El alcalde dice que la decisión sobre Solvay es "un mazazo" a la economía de Torrelavega y comarca

El alcalde de Torrelavega, el socialista José Manuel Cruz Viadero, ha calificado como "mazazo para la economía de Torrelavega y su toda la comarca" la decisión del Gobierno de Cantabria de denegar la ampliación de plazo solicitado por la empresa Solvay para adecuar sus procesos productivos de cloro de la planta de Barreda a la normativa europea que prohíbe, a partir de diciembre de 2017, la utilización de la técnica de mercurio.

El alcalde dice que la decisión sobre Solvay es "un mazazo" a la economía de Torrelavega y comarca

A preguntas de la prensa, el alcalde ha expresado la "gran preocupación" del equipo de Gobierno PSOE-PRC por la repercusión que puede tener esta medida --dada a conocer ayer por el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y que supondría el cierre de la producción de cloro el próximo 11 de diciembre-- en el empleo de Torrelavega y la comarca del Besaya por la "eventual pérdida de puestos de trabajo para cien familias, entre empleos directos e indirectos".

Cruz Viadero ha trasladado el "apoyo incondicional" del Ayuntamiento al comité de empresa y por tanto a los trabajadores de la planta de cloro y de toda Solvay, así como a la Dirección, "que sabemos el esfuerzo que está haciendo por tratar de salvar estos puestos de trabajo".

En este sentido, ha reiterado la disposición del equipo de Gobierno a "colaborar hasta donde llegan nuestras posibilidades" para "reconducir la situación y evitar el cierre no deseado de la planta de cloro", que además de crear empleo, iba a suponer una inversión de 50 millones, ha recordado.

Ante este panorama, el alcalde ha reconocido que la situación es "complicada" aunque "no imposible de sacarla adelante".

Al respecto, ha dicho que espera que tanto el Gobierno central como el regional hagan "el máximo esfuerzo", junto con la Dirección de Solvay, para alcanzar acuerdos, para que se realice la inversión y los puestos de trabajo "no se pierdan".

El regidor ha explicado que el Ayuntamiento había "dado todos los pasos para conceder la licencia", a falta de las autorizaciones del Gobierno de Cantabria, y ha reiterado su disposición ha hacer "todo lo que sea posible para reconducir la situación".

ESPERANZA DE ESTRADA

Por su parte, el primer teniente de alcalde, el regionalista Javier López Estrada, ha comenzado su intervención asegurando que tanto el Gobierno de Cantabria como el Ayuntamiento de Torrelavega están "en el mismo barco", y en la capital del Besaya saben que tanto la Consejería socialista de Medio Ambiente, como la Consejería regionalista de Industria, han intentado "poner las mayores facilidades a este proyecto y no ha sido posible".

"Pero estamos esperanzados porque lo que se ha puesto en tela de juicio es la continuidad de un proceso de fabricación de cloro antiguo, pero la empresa adquiere la planta para hacer un cambio de tecnología", ha recordado en relación a la portuguesa CUF.

Por eso, desde el Ayuntamiento "esperamos y soñamos" que el Gobierno de Cantabria, Solvay y CUF, con apoyo municipal, "sean capaces de la puesta en marcha de la transformación del proceso industrial para que los 59 puestos de trabajo directos sean una realidad en 2019".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios