CCOO pide 80 nuevas plazas fijas de barrenderos en el nuevo contrato de limpieza viaria de Melilla

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) de Melilla ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente la creación de 80 plazas fijas de barrenderos indefinidas a jornada completa, durante la duración del contrato de limpieza, en su propuesta de mejora tanto en materia de personal como del servicio de limpieza viaria en general de cara al nuevo contrato que entrará en vigor próximamente.

Su secretario general, Francisco López, ha solicitado también el compromiso del mantenimiento del plus de residencia que cobran los trabajadores como indemnización por residir lejos de la península, y el reparto de las bonificaciones a la Seguridad Social, "de manera que la mayor liquidez económica de los trabajadores contribuya y se quede en la economía de la ciudad entre otras medidas".

Francisco López ha dicho que CCOO ha tomado esta decisión después de haber atravesado con la Unión Temporal de Empresas FCC-Urbaser "unos años muy duros respecto de las condiciones laborales que la empresa adjudicataria ha infligido a su personal, con contratos precarios y temporales de uno, dos o tres días a la semana, de festivos y fines de semana".

BAJAR DE CATEGORÍA

El líder sindical ha denunciado "la no aplicación del Acuerdo de reparto de la Bonificación de la Seguridad Social del 50 por ciento con los trabajadores, que nos llevó al Juzgado de lo Social, la falta de cobertura de las bajas de personal y las denuncias ante la inspección de trabajo que han sido una constante por incumplimientos del Estatuto de los Trabajadores y del convenio colectivo de la empresa Melilla-UTE".

Estas denuncias consistían en criticar el mantenimiento de contratos de trabajo en fraude de Ley, vulneración del derecho a la promoción en el trabajo y de información a los representantes de los trabajadores y conducta antisindical.

Igualmente, ha dejado de manifiesto las dificultades añadidas de la negociación del convenio colectivo en el que "la empresa adjudicataria pretendía, entre otras cosas, el descenso de categoría de los peones especialistas a peones rasos, rebajando sus salarios y la aplicación de un índice para la revisión salarial, que contemplaba incluso la bajada de sueldos si resultaba negativo".

López ha recordado que la negociación del convenio fue tan complicada que requirió de la mediación de la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente para poder alcanzar un acuerdo.

"En todas y cada una de estas dificultades, CCOO estuvo al frente, siempre defendiendo los derechos de los trabajadores, luchando con una empresa en la que estos derechos han sido despreciados en ocasiones hasta límites que creíamos que no era posible traspasar", ha subrayado el sindicalista.

Por ello, ha concluido afirmando que "sería lamentable que a los trabajadores les tocase sufrir de nuevo una empresa de estas características y que no se hubieran tomado a tiempo medidas para evitar acontecimientos como éstos".

Ahora en portada

Comentarios