Más del 90% de la plantilla de Lex Nova en Valladolid acepta su traslado al centro navarro en Cizur Menor

Más del 90% de la plantilla de Lex Nova en Valladolid acepta su traslado al centro navarro en Cizur Menor

Así lo han acordado los afectados durante la reunión que la plantilla, integrada por 77 trabajadores, ha mantenido esta mañana en el centro de trabajo y en el que el principal punto del orden del día era someter a votación la oferta que el grupo de capital canadiense trasladó al Comité de Empresa el pasado día 23 de diciembre, tanto para un posible traslado como para la extinción de la relación laboral.

Así, tal y como ha explicado a Europa Press la presidenta del comité, Belén García, la práctica totalidad se ha posicionado a favor del traslado al centro de Cizur Menor, medida que se materializaría el 1 de febrero de 2017. "Hemos intentado que este preacuerdo fuera en las mejores condiciones, aunque no es lo que deseábamos, pues el traslado y el cierre es una medida traumática", ha lamentado García, quien ha recordado que la media de antigüedad de la plantilla es de entre 16 y 20 años.

Aunque la decisión está tomada, la plantilla tiene ahora de plazo hasta el día 12 de enero para comunicar a la empresa su postura definitiva. En cualquier caso, los afectados han demandado a la mercantil que antes les informe por escrito de su remuneración en las nuevas instalaciones y la indemnización a percibir, en el supuesto este último de aquellos que finalmente rechacen el traslado y opten por la rescisión de su contrato.

El preacuerdo, en el caso de los trabajadores que acepten su traslado, incluye el compromiso de la empresa de hacerse cargo de los gastos de mudanza y dos noches de alojamiento en un hotel, así como dos días de permiso retribuidos en enero de 2017 para efectuar las gestiones oportunas, junto con ayudas de 500 euros al alquiler durante un año--la ayuda se elevaría a 575 para el caso de familias numerosas--y de indemnizaciones por traslado de 1.500 euros, que será de 3.000 para familias numerosas, aquellos con hijos menores a su cargo o para hogares en los que entre sólo un sueldo.

Entre las condiciones ofrecidas figuran igualmente tres días al año retribuidos para desplazarse a Valladolid, a disfrutar uno cada cuatro meses, y la garantía de indemnización en caso de ser despedido de forma improcedente antes de los dos próximos años.

Además, se aplicará a los trabajadores trasladados una jornada anual de 1.720 horas, al tiempo que se les respeta la antigüedad.

Por su parte, en el caso de los trabajadores que opten por la rescisión del contrato, la empresa abonará 35 días por año trabajado y un máximo de 24 mensualidades para aquellos con menores a su cargo o sueldo único en su hogar, así como 33 días y un máximo de 22 mensualidades para el resto, mientras que los mayores de 55 años percibirán como indemnización dos mensualidades brutas de salario.

Ahora en portada

Comentarios