Los parados sin prestación desde el 1 de enero podrán pedir los 420 euros a partir del 5 de noviembre

El PP, Izquierda Unida y UPN mantienen la petición de hacer compatible con la renta activa de inserción

El PP, Izquierda Unida y UPN mantienen la petición de hacer compatible con la renta activa de inserción

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los grupos del Congreso de los Diputados trabajan con la previsión de culminar en octubre el trámite parlamentario que modificará las ayudas de 420 euros mensuales a los parados sin subsidio por desempleo para ampliar su cobertura, de forma que las personas que se encontraron en esta situación entre el 1 de enero y el 31 de julio puedan empezar a solicitarlas a partir del 4 o el 5 de noviembre.

Así lo aseguraron a Europa Press los portavoces de Trabajo y ponentes del proyecto de ley del PSOE, Jesús Membrado, del PP, José Ignacio Echániz, y de CiU, Carles Campuzano, quienes explicaron que esta mañana se reunió por primera vez la Ponencia designada para tramitar el proyecto de ley derivado del decreto ley aprobado el pasado 13 de agosto.

En realidad, estas ayudas de 421,79 euros durante seis meses ya se están repartiendo, si bien sólo para aquellos desempleados que dejaron de recibir prestaciones a partir del 1 de agosto, por lo que las personas que cayeron en esta situación en los 7 meses anteriores llevan esperando para percibirlas un mes, desde que se anunció el acuerdo parlamentario para ampliarlas

En la reunión de hoy, celebrada a puerta cerrada, se han incorporado al texto todas las enmiendas del PSOE y las del resto de grupos que apuntaban a la retroactividad de la medida --en vigor desde el 13 de agosto-- desde el 1 de enero, así como a eliminar la condición de que haya una tasa de paro del 17% para su vigencia.

Además, se incorporó una enmienda de CiU por la que el Gobierno dispondrá de seis meses para realizar un estudio sobre la actual prestación y subsidios por desempleo, así como sobre la renta activa de inserción y otros mecanismos de protección aplicados por parte de las comunidades y ayuntamientos, algo a lo que ya se comprometió el PSOE hace tres semanas, pactando otra iniciativa parlamentaria con la federación nacionalista.

Sin embargo, los trabajos de la Ponencia no han concluido, y los diputados se han remitido a una nueva reunión el próximo martes, 6 de octubre, en la que se discutirán el resto de enmiendas de los otros grupos, en particular IU, cuyo ponente, Gaspar Llamazares, no asistió a la reunión de hoy. EL PSOE RECALCA QUE LA AYUDA ES TEMPORAL.

Para la negociación de los próximos días, queda abierta la cuestión de la compatibilidad de estas ayudas y de la renta mínima de inserción autonómicas, asunto que han planteado en sus enmiendas el PP, Izquierda Unida y Unión del Pueblo Navarro. El PSOE quiere hacer énfasis en la unanimidad del acuerdo, por lo que tratará de "convencer" de su posición a las otras tres formaciones. "Esta ayuda temporal y su ley no es lugar para tratar una revisión de la malla social", defiende Membrado.

Una vez se cierre esta fase, la previsión es que la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja apruebe con competencia legislativa plena la iniciativa el 13 de octubre, para su remisión del Senado. "Ahí no se presentarán enmiendas", incidió Echániz, quien explicó que así será la Cámara Alta la que dé el espaldarazo definitivo a la aprobación del texto, sin necesidad de devolverlo al Congreso.

Membrado aseguró que, de esta forma, el texto será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) "entre el tres y el cuatro de noviembre", para que los parados que perdieron su derecho a prestación entre el 1 de enero y el 1 de agosto puedan empezar a solicitar las ayudas "como muy tarde" el 5 de noviembre, un día después de aparecer en el BOE. EN VIGOR DESDE EL 17 DE AGOSTO.

El Gobierno aprobó estas ayudas de 421,79 de euros mensuales (el 80% del IPREM) el pasado 13 de agosto, a instancias de los sindicatos, después de que se constatara la imposibilidad de cerrar un acuerdo con la patronal en el seno del diálogo social, pero limitadas a aquellos desempleados que hubieran perdido su derecho a prestación desde el día uno de ese mismo mes.

La polémica estalló sólo unos días más tarde, el 17 de agosto, cuando la medida entró en vigor y muchos de los desempleados que empezaban a solicitar las ayudas descubrieron que no podían optar a las mismas, por lo que el viernes de esa misma semana, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que modificaría la medida.PACTO EN EL CONGRESO.

Se inició entonces una semana y media de negociaciones entre el Ministerio de Trabajo e Inmigración, sindicatos y grupos políticos para ampliar la cobertura de la ayuda, durante la que Corbacho ofreció inicialmente la fecha del 1 de junio a los representantes de los trabajadores.

No obstante, un día después el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, pactó con ERC, IU, ICV, BNG y Nafarroa Bai, a los que se sumaron CiU, PNV, Coalición Canaria y UPN, la ampliación de la medida y eliminar el límite de una tasa de paro del 17% para su vigencia. Finalmente, en el debate de convalidación de hace dos semanas, el PP votó a favor del decreto y este acuerdo, y sólo UPyD se posicionó en contra.

