Miércoles, 13.11.2019 - 17:57 h
Nec Otium

Tres consejos para aprovechar al máximo tu trayecto de ida y vuelta al trabajo

Los españoles empleamos casi una hora diaria en desplazarnos al curro. Y jugar al Candy Crush no es la mejor forma de aprovecharla.

Sí, es posible aprovechar mejor los viajes en metro / Pixabay
Sí, es posible aprovechar mejor los viajes en metro / Pixabay

Vivir cerca del trabajo es el sueño de todo ciudadano de bien, pero para la mayoría de españoles es solo una quimera. Según una investigación del servicio de estudios de La Caixa -realizada hace una década y, por desgracia, no retomada-, en nuestro país dedicamos de media 57 minutos diarios en ir y volver del trabajo, un tiempo que aumenta significativamente en ciudades como Madrid y Barcelona, donde muchas personas emplean hasta dos horas.

Según el mismo estudio, son los usuarios de transporte público los que más tardan en llegar al trabajo (emplean 97 minutos de media), pero hay que apuntar que es en el metro, el autobús o el tren donde más se puede aprovechar un tiempo que en el coche daríamos por muerto.

La lectura siempre ha sido el mejor compañero de los viajeros, pero como explica la coach especialista en productividad Grace Marshall en un artículo en The Guardian los trayectos pueden servir también para trabajar, relajarnos o, incluso, meditar.

La autora de How to be Really Productive comparte estos consejos:

1. Trabaja offline

Trabajar en los trayectos de ida y vuelta al trabajo no siempre es fácil. Aunque tengamos que hacer un trayecto largo, por ejemplo en el Ave, la conectividad no siempre acompaña. Dicho esto, se puede ser muy productivo en un viaje, pero siempre si nos concentramos en el trabajo pendiente que no requiere de internet.

“Si tienes un largo trayecto en tren, no malgastes el tiempo con una wifi discontinua y una señal de móvil poco fiable”, explica la coach. “Aprovecha la zona de desconexión para realizar ese trabajo que requiere mayor concentración y menos conectividad”.

Los viajes son, además, un buen momento para repensar nuestro trabajo, tomar decisiones o elaborar propuestas estratégicas: todas las tareas importantes de un directivo que muchas veces son difíciles de abordar en el día a día.

El móvil puede ser el gran pozo de nuestra productividad / Pixabay
El móvil puede ser el gran pozo de nuestra productividad / Pixabay

2. Duerme

Puede resultar contradictorio que una experta en productividad nos anime a dormir, pero en realidad puede ser una buena idea. “Hacer que tu cerebro se desconecte deliberadamente del trabajo puede ser bueno para tu creatividad y tu bienestar”, asegura Marshall.

Si no logras dormirte, pero necesitas descansar, evita al menos que el trayecto se haga aburrido. Tampoco se necesitan los consejos de una coach para saber que los viajes en metro son más llevaderos si se va leyendo, escuchando música o viendo una película. Tener un tiempo de desconexión también es positivo.

3. Medita

Ir apelotonado en un autobús o un vagón de metro no parece la circunstancia ideal para meditar, pero en realidad es un momento en el que no es difícil abstraerse y pasar de todo. Marshall recomienda que usar una aplicación de meditación guiada, como Headspace o Calme, que nos ayudarán a concentrarnos.

Hay que recordar que la meditación ayuda a reducir el estrés y nos ayuda a mejorar nuestra concentración, lo que a su vez nos permite ser más eficientes. Para los más escépticos puede sonar a magufada, pero hay cientos de artículos científicos al respecto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios