Viernes, 22.11.2019 - 01:37 h
Perdemos 10 horas al mes solo en Whatsapp

¿Qué tipo de procrastinador eres? Los 4 perfiles del experto en perder el tiempo

Dos expertas en coaching y mindfulness explican cuáles son los principales motivos para procrastinar (y cuáles son las soluciones).

Una mujer toma café mientras mira el móvil
¿Qué tipo de procrastinador eres? Los 4 perfiles del experto en perder el tiempo. / Pixabay

No podemos evitarlo: todos procrastinamos algo en algún momento de nuestras vidas, ya sea cuando tenemos que estudiar para un examen o cuando deberíamos hacer el típico arreglo en casa, que posponemos año tras año hasta que terminamos explicando a quien nos visita que hay un cable eléctrico colgando del techo porque nos parece artístico. La mayoría pierde el tiempo en apps como Whatsapp (que nos 'roba' 10 horas de trabajo al mes). Sin embargo, aunque parezca mentira, no todos los procrastinadores son iguales, tal y como explican las expertas en coaching y mindfulness Ali Schiller y Marissa Boisvert en este artículo de 'Business Insider'. De hecho, distinguen cuatro perfiles.

1. El artista que dice: "Trabajo bien bajo presión"

"Este procrastinador se obliga a concentrarse al reducir el tiempo que tiene para abordar una tarea. Para muchos de nuestros clientes, la verdadera razón detrás de esto es el perfeccionismo. Si tienes poco tiempo, no hay forma de que la tarea se pueda hacer de acuerdo con unos estándares altos, ¿verdad? Para otros, el problema es simplemente volver a caer en los viejos patrones y creencias que tenemos sobre salvarnos a última hora. Pase lo que pase, tener la costumbre de presionarse no es sostenible", explican las expertas, que señalan que la solución pasa por establecer siempre una fecha de inicio para una tarea o proyecto.

2. El autocrítico que dice: "Estoy tan vago ahora mismo..."

"Este procrastinador es lo opuesto a perezoso, por lo que cuando no hace algo es más duro consigo mismo. Esto lo vemos mucho con nuestros clientes masculinos. Tienden a culpar de la inacción a la pereza o la terquedad en lugar de admitir que están cansados. Lo que realmente necesitan es ser más compasivos consigo mismos", sostienen las autoras, que recalcan que la solución es recargar las pilas.

3. El sobrecargado que dice: "Estoy muy ocupado"

"Este procrastinador es un profesional en llenar su calendario y a menudo se siente abrumado. 'Estoy muy ocupado' es probablemente la excusa que le escuchamos con más frecuencia. Curiosamente, algunas de las personas más ocupadas con las que trabajamos hacen más. Cuando el ajetreo surge como una excusa para no hacer algo, generalmente es una indicación de evitación. En lugar de enfrentarse a un desafío o admitir que no quieren hacer algo, es más fácil echarle la culpa a otras cosas importantes que hacer", opinan. En este caso, la solución es algo más profunda y pasa por preguntarse: ¿qué estoy realmente evitando?

4. El inquieto que dice: "¡Acabo de tener la mejor idea!"

"Este procrastinador tiene un caso terminal de Síndrome del Objeto Brillante. Constantemente elaboran nuevos proyectos para emprender y luego se aburren con ellos una semana después. Están intrigados por la última tendencia, pero no seguirán. Son excelentes para tomar decisiones y tomar medidas. Sin embargo, terminan perdiendo inadvertidamente mucho tiempo y agotándose porque no toman medidas consistentes en una dirección el tiempo suficiente para ver resultados. Muchos de nuestros clientes emprendedores encajan en esta categoría", explican las autoras, que señalan que la solución pasa simplemente por finalizar alguno de esos proyectos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING