La Generalitat quiere solucionar la huelga en el Prat con una subida de 200€ al mes

El comité de huelga avanza que ve muy difícil que este martes se logre un acuerdo; piden un incremento salarial de 350 euros frente a la oferta de la dirección, que es de 155. 

La Generalitat ha planteado hoy a la empresa y al comité de huelga de Eulen una propuesta con mejoras laborales y salariales, que aumenta hasta 200 euros mensuales el sueldo. 

Te interesa leer: Los independentistas aprovechan las colas en El Prat para hacer propaganda

La cuarta jornada de reuniones entre Aena, Eulen y trabajadores pondrá el foco en los salarios
La cuarta jornada de reuniones entre Aena, Eulen y trabajadores pondrá el foco en los salarios

La cuarta jornada de reuniones entre Aena, Eulen --empresa encargada del control de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat-- y trabajadores, con la mediación de la Generalitat, ha arrancado pasadas las 9.00 horas con el foco puesto en los salarios. 

En declaraciones a los medios antes de entrar en la Conselleria de Trabajo, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha explicado que durante las reuniones de este martes se ahondará en las reclamaciones económicas de los trabajadores -- que este lunes no se trataron--, que piden un incremento salarial de 350 euros frente a la oferta de la dirección de la compañía, que es de 155 euros.

"Pedimos 350 euros y 100 vigilantes más, y Eulen nos propone 155 euros y 21 vigilantes", ha criticado, y ha añadido que no entiende cómo la dirección pone encima de la mesa este incremento de personal, que para Giménez es insuficiente. 

Por ello, se ha mostrado cauto y ha pedido esperar a los cuadrantes que presentará Eulen para mostrar cómo organizará a los 21 nuevos empleados que ha propuesto y que deben cubrir las exigencias de los trabajadores.

Por su parte, la Generalitat ha planteado hoy a la empresa y al comité de huelga de Eulen una propuesta con mejoras laborales y salariales, que aumenta hasta 200 euros mensuales el sueldo de los trabajadores. Difícil el acuerdo

El asesor del comité de huelga también ha avanzado que ve muy difícil que este martes se logre un acuerdo y ha emplazado a los medios a esperar a la asamblea que se celebrará el jueves, "que será para informar a los trabajadores y para decidir si se toman más medidas, y no para llevar ningún acuerdo definitivo".

"Seguramente mañana nos volvamos a reunir", ha adelantado antes de iniciar la cuarta jornada de negociaciones.

A la reunión de mediación de este martes ha asistido, por parte de Aena, la directora del Aeropuerto de Barcelona, Sonia Corrochano; el comité de huelga de Eulen y una representación de la dirección de la compañía.

Por su parte, y desde la Generalitat, han participado el secretario general de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Josep Ginesta, y el director de relaciones laborales, Enric Vinaixa.

Hasta el viernes los trabajadores de Eulen no volverán a convocar una huelga parcial en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, de manera que hasta entonces se pueden alargar las negociaciones.Colas rápidamente disueltas

Los controles de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona han amanecido hoy con largas colas de hasta una hora de espera, entre las 5 y las 5:30 horas, que se han deshecho rápidamente antes de las 7:00 horas, en un día en que no están convocados paros en El Prat.

De este modo, se ha repetido el guión de las últimas dos semanas desde que empezó el conflicto entre la dirección de Eulen, la empresa encargada de estos controles, y sus trabajadores, que reclaman mejores condiciones laborales y salariales.

La cuarta jornada de reuniones entre Aena, Eulen --empresa encargada del control de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat-- y trabajadores, con la mediación de la Generalitat, ha arrancado pasadas las 9.00 horas con el foco puesto en los salarios. 

En declaraciones a los medios antes de entrar en la Conselleria de Trabajo, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha explicado que durante las reuniones de este martes se ahondará en las reclamaciones económicas de los trabajadores -- que este lunes no se trataron--, que piden un incremento salarial de 350 euros frente a la oferta de la dirección de la compañía, que es de 155 euros.

"Pedimos 350 euros y 100 vigilantes más, y Eulen nos propone 155 euros y 21 vigilantes", ha criticado, y ha añadido que no entiende cómo la dirección pone encima de la mesa este incremento de personal, que para Giménez es insuficiente. 

Por ello, se ha mostrado cauto y ha pedido esperar a los cuadrantes que presentará Eulen para mostrar cómo organizará a los 21 nuevos empleados que ha propuesto y que deben cubrir las exigencias de los trabajadores.

Por su parte, la Generalitat ha planteado hoy a la empresa y al comité de huelga de Eulen una propuesta con mejoras laborales y salariales, que aumenta hasta 200 euros mensuales el sueldo de los trabajadores. Difícil el acuerdo

El asesor del comité de huelga también ha avanzado que ve muy difícil que este martes se logre un acuerdo y ha emplazado a los medios a esperar a la asamblea que se celebrará el jueves, "que será para informar a los trabajadores y para decidir si se toman más medidas, y no para llevar ningún acuerdo definitivo".

"Seguramente mañana nos volvamos a reunir", ha adelantado antes de iniciar la cuarta jornada de negociaciones.

A la reunión de mediación de este martes ha asistido, por parte de Aena, la directora del Aeropuerto de Barcelona, Sonia Corrochano; el comité de huelga de Eulen y una representación de la dirección de la compañía.

Por su parte, y desde la Generalitat, han participado el secretario general de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Josep Ginesta, y el director de relaciones laborales, Enric Vinaixa.

Hasta el viernes los trabajadores de Eulen no volverán a convocar una huelga parcial en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, de manera que hasta entonces se pueden alargar las negociaciones.Colas rápidamente disueltas

Los controles de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona han amanecido hoy con largas colas de hasta una hora de espera, entre las 5 y las 5:30 horas, que se han deshecho rápidamente antes de las 7:00 horas, en un día en que no están convocados paros en El Prat.

De este modo, se ha repetido el guión de las últimas dos semanas desde que empezó el conflicto entre la dirección de Eulen, la empresa encargada de estos controles, y sus trabajadores, que reclaman mejores condiciones laborales y salariales.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios