El sector industrial alcanza en Euskadi cifras previas a la crisis y supone el 23% del empleo total

El Informe laboral de Euskadi 2016 de UPV/EHU señala que "si bien la tendencia es positiva, la creación neta de empleo es demasiado débil"

El sector industrial ha alcanzado en Euskadi cifras previas a la crisis y supone el 23% del empleo total, con un aumento del número de empleados en este sector en el pasado año en 23.000 personas, según recoge el Informe Laboral Euskadi 2016 de la UPV/EHU, presentado este martes por su directora, la profesora Sara de La Rica.

Según este informe, Euskadi se sitúa al término de 2016 con 1.814.800 personas mayores de 15 años, lo que supone un ligero aumento (de 4.700 personas), con relación al año anterior. Con respecto a la situación de este colectivo en el mercado laboral, prácticamente la mitad (902.100) están ocupados, el 7% están desempleados (126.200), mientras que el resto, que ascienden a 786.500 (el 43%), son inactivos. Este colectivo de inactivos está formado por estudiantes, jubilados, así como por otras personas que por diversas razones ni trabajan ni buscan empleo.

Según ha explicado la directora del informe, el aumento en el número total de ocupados y el consiguiente descenso de desempleados "es, sin duda, un dato positivo, pero evidencia la lentitud en la recuperación del empleo".

"Tras ocho años de grave crisis económica y más de cien mil personas desempleadas, un aumento en el empleo tan leve como el observado revela la necesidad de apostar por una creación de empleo más sólida, para lo cual se precisa de mayor crecimiento en primer lugar, y en segundo lugar, que ese crecimiento genere importante valor añadido, de modo que requiera de un empleo de calidad", ha añadido.

La tasa de desempleo en Euskadi se sitúa en el 12,27%, medio punto porcentual menos que hace exactamente un año, encontrándose en el grupo de regiones, junto a Navarra, La Rioja y Cantabria, cuyas tasas de desempleo se sitúan por debajo del 13%. Navarra, con una tasa de desempleo del 10%, lidera no sólo las menores tasas de desempleo, sino que además es la región en la que se ha producido un mayor descenso en las mismas (del 13,5% al 10%).

OCUPADOS

De la Rica ha señalado que se mantiene la incidencia de mujeres en el colectivo de ocupados en el 47% que ya se observó hace exactamente un año. Según ha dicho, desde el inicio de la crisis, el peso de las mujeres ha crecido en cuatro puntos porcentuales, pero en el último año, parece que el peso de las mujeres ha dejado de crecer.

La directora del informe ha señalado que "una de las razones de este estancamiento es que la incipiente recuperación está afectando más positivamente a los varones que a las mujeres, debido a que los empleos que se están viendo más favorecidos por la recuperación económica son más masculinos que femeninos".

El colectivo de ocupados sigue envejeciendo, y actualmente, casi la mitad (48) de cada 100 ocupados tiene más de 44 años. Esta tendencia, que se viene observando desde el inicio de la crisis, sigue dejando "un preocupante panorama laboral, no sólo en Euskadi sino de todo el Estado, por la casi nula presencia de jóvenes menores de 25 años en el empleo", ha dicho De la Rica, para señalar como importante que en el nuevo empleo que se cree en Euskadi los jóvenes tengan mayor presencia que la que tienen actualmente.

En el informe también se recoge que 56 de cada 100 ocupados en Euskadi tienen estudios superiores, por lo que el País Vasco "cuenta con un factor trabajo altamente cualificado, lo que otorga una ventaja comparativa clara para apostar por la creación de empleo de alto valor añadido, aprovechando la alta cualificación de nuestra mano de obra", según De la Rica.

Además, la incidencia de los trabajadores con estudios superiores en el empleo sigue aumentando año tras año, y Euskadi lidera la incidencia de trabajadores con estudios superiores en el total del Estado.

INDUSTRIA

De la Rica ha calificado de "excelente noticia" el que la industria haya recuperado "prácticamente" su incidencia en el empleo de 2007, aunque ha precisado que "no significa esto que Euskadi tiene el mismo número de empleados en la industria que antes de la crisis, por supuesto, ya que, de hecho, tiene unos 28.000 ocupados menos en dicho sector, pero sin duda, apunta hacia una recuperación del empleo donde la industria está jugando un papel importante".

En ese sentido, ha añadido que, en este último año, la incidencia de la industria en el empleo total ha pasado de un 20,8% a un 23,2% (más de dos puntos porcentuales), lo que asciende a un aumento de 23.200 personas ocupadas en este sector. "Esta es sin duda una noticia muy positiva por el alto valor añadido que genera la industria y porque requiere de un empleo de mayor cualificación, como así lo atestigua el observado aumento de la incidencia de trabajadores con altos niveles educativos en el empleo total", ha afirmado.

De la Rica ha manifestado que "los esfuerzos de recuperación de la industria se están dejando notar en Euskadi, lo que invita a que se siga por esa dirección de apuesta por el sector industrial como tractor de nuestro crecimiento".

Por otro lado, ha señalado que decrece ligeramente la tasa de temporalidad de los asalariados en Euskadi, y actualmente, 23 de cada 100 asalariados tienen un contrato temporal. "Es sin duda también una buena noticia que la tasa de temporalidad deje de crecer y comience a experimentar un descenso, siquiera leve, que se vaya consolidando a medida que la recuperación del empleo avanza", ha explicado.

Por otro lado, continúa la tendencia descendente, aunque ligera, de la incidencia de la jornada parcial en Euskadi. En la actualidad, entre 17 y 18 de cada 100 contratos son a jornada parcial. La incidencia de este tipo de jornada ha crecido notablemente desde el inicio de la crisis y, a medida que se recupera la actividad, se aprecia que la apuesta por la jornada completa es mayor, lo cual es un buen dato dado que la jornada parcial es mayormente involuntaria en nuestro país. En cualquier caso, Euskadi se sitúa entre las regiones con mayores tasas de jornada parcial frente a completa.

PARADOS

La incidencia de las mujeres en el colectivo de desempleados es ligeramente superior al de varones. Las diferencias son actualmente pequeñas pero podrían aumentar. Al avanzar la recuperación del empleo y favorecer ésta más los empleos "masculinos" (industria), las mujeres desempleadas se enfrentan a mayores dificultades en su salida hacia un empleo. "Sería importante avanzar hacia una mayor presencia de la mujer en la industria. Acciones positivas hacia la incorporación de un mayor número de mujeres en la Formación Profesional podría ser un importante paso en esta dirección", ha dicho.

El estudio confirma el aumento sensible en la incidencia de parados mayores de 44 años en el colectivo de desempleados en este último año, con el consiguiente descenso del resto de los grupos de edad, especialmente de los jóvenes. Actualmente, de cada 100 desempleados, 38 tienen más de 44 años, 50 tienen entre 25 y 44 años, y 12 son jóvenes menores de 25 años.

"La mayor incidencia del colectivo de mayores frente al resto nos alerta del grave problema de desempleo estructural al que nos enfrentamos, ya que a la mayor edad se une un nivel educativo bajo en muchos casos así como una larga estancia en el desempleo. Es preciso tomar políticas activas específicas para este colectivo", ha alertado De la Rica.

Por último, según el informe, vuelve a subir ligeramente la incidencia del desempleo de larga duración, de forma que, de cada 100 desempleados, 64 llevan más de un año parado. "Se ha producido un aumento de 1 punto porcentual, que si bien es ligero, apunta en la dirección no deseada", ha concluido De la Rica.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios