Lunes, 30.03.2020 - 00:27 h

Obreros haitianos terminan protesta ante el Ministerio de Trabajo dominicano

Alrededor de un centenar de obreros haitianos acantonados en el Ministerio de Trabajo dominicano desde diciembre pasado en reclamo del pago a sus servicios en una empresa privada abandonaron el lugar tras un acuerdo con autoridades locales e internacionales, afirmó hoy la prensa local.

Santo Domingo, 20 ene.- Alrededor de un centenar de obreros haitianos acantonados en el Ministerio de Trabajo dominicano desde diciembre pasado en reclamo del pago a sus servicios en una empresa privada abandonaron el lugar tras un acuerdo con autoridades locales e internacionales, afirmó hoy la prensa local.

Las informaciones precisaron, no obstante, que los abogados de los haitianos, la mayoría de ellos indocumentados, denunciaron que estos fueron supuestamente engañados por autoridades de la Dirección de Migración local y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para que abandonaran la protesta.

En ese sentido, el letrado Carlos Sánchez Díaz denunció que sus defendidos fueron presionados por el representante local de la OIM, Cy Winter, y por funcionarios de Migración.

Aseguró que estos les hicieron firmar a los obreros haitianos un documento en el que le garantizaban que no serían deportados, cuando en realidad lo que hicieron fue hacerles rubricar una solicitud de traslado voluntario hacia Haití.

Sánchez Díaz dijo que los haitianos fueron ubicados en una propiedad de uno de sus hermanos en la ciudad de San Cristóbal (sur), hasta tanto se defina su situación en los tribunales de Justicia dominicanos.

Según la prensa local, los haitianos abandonaron el Ministerio de Trabajo tras recibir pequeñas sumas de dinero y la promesa de que aquellos que decidieran regresar de manera voluntaria a su país, recibirían 200 dólares para iniciar una microempresa, fiel a un programa que ejecuta la OIM en Haití después del terremoto de 2010.

Los trabajadores haitianos y parte de sus familias, entre los que se encuentran niños, ocuparon la parte frontal del Ministerio de Trabajo dominicano para llamar la atención de las autoridades luego de que fueran despedidos por una empresa dominicana exportadora de masa de coco, que les niega sus prestaciones laborales.

Desde diciembre pasado los indocumentados se encontraban a la intemperie en el lugar, mientras el Ministerio de Trabajo dominicano explicó que no estaba en sus manos la solución del conflicto, porque este había pasado a un tribunal de Justicia.

En varias oportunidades, algunos de los haitianos que ocupaban el lugar se quejaron, ante la prensa dominicana, de que las autoridades de la embajada de Haití en Santo Domingo no les habían ofrecido asistencia legal ni ayuda alimentaria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING