Montoro se compromete a bajar en 2018 los impuestos a rentas medias y bajas

El ministro de Hacienda ha asegurado ante el Congreso de los Diputados que esta bajada se incluirá en los PGE de 2018 par que los ciudadanos mejoren su capacidad económica. 

Montoro ha explicado que el Gobierno pretende seguir impulsando la creación de empleo y generar 500.000 puestos al año, además de mejorar la productividad y la competitivdad. 

Te interesa leer: Cada español paga 1.000 euros de más en impuestos por culpa de la corrupción. 

Montoro promete bajar los impuestos a las rentas medias y bajas en los Presupuestos de 2018

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha asegurado este miércoles que el Gobierno bajará los impuestos a las rentas medias y bajas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 para que los ciudadanos mejoren su capacidad económica y hacer más "inclusiva y equitativa" la recuperación económica.

Así lo ha señalado durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en respuesta a una pregunta de la diputada socialista, Adriana Lastra, sobre los planes del Gobierno para que la recuperación económica se acompañe de un reparto más justo de la renta.

Montoro ha explicado que el Gobierno pretende seguir impulsando la creación de empleo y generar 500.000 empleos al año y ha asegurado que a medida que mejore la productividad y la competitividad aumentarán los salarios en el sector público y en el privado. En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo está preparando una subida de salarios en Función Pública acordada con los sindicatos para los Presupuestos de 2018.

[Te interesa leer: Los grandes grupos empresariales solo pagan al Fisco el 7,3% de sus beneficios]

Asimismo, ha añadido que el reparto más justo de la renta también se produce a través del fortalecimiento del Estado de bienestar, con 14 millones de personas cobrando rentas públicas, así como bajando los impuestos a las rentas más bajas en las cuentas públicas del próximo año que el Gobierno aprobará el 22 de septiembre en el Consejo de Ministros.

"Estamos rebajando con otras formaciones políticas para que los ciudadanos puedan mejorar su capacidad económica, para hacer más inclusiva y equitativa la recuperación económica que nadie niega, ni siquiera ustedes porque no pueden hacer frente a esa realidad", ha respondido Montoro a Lastra.

Igualmente, ha espetado a la diputada socialista que el Gobierno de Mariano Rajoy está recuperando la destrucción de 3,5 millones de empleos generada por las políticas de empleo del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, algo que "no existe en ninguna parte de Occidente pero lo consiguió el PSOE con políticas que solo servían para que se destruyeran cientos de miles de puestos de trabajo".

El titular de Hacienda ha garantizado que a final de la legislatura habrá prácticamente 20 millones de personas trabajando, las mismas que en el año 2007 pero con "más riqueza nacional". "En los próximos PGE bajarán los impuestos a las rentas medias-bajas de este país", ha reiterado.El PSOE ve precarización 

Por su parte, la diputada socialista ha señalado que "nadie niega la recuperación", pero ha criticado que la reforma laboral ha servido para crear "empleos precarios con salarios básicos" en cinco años y medio desde su puesta en marcha.

Lastra ha denunciado que el salario del 40% de trabajadores que menos ganan ha disminuido y que se ha reducido el peso de los salarios sobre el PIB, mientras que ha aumentado el de las rentas de capital, por lo que el incremento de productividad "no se ha visto traducido en un aumento de salarios pero sí en beneficios empresariales".

[Te interesa leer: Montoro se vuelve socialdemócrata y pide a las empresas que paguen más impuestos]

En esta línea, ha apuntado que los trabajadores que ingresan en el mercado laboral cobran en la actualidad un 25% menos que el resto de empleados, a lo que se suma que el 10% de los trabajadores "no tienen para pagar la cesta de la compra".

En 2012 los trabajadores con una renta inferior al 60% de la media representaban el 10,8%, mientras que en 2015 alcanzaban el 13,1%, un nivel solo superado por Rumanía y Grecia en la UE, según Lastra, quien considera que "esto no es un éxito". "No es una cuestión de la coyuntura económica, es su modelo el de los salarios bajos, precarización y de convertir buenos empleos en empleos precarizados", ha censurado.

Ahora en portada

Comentarios