La Cámara pide por unanimidad medidas para evitar cierre de pymes y despidos tras el conflicto de examinadores

El pleno del Parlamento gallego ha pedido, por unanimidad de los grupos, el impulso de medidas fiscales y económicas para evitar el cierre de pequeñas y medianas empresas y el despido de trabajadores tras el conflicto de los examinadores de tráfico.

La iniciativa, del BNG, apoyada tanto por En Marea y PSOE como por el PP, demanda a la Xunta una evaluación con los sectores afectados del impacto de la crisis y quiere que el Gobierno gallego se dirija al central para reclamarle "atención y negociación" con los trabajadores del personal examinadores "de cara a buscar un consenso".

Por último, en un tercer punto, esta proposición no de ley aprobada en la Cámara autonómico también insta al Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo a demandar la transferencia de las competencias en materia de tráfico y seguridad vial.

Los nacionalistas también pretendían que se pidiera la transferencia de las competencias en seguridad pública, pero eliminar este aspecto fue el requisito de los populares para dar su respaldo a la propuesta.

La diputada del Bloque Noa Presas ha sido la encargada de defender un texto que ha inscrito en el contexto de una huelga secundada de manera elevada en Galicia, y sobre la que David Cal (En Marea) ha opinado que "no había necesidad de llegar hasta aquí".

El socialista Raúl Fernández, por su parte, ha lamentado la situación de "desamparo" de los examinadores por parte de la Dirección General de Tráfico.

Mientras, la popular Julia Rodríguez ha rechazado que haya "ni pasividad ni indiferencia" por parte del Gobierno y ha mostrado su "conformidad" con respecto a los puntos que finalmente han salido adelante.

Ahora en portada

Comentarios