El PP, Izquierda Unida y UPN mantienen la petición de hacer compatible con la renta activa de inserción

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los grupos del Congreso de los Diputados trabajan con la previsión de culminar en octubre el trámite parlamentario que modificará las ayudas de 420 euros mensuales a los parados sin subsidio por desempleo para ampliar su cobertura, de forma que las personas que se encontraron en esta situación entre el 1 de enero y el 31 de julio puedan empezar a solicitarlas a partir del 4 o el 5 de noviembre.

Así lo aseguraron a Europa Press los portavoces de Trabajo y ponentes del proyecto de ley del PSOE, Jesús Membrado, del PP, José Ignacio Echániz, y de CiU, Carles Campuzano, quienes explicaron que esta mañana se reunió por primera vez la Ponencia designada para tramitar el proyecto de ley derivado del decreto ley aprobado el pasado 13 de agosto.

En realidad, estas ayudas de 421,79 euros durante seis meses ya se están repartiendo, si bien sólo para aquellos desempleados que dejaron de recibir prestaciones a partir del 1 de agosto, por lo que las personas que cayeron en esta situación en los 7 meses anteriores llevan esperando para percibirlas un mes, desde que se anunció el acuerdo parlamentario para ampliarlas

En la reunión de hoy, celebrada a puerta cerrada, se han incorporado al texto todas las enmiendas del PSOE y las del resto de grupos que apuntaban a la retroactividad de la medida --en vigor desde el 13 de agosto-- desde el 1 de enero, así como a eliminar la condición de que haya una tasa de paro del 17% para su vigencia.

Además, se incorporó una enmienda de CiU por la que el Gobierno dispondrá de seis meses para realizar un estudio sobre la actual prestación y subsidios por desempleo, así como sobre la renta activa de inserción y otros mecanismos de protección aplicados por parte de las comunidades y ayuntamientos, algo a lo que ya se comprometió el PSOE hace tres semanas, pactando otra iniciativa parlamentaria con la federación nacionalista.

Sin embargo, los trabajos de la Ponencia no han concluido, y los diputados se han remitido a una nueva reunión el próximo martes, 6 de octubre, en la que se discutirán el resto de enmiendas de los otros grupos, en particular IU, cuyo ponente, Gaspar Llamazares, no asistió a la reunión de hoy. EL PSOE RECALCA QUE LA AYUDA ES TEMPORAL.

Para la negociación de los próximos días, queda abierta la cuestión de la compatibilidad de estas ayudas y de la renta mínima de inserción autonómicas, asunto que han planteado en sus enmiendas el PP, Izquierda Unida y Unión del Pueblo Navarro. El PSOE quiere hacer énfasis en la unanimidad del acuerdo, por lo que tratará de "convencer" de su posición a las otras tres formaciones. "Esta ayuda temporal y su ley no es lugar para tratar una revisión de la malla social", defiende Membrado.

Una vez se cierre esta fase, la previsión es que la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja apruebe con competencia legislativa plena la iniciativa el 13 de octubre, para su remisión del Senado. "Ahí no se presentarán enmiendas", incidió Echániz, quien explicó que así será la Cámara Alta la que dé el espaldarazo definitivo a la aprobación del texto, sin necesidad de devolverlo al Congreso.

Membrado aseguró que, de esta forma, el texto será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) "entre el tres y el cuatro de noviembre", para que los parados que perdieron su derecho a prestación entre el 1 de enero y el 1 de agosto puedan empezar a solicitar las ayudas "como muy tarde" el 5 de noviembre, un día después de aparecer en el BOE. EN VIGOR DESDE EL 17 DE AGOSTO.

El Gobierno aprobó estas ayudas de 421,79 de euros mensuales (el 80% del IPREM) el pasado 13 de agosto, a instancias de los sindicatos, después de que se constatara la imposibilidad de cerrar un acuerdo con la patronal en el seno del diálogo social, pero limitadas a aquellos desempleados que hubieran perdido su derecho a prestación desde el día uno de ese mismo mes.

La polémica estalló sólo unos días más tarde, el 17 de agosto, cuando la medida entró en vigor y muchos de los desempleados que empezaban a solicitar las ayudas descubrieron que no podían optar a las mismas, por lo que el viernes de esa misma semana, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que modificaría la medida.PACTO EN EL CONGRESO.

Se inició entonces una semana y media de negociaciones entre el Ministerio de Trabajo e Inmigración, sindicatos y grupos políticos para ampliar la cobertura de la ayuda, durante la que Corbacho ofreció inicialmente la fecha del 1 de junio a los representantes de los trabajadores.

No obstante, un día después el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, pactó con ERC, IU, ICV, BNG y Nafarroa Bai, a los que se sumaron CiU, PNV, Coalición Canaria y UPN, la ampliación de la medida y eliminar el límite de una tasa de paro del 17% para su vigencia. Finalmente, en el debate de convalidación de hace dos semanas, el PP votó a favor del decreto y este acuerdo, y sólo UPyD se posicionó en contra.

Ahora en portada

Comentarios