La capacidad de memorización se pierde con los años

El hábito de los 20 minutos que entrena al cerebro para recordar cualquier cosa

La Curva del olvido del psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus resurge en las universidades de EEUU. Este es el método para revertirla y memorizar la máxima información posible.

El truco para revertir la Curva del olvido de Ebbinghaus lleva 20 minutos.
El truco para revertir la Curva del olvido de Ebbinghaus lleva 20 minutos.
Canva.

La capacidad de memorización humana se pierde a medida que avanzan los años y, sobre todo, si no se entrena el cerebro. Recordar apuntes, conferencias o incluso situaciones vividas en el día a día se convierten en una tarea complicada, a no ser que se ponga en práctica un hábito diario de solo 20 minutos.

El proceso de memorización se rige por la Curva del olvido del psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus, un investigador pionero en el estudio de la memoria. Su trabajo, que data de 1885, ha resurgido en la actualidad en las principales universidades de EEUU, tal y como señala el profesor de la Universidad de Indiana Scott Mautz.

La Curva del olvido describe cómo retenemos o perdemos la información que adquirimos, utilizando una lectura de una hora como base del modelo. La curva alcanza su punto más alto en el que se retiene más información justo después de una hora de lectura. Un día después, si no se ha hecho nada con ese material informativo, se habrá perdido entre el 50% y el 80% de la memoria.

Al cabo de 10 días, la información retenida se reduce al 10%, y para el día 30, la información desapareció de la memoria virtualmente (solo queda el 2% o el 3%). Felizmente, existe un hábito de 20 minutos que entrena al cerebro para revertir esa curva.

Entrena tu cerebro para memorizar

Para retener la mayor parte de la información aprendida hay que poner en práctica la táctica de la repetición espaciada, que consiste en revisar el mismo material informatico, pero siguiendo un patrón específico. Hacerlo significa que lleva menos tiempo almacenar la información a largo plazo en la memoria.

La fórmula de Ebbinghaus indica que hay que pasar 10 minutos revisando la información en las 24 horas siguientes a haberla aprendido por primera vez (esto revertirá la curva para tener en la cabeza casi el 100% de lo retenido en un principio).

Siete días más tarde habrá que invertir cinco minutos para "reactivar" la misma información y volver a subir la curva. Cuando pasen 30 días, el cerebro solo necesitará entre dos y cuatro minutos para reactivar completamente el mismo material, volviendo a subir la curva. De este modo se invierten solo 20 minutos con la vía de la repetición espaciada, y un mes después la retención será muy amplia.

Mostrar comentarios