CIG-Banca exige diferenciar entre banca minorista y de inversión para evitar una nueva "burbuja" de productos 'tóxicos'

CIG-Banca exige diferenciar entre banca minorista y de inversión para evitar una nueva "burbuja" de productos 'tóxicos'

El sindicato CIG-Banca exige una normativa que diferencie claramente entre banca minorista y de inversión ante la nueva "burbuja" de productos 'tóxicos' que considera que se está creando y que puede significar que "miles de clientes" acaben otra vez con sus ahorros atrapados.

Así lo ha advertido este viernes el portavoz de la central nacionalista, Clodomiro Montero, en declaraciones a los periodistas antes de que él y varios miembros más de la organización se reuniesen con la eurodiputada de AGEe, Lidia Senra, en una ronda de contactos con representantes políticos y asociaciones de consumidores para concienciar sobre este asunto.

Senra, por su parte, se ha comprometido a escuchar sus planteamientos para después poder trasladar iniciativas de control y demandas en el Parlamento Europeo y ante la Comisión.

En su intervención, Montero ha asegurado que el estado español no traspuso la normativa comunitaria destinada a distinguir entre usuarios de banca minorista y de inversión, y ha añadido que "si existe normativa, no se sabe dónde está" y la CIG-Banca la desconoce. "Se está permitiendo colocar productos de riesgo en el tramo minorista", ha incidido.

RAJOY, "ESPERANDO A QUE LLUEVA"

Por ello, ha pedido que el Gobierno español, y también la Xunta de Galicia, con competencias en materia de consumo, actúen y regulen "vía ley" estas prácticas, en un panorama que a su juicio es de "tormenta perfecta", con la proliferación de nuevos productos y las entidades financieras cada vez más volcadas en colocarlos a sus clientes.

La "autorregulación", según ha advertido, no sirve, y Mariano Rajoy parece que está "esperando a que llueva". Para CIG-Banca, es preciso "modificar el sistema financiero", puesto que, tal y como están las cosas actualmente, son los propios trabajadores de las entidades los que deben determinar si un usuario es de un tipo u otro.

Para el sindicalista, se avanzaría "bastante" con una norma que catalogase al cliente minorista y que estableciese que el cambio a inversor "lo decida un tercero", y no el profesional del banco.

Y es que, según la normativa vigente en Europa, ahora existe una "responsabilidad subsidiaria" de los empleados, que, en algunos casos, podrían acabar teniendo que afrontar con una "respuesta patrimonial" tras la venta de los productos.

CIG-Banca ha denunciado que la situación sea esta, después de "la gran estafa" vivida con las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, que dejaron a miles de gallegos --y usuarios del conjunto estatal-- sin sus ahorros, que finalmente recuperaron tras largas protestas y después de una quita.

En este sentido, Clodomiro Montero ha señalado que el interés es "artificialmente" bajo, lo que provoca que la gente asuma mayores riesgos. Pero, ante un funcionamiento en ocasiones "piramidal" de este tipo de productos 'tóxicos', si suben los tipos, ha avisado, "miles de ahorradores se van a quedar atrapados".

Además, ha llamado la atención sobre que, a diferencia de un plazo fijo, los fondos de inversión no están amparados con la garantía del fondo de depósitos.

CLÁUSULAS SUELO

Como ejemplo de las "aberraciones" que se están cometiendo, el representante de CIG-Banca ha expuesto que, tras la sentencia relativa a las cláusulas suelo, "el Gobierno se está sentando con los bancos para ver cómo la puede cumplir".

Los trabajadores de las entidades, mientras, según ha asegurado, reciben "instrucciones nulas cuando no contradictorias" sobre lo que hacer ante la reclamación de los usuarios.

DIRECTIVOS DE LAS CAJAS Y COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Por otra parte, Clodomiro Montero ha opinado que solo hubo una "justicia parcial" con los exdiretivos de las cajas de ahorros gallegas tras la entrada en prisión ordenada por la Audiencia Nacional para cinco de ellos.

Así, ha apuntado que otros están "en sus casas disfrutando de su dinero", y ha añadido que también hubo operaciones supuestamente fraudulentas que investiga el fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB) pero de las que se desconoce su contenido.

Así las cosas, ha afirmado que la comisión de investigación, reabierta en el Parlamento gallego, se va a limitar a un "trabajo de arqueología forense", para saber "de qué murió el cadáver", y ha subrayado que "poco" confía el sindicato al entender que, ya en su momento, hubo unas "conclusiones preconcebidas" y escasos datos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios