Lunes, 24.06.2019 - 11:49 h
El trabajo duro mata al planeta

Trabajar 9 horas a la semana puede ser la única solución ante el cambio climático

Un nuevo estudio señala que la reducción de las emisiones de dióxido de carbono pasa por reducir drásticamente la jornada laboral.

Si trabajas de más, puede que estés matando al planeta
Si trabajas de más, puede que estés matando al planeta. / Pixabay

Hay muchos motivos detrás de las peticiones para la reducción de la jornada laboral, como el bienestar del empleado, la reducción del desempleo o el ahorro energético, pero ahora hay uno que tiene más peso todavía: trabajar menos horas a la semana puede ser la única solución para frenar el cambio climático, tal y como señala un nuevo estudio llevado a cabo por un 'think tank' británico que estima que el número de horas laborales de un empleado debería ser inferior a las 10 para poder acabar con el calentamiento global.

Según Autonomy, la empresa encargada del estudio, o se produce una inmediata descarbonización de la economía en Europa o la única solución pasa por limitar las horas de trabajo de cada empleado en el continente. Y pone el ejemplo de Reino Unido, donde tendría que reducirse a 9 horas por semana para evitar que las actuales emisiones de dióxido de carbono amenacen el compromiso de los Acuerdos de París de 2015, es decir que no suba la temperatura global en más de 1,5 grados en el próximo siglo. Y esa es la versión optimista; en la pesimista, aún reduciendo las semanas a 9 horas de trabajo, el aumento se acercaría a los 2 grados.

En Suecia y Alemania, la reducción de la jornada laboral sería similar, ya que los datos de la OCDE y la ONU sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (en los que se basa el estudio), desvelan que si se mantuvieran los niveles actuales de emisiones, los tres países requerirían tanto una reducción drástica de las horas de trabajo como medidas urgentes para descarbonizar la economía, para prevenir un desastre climático.

El director de Autonomy, Will Stronge, explica en este artículo de 'The Guardian' que la investigación evidencia la necesidad de reducir las horas de trabajo como parte de los esfuerzos para afrontar la emergencia climática que vivimos: "Convertirse en una sociedad verde y sostenible requerirá de una serie de estrategias: una semana laboral más corta es solo una de ellas". En este sentido, el informe se centra en las emisiones producidas por el sector industrial en cada economía, pero no tiene en cuenta otras ventajas medioambientales colaterales: desde reducir las horas de trabajo o menos desplazamientos con vehículos contaminantes, hasta menos producción y recursos utilizados.

Se trata de unas conclusiones en línea con las que apuntan a la necesidad de alcanzar un 'Green New Deal' entre EEUU y Europa; un acuerdo transcontinental que apueste por políticas para la descarbonización de la economía, fomentando los empleos sostenibles y bien pagados. Por otro lado, los grandes avances en materia de automatización y robotización también han dado lugar a un aumento de la presión para la reducción de la semana laboral. Y una de las principales iniciativas en este sentido es la serie de plataformas que abogan por las jornadas laborales de cuatro días a la semana.

Los experimentos en este sentido, además, demuestran que incluso se mejora la productividad: hace unos meses, la empresa neozelandesa Perpetual Guardian, que gestiona fideicomisos, testamentos y propiedades, redujo la jornada laboral de sus trabajadores de 40 a 32 horas, dejando que trabajasen solo de lunes a jueves, y sin tocarles el sueldo. El resultado fue que los 240 empleados rindieron más y, además, se mostraron felices por poder pasar más tiempos con sus familias, haciendo ejercicio, cocinando o trabajando en sus jardines.

"Además de mejorar el bienestar [del empleado], mejorar la igualdad de género y aumentar la productividad, abordar el cambio climático es otra razón convincente de que todos deberíamos trabajar menos", según Stronge, quien asegura que los avances tecnológicos y la emergencia climática implican que una semana laboral más corta ahora no solo es viable, sino esencial.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios