en 2019 engordaron su nómina por encima del 4%, de lo que se extraería que más de 2,5 millones de trabajadores ocupados aumentaron su salario por encima de ese 4%, teniendo en cuenta la última cifra de población empleada en España, rozando los 20 millones de personas en la Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2019.

Más aumentos para hombres que para mujeres

Mientras que el 53% de las mujeres lograron un aumento, en el caso de los hombres esa cifra asciende hasta el 57%. Además, cabe destacar que, a más edad, un mayor porcentaje de empleados consiguen un aumento salarial. En este sentido, contrastan los extremos de edad: un 45% de los jóvenes logra una subida salarial, frente al 62,5% de los mayores de 54 años. El tipo de jornada y contrato también son relevantes a la hora de conseguir un aumento. Cuando el contrato es indefinido, lo consiguen el 58%, cuando es temporal, el 42%.

Por Comunidades Autónomas, Navarra (68%) y La Rioja (68%) son las comunidades donde más población ocupada obtuvo una subida de salario en 2019, 13 puntos porcentuales por encima del promedio de la población ocupada en España. En cambio, en comunidades como Extremadura e Islas Baleares este se sitúa por debajo de la media de España. En Islas Baleares un 49,5% de la población ocupada obtuvo una subida salarial, y en Extremadura un 45%.

Un 21% perdió poder adquisitivo

La nota negativa es que, a pesar de que más de la mitad de la población ocupada consiguió un aumento de sueldo, éste no fue el mismo para todos. Así, mientras un 62% de la población declara que el incremento de salario que logró en 2019 se sitúa entre el 1% y el 3%, para un 14% fue de entre el 4% y el 10%, y sólo un 4% recibió un incremento superior al 10%. Cabe destacar que un 21% de la población ocupada obtuvo un incremento inferior al 1%. En este sentido, teniendo en cuenta que el índice de precios de consumo (IPC) cerró 2018 en el 1,2%, el estudio pone de manifiesto que el año pasado un 21% de la población activa ocupada perdió poder adquisitivo.

Analizando los resultados por Comunidades Autónomas, vemos como Canarias y Murcia son las comunidades donde existe un mayor porcentaje de población activa que perdió poder adquisitivo. En concreto, en Canarias un 27% y en Murcia un 24% obtuvo un incremento de salario inferior al 1%. En el otro bando, Asturias fue la comunidad donde un porcentaje menor de población ocupada perdió poder adquisitivo, sólo un 7%.

Dos de cada tres considera insuficiente el aumento

Entre los que han obtenido una subida salarial, dos de cada tres confiesa que no está satisfecho con el aumento percibido. Solo en el 34% de los casos, esa subida salarial es satisfactoria. Este factor se vincula a la edad: cuanto más jóvenes, más satisfechos. Mientras que para un 46% los jóvenes de entre 16 y 29 años la subida salarial ha sido suficiente, sólo un 28% de los mayores de 54 lo considera así.

Por Comunidades Autónomas, La Rioja (53%) y Navarra (53%) son los territorios donde la población ocupada valora de forma más satisfactoria la subida salarial, seguida de Baleares (48%), Galicia (40%) y Castilla La Mancha (40%). En el otro bando, Murcia (82%), Cantabria (78%) Aragón (71%) y Canarias (71%) confiesan que ha sido insuficiente.

Por último, en el estudio observamos variables que reflejan que, a mayor posición laboral, mayor incremento en el salario. Uno de cada tres directivos (un 33%) que percibió una subida salarial lo hizo por encima del 4%, mientras que sólo un 18% de la población ocupada con una posición laboral de mando intermedio y un 17% de empleados, lo hizo. En el otro lado, observamos como solo un 9% de directivos han recibido un incremento porcentual inferior al 1%, frente a mandos intermedios y empleados que lo hacen un 17% y un 23%, respectivamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